August 26, 2021
De parte de CGT-LKN Euskal Herria
189 puntos de vista

Carta del Encuentro de organizaciones por la memoria hist贸rica y de v铆ctimas del franquismo

El ministro F茅lix Bola帽os, en su comparecencia del pasado 20 de julio en la que present贸 el Proyecto de Ley de Memoria Democr谩tica, coment贸 que, al menos hasta diciembre de 2020, la Administraci贸n General del Estado hab铆a dedicado a reparaciones econ贸micas a las v铆ctimas de la guerra y el franquismo, la cantidad de 21.749 millones de euros siendo 608.000 los 鈥渂eneficiarios鈥.

La cifra llama la atenci贸n porque hasta el momento, que se sepa, el Estado no ha cuantificado el n煤mero total de v铆ctimas del franquismo. Han pasado 85 a帽os desde el golpe de estado franquista y 44 de las primeras elecciones democr谩ticas, y su n煤mero sigue siendo absolutamente desconocido porque en todos estos a帽os ning煤n organismo de la Administraci贸n las ha cuantificado en todas sus modalidades, y por tanto tampoco en su totalidad, tal como corresponder铆a a un Estado de Derecho

Conocemos algunas cifras gracias a las investigaciones de historiadores, periodistas, antrop贸logos y, tambi茅n, de las organizaciones de memoria hist贸rica. Y, desde luego, exceden en mucho a la cifra mencionada por el ministro:

  • 270.000 personas encarceladas en 1939(La cifra de reclusos superaba los 300.000 en abril de 1939)(1)En 1943 se cre贸 el Servicio de Libertad Vigilada que sigui贸 vigilando a los que se liberaban . El control sobre el excarcelado y su entorno era completo. Los pueblos se convirtieron en la prolongaci贸n del espacio carcelario.
  • Sabemos que en la recta final de la guerra hab铆a cerca de 90.000 personas en batallones de trabajo forzado del sistema concentracionario. En posguerra oscilaron entre los 30.000 y los 50.000 hasta finalizar 1942. Las cifras totales no pueden conocerse a煤n por problemas de fuentes.
  • 150.648 civiles asesinados, desde 1936 a 1945, debidas a las pr谩cticas violentas desencadenadas por los sublevados. (2) Sin contar a las cientos de personas que fueron asesinadas con la aplicaci贸n de los Bandos de Guerra y que siguen sin estar registradas.
  • M谩s de 500.000 personas huyeron de Espa帽a hacia el exilio. Unas 9.200 fueron encerradas en campos de concentraci贸n nazis, de las que solo 3.539 sobrevivieron.
  • Innumerables v铆ctimas como consecuencia del robo de beb茅s durante toda la dictadura y hasta bien entrada la democracia.
  • M谩s de 300.000 expedientes de responsabilidades pol铆ticas en Espa帽a que significaron p茅rdida total o parcial de bienes, multas , destierros e incluso p茅rdida de la nacionalidad. (3)

A esto habr铆a que a帽adir la 鈥渧iolencia sexuada鈥: el n煤mero de mujeres violadas, peladas al cero, obligadas a beber aceite de ricino y paseadas para su escarnio y humillaci贸n, incluso a ni帽as.

Las viudas y hu茅rfanos que quedaron desprotegidos y abandonados a su suerte durante cuarenta a帽os a quienes se les ocult贸 la ubicaci贸n de las fosas, o se les prohibi贸 llevar flores , hacer p煤blico el duelo y vestir de luto.

Las personas a quienes los franquistas robaron sus tierras, propiedades, empresas. Las multas gubernativas y judiciales a las que tuvieron que hacer frente las personas que sufrieron detenciones ilegales y sus familiares, as铆 como quienes sufrieron detenci贸n y c谩rcel por su orientaci贸n sexual, etnia, religi贸n,鈥 La cifra de v铆ctimas del franquismo es enorme porque dur贸 40 a帽os y ejerci贸 en todo momento una dura represi贸n.

Las decenas de miles de personas detenidas, torturadas y encarceladas por luchar por los derechos democr谩ticos y contra la dictadura.

En noviembre de 1938 Franco hizo unas declaraciones al Daily Express se帽alando: 鈥淭enemos m谩s de dos millones de fichas personales con pruebas de sus cr铆menes, nombres y testigos鈥 En 1944 el Servicio de Informaci贸n y Polic铆a Militar lo elev贸 a tres millones. Parece que los franquistas s铆 ten铆an cuantificado el n煤mero de v铆ctimas. Parece que los fascistas s铆 ten铆an claro el n煤mero de sus v铆ctimas.

Cierto es que a partir de 1979 se fueron aprobando leyes y decretos que intentaban compensar econ贸micamente a algunas de las v铆ctimas del franquismo. Sin embargo, el acceso a todas estas prestaciones depend铆a de que se pudiera justificar oficialmente el derecho a las mismas, lo que supuso un verdadero problema para muchas de las v铆ctimas que tuvieron que recorrer archivos, registros, c谩rceles,鈥 sin saber muy bien c贸mo y d贸nde buscar. Y muchas otras v铆ctimas quedaron fuera de estas compensaciones econ贸micas porque no pudieron acreditar la muerte de su familiar al haberse tratado de asesinatos extrajudiciales, con la aplicaci贸n de los Bandos de Guerra.

Adem谩s, ser铆an incontables las renuncias de las v铆ctimas a presentar cualquier solicitud, a finales de los 70, dada la desconfianza hacia la temida administraci贸n franquista a煤n intacta y los a帽os de terror psicol贸gico acumulados. No resultaba f谩cil 鈥渄esnudar鈥 el pasado ante funcionarios de un Estado que les hab铆a perseguido durante 40 a帽os, sin las garant铆as de un apoyo emocional o el asesoramiento t茅cnico adecuados. S贸lo con valor, apoyo humano, informaci贸n adecuada o conocimiento de la administraci贸n, podr铆an afrontar aquella incierta y todav铆a arriesgada solicitud. Y esto era una criba para la mayor铆a.

Al se帽or Bola帽os le recordamos que en la Resoluci贸n 60/147 aprobada por la Asamblea General el 16 de diciembre de 2005 sobre 鈥淧rincipios y directrices b谩sicos sobre el derecho de las v铆ctimas de violaciones manifiestas de las normas internacionales de derechos humanos y de violaciones graves del derecho internacional humanitario a interponer recursos y obtener reparaciones鈥 se establece claramente que la reparaci贸n plena y efectiva, seg煤n se indica en los principios 19 a 23, contiene las siguientes prestaciones: restituci贸n, indemnizaci贸n, rehabilitaci贸n, satisfacci贸n y garant铆as de no repetici贸n. La indemnizaci贸n ha de concederse, de forma apropiada y proporcional a la gravedad de la violaci贸n y a las circunstancias de cada caso, por todos los perjuicios econ贸micamente evaluables que sean consecuencia de violaciones manifiestas de las normas internacionales de derechos humanos o de violaciones graves del derecho internacional humanitario, tales como los siguientes: el da帽o f铆sico o mental; la p茅rdida deoportunidades, en particular las de empleo, educaci贸n y prestaciones sociales; los da帽os materiales y la p茅rdida de ingresos, incluido el lucro cesante; los perjuicios morales; los gastos de asistencia jur铆dica o de expertos, medicamentos, servicios m茅dicos y servicios psicol贸gicos y sociales.

La rehabilitaci贸n ha de incluir la atenci贸n m茅dica y psicol贸gica, as铆 como servicios jur铆dicos y sociales鈥. Queda mucho que hacer para que la reparaci贸n de las v铆ctimas del franquismo sea una realidad.

En definitiva, la reparaci贸n econ贸mica de las v铆ctimas del franquismo no es un hecho real a d铆a de hoy. Las cifras facilitadas hasta el momento dejan en absoluta evidencia a quienes las presentan como garant铆a de tal reparaci贸n y constituyen un insulto y de nuevo una revictimizaci贸n a las personas represaliadas y a sus familias. El derecho a la reparaci贸n sigue siendo escamoteado incluso en el Proyecto de Ley de Memoria Democr谩tica. Queda mucho por hacer y las asociaciones del Encuentro por la Memoria estamos dispuestas a seguir luchando hasta conseguirlo.

20 de agosto de 2021.

Fuente

Share



Fuente: Cgt-lkn.org