November 23, 2021
De parte de La Haine
2,414 puntos de vista

El bolivarianismo consolid贸 este domingo su poder en Venezuela al ganar en 20 de los 23 estados del pa铆s, adem谩s de Caracas, en las elecciones regionales donde la derecha pag贸 cara su falta de unidad, y en las que vot贸 el 41,8 % del padr贸n -10 por ciento m谩s que la registrada en los comicios de diciembre 2020- y que, por primera vez en 15 a帽os, contaron con una Misi贸n de Observaci贸n Electoral de la Uni贸n Europea, Naciones Unidas y el Centro Carter .

Seg煤n los analistas, de haber logrado la unidad, la derecha pudo estar cerca de la victoria en al menos tres estados m谩s, pero cinco a帽os llamando a la abstenci贸n instal贸 la desconfianza en buena parte de la ciudadan铆a.

El oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) obtuvo victorias en los estados Amazonas (40.16 por ciento), Anzo谩tegui (45.98), Apure (43.33), Aragua (51.76), Barinas (42.10), Carabobo (54.94), Delta Amacuro (59.95), Falc贸n (43.39), Gu谩rico (47.07), La Guaira (50.12), Lara (45.91), M茅rida (40.42 por ciento), Miranda (48.19), Monagas (45.59), Portuguesa (45.78), Sucre (46.), T谩chira (41.03), Trujillo (41.48) y Yaracuy (45.89 por ciento).

Las derechas del pa铆s ganaron en tres estados, de los cuales dos fueron para la Mesa de la Unidad Democr谩tica (MUD) 鈥 Cojedes (48.52 por ciento) y Zulia (56.90 por ciento- ), y la Gobernaci贸n de Nueva Esparta por Fuerza Vecinal (42.56 por ciento).

鈥淟as fuerzas revolucionarias hemos ganado 21 de 24. Buen triunfo, buena victoria, buena cosecha, producto del trabajo perseverante, producto de llevar la verdad con rectitud a todas las comunidades鈥, dijo el presidente Nicol谩s Maduro, quien asegur贸 que la jornada electoral transcurri贸 sin incidentes. 

Sobre los tres candidatos de derecha, Jos茅 Gal铆ndez , Manuel Rosales y Morel Rodr铆guez, que ganaron en los estados Cojedes, Zulia y Nueva Esparta, expres贸 que espera poder trabajar con ellos a trav茅s del dialogo y el entendimiento, para realizar planes de acci贸n en conjunto en beneficio de las comunidades. Anunci贸 que en los pr贸ximos d铆as convocar谩 el Consejo de Gobierno en el que espera la asistencia de los tres opositores.

Se espera que luego de las elecciones puedan existir anuncios sobre los di谩logos con la derecha suspendidos en M茅xico. Maduro afirm贸 que los mismos fueron suspendidos porque EEUU le clav贸 una pu帽alada por la espalda al di谩logo, y que no hay condiciones para instalarlo todav铆a porque tienen que responder por ese secuestro (el de Alex Saab, empresario colombiano y diplom谩tico venezolano extraditado de Cabo Verde a Miami). 鈥淐uando haya condiciones lo anunciaremos de esa forma al pa铆s鈥, a帽adi贸.

Las elecciones

Compitieron 70 mil 244 candidatos, de los cuales 329 se disputar谩n las gobernaciones, 4 mil 462 las alcald铆as y 65 mil 463 los consejos legislativos y concejos municipales. Adem谩s, participan 37 organizaciones de partidos nacionales, 41 regionales, tres nacionales ind铆genas y seis regionales ind铆genas, en elecciones est谩n signadas por el regreso de la observaci贸n internacional y la participaci贸n de todas las oposiciones.

Se instalaron 14 mil 262 centros de votaci贸n y 30 mil 206 mesas, en un proceso en el que participan 87 organizaciones pol铆ticas de todas las tendencias, con m谩s de 70 mil candidaturas. M谩s de 300 personas de 55 pa铆ses participaron como observadores internacionales.

Tras d茅cadas de profunda polarizaci贸n, la pol铆tica ha dejado de ser una de las principales preocupaciones de la gente y la dolarizaci贸n de facto y la apertura econ贸mica han permitido mitigar la crisis, activar la producci贸n y aliviar, parcialmente, las necesidades urgentes.

Estaba claro que, por la desunii贸n y por los desniveles en la contienda, la primera fuerza pol铆tica del pa铆s fue y ser谩 el chavismo. Pero sirvieron m谩s como una suerte de primarias, una medici贸n de fuerzas, dentro de cada sector, ya que tanto el chavismo como la derecha llegaron divididos, afectados por una serie de inhabilitaciones, intervenciones y proscripciones y decenas de candidaturas frustradas por fallos judiciales.

La renovaci贸n en mayo de los rectores en el Consejo Nacional Electoral (CNE), algunos compromisos establecidos en el proceso de negociaci贸n entre gobierno y derecha en M茅xico y la observaci贸n electoral internacional mostraron una transici贸n democr谩tica. Y en el 谩mbito electoral, tras varias auditor铆as y procesos de tecnificaci贸n, hubo una votaci贸n segura, protegida y secreta, sin discusiones.

Las elecciones contaron con la observaci贸n de misiones de la Uni贸n Europea, Naciones Unidas y del Centro Carter, una organizaci贸n especializada en procesos electorales. Desde las legislativas de 2015, en las que gan贸 la derecha, la observaci贸n de entes neutrales internacionales se hab铆a reduciendo hasta desaparecer, pero ahora estos organismos se .mostraron medianamente satisfechos. Hoy la derecha cuenta con dos de los cinco rectores del CNE

La otra gran diferencia de estas elecciones con las anteriores fue que la derecha, que desde 2018 no reconoc铆a a Maduro como presidente, volvi贸 al juego electoral. Obviamente, no es la misma derecha, ya que hay nuevos partidos y nuevos candidatos. Tampoco es toda la derecha, porque a煤n existen peque帽as agrupaciones que llaman a la abstenci贸n, como el ala de Voluntad Popular que lidera el olvidado Juan Guaid贸.

Los expertos ven las elecciones como un referendo sobre el ala radical de la derecha que lidera Guaid贸, aun considerado por varios pa铆ses como el presidente interino de Venezuela y cuyo liderazgo est谩 cada vez m谩s cuestionado. 芦La derecha que participa busca asentarse como la verdadera derecha, la que realmente puede generar cambios al pa铆s禄, dice Luis Vicente Le贸n, encuestador muy pr贸ximo a la derecha.

En la oposici贸n al chavismo hasta ahora tuvo m谩s fuerza la rama que promet铆a una insurrecci贸n o un cambio abrupto de gobierno, pero ahora esa disponibilidad de apoyo instant谩neo al cambio repentino se ha desinflado. Esta vez, la derecha no prometi贸 el fin del gobierno de Maduro ni bas贸 su causa en la indignaci贸n contra el chavismo.

El problema es que los opositores no lograron unirse, fueron divididos en dos o tres alianzas muy diversas. Esto ser谩 clave para el desaparecido liderazgo de Guaid贸, para el proceso de negociaci贸n con Maduro en M茅xico, que debe reanudarse en enero, y para las venideras elecciones. Las presidenciales ser谩n en 2024 y existe la posibilidad, si bien remota, de que se active un referendo revocatorio en 2022.

CLAE




Fuente: Lahaine.org