March 9, 2021
De parte de Nodo50
367 puntos de vista


Es algo que sucede muy a menudo y a mucha gente. Y es que la palabra socialismo todav铆a se le atraganta a demasiadas personas que, les guste o no, pertenecen a la clase obrera; ni que decir tiene la palabra comunismo. Pero lo cierto es que autoproclamarse feminista y, a la vez, no cuestionar ni combatir el capitalismo es un contrasentido.
Sencillamente, el ninguneo y el mal trato que padece la mujer, en toda su dimensi贸n y en todos los sentidos, es consecuencia directa del mencionado sistema. El capitalismo no fue dise帽ado para buscar la igualdad entre las personas; tampoco para propiciarla entre hombres y mujeres. Como dijera Karl Marx, el capitalismo naci贸 chorreando sangre y lodo por todos los poros. Y lleg贸 para que unos pocos par谩sitos y canallas vivan muy bien a costa del trabajo y el sufrimiento de much铆simas personas.

En cambio el socialismo, con todas sus contradicciones, ya que no es un sistema acabado, sino transitorio hacia el comunismo (donde definitivamente dejan de existir las clases sociales), las desigualdades entre el g茅nero femenino y masculino van desapareciendo de manera notable a medida que se va avanzando. La raz贸n es muy sencilla: a medida que se avanza, en el socialismo se van reduciendo las desigualdades entre las personas y, por ende, entre las mujeres y los hombres.
No hace falta ser muy inteligente para darse cuenta, pues, de que quienes defienden de manera consciente el capitalismo y, en d铆as se帽alados como el de hoy (8 de Marzo), nos sermonean acerca de la igualdad de g茅nero, son unos farsantes.
Luchemos, consigamos la igualdad entre las personas y habremos conseguido la igualdad entre las mujeres y los hombres.
隆Que no nos vengan con cuentos! Quienes de manera interesada se niegan a eliminar de manera efectiva las clases sociales, tambi茅n se niegan a que, como debe de ser, las mujeres y los hombres vivamos en id茅nticas condiciones.



Fuente: Baragua.wordpress.com