January 26, 2023
De parte de SAS Madrid
1,729 puntos de vista

En Catalunya hay centenares de profesionales a las que, tras resolverse en diciembre de 2022 un proceso de oposiciones iniciado en 2018, se les ha otorgado una plaza en una especialidad que no es la que les corresponde; es uno de los motivos de la huelga del colectivo.

Paula Armengol es enfermera comunitaria en un Centro de Atenci贸n Primaria (CAP) de una comarca cercana a Barcelona. Hace doce a帽os que ese consultorio es su hogar profesional y se ha llegado a conocer las historias e historiales de m谩s de 1.800 pacientes, que son los que la tienen como enfermera de referencia. Pero toda esa gente que conf铆a en Armengol pronto deber谩 prescindir de ella.

Despu茅s de a帽os encadenando contratos temporales y un largo proceso de interinaje, Armengol se traslada a otro centro tras haber aprobado unas oposiciones. Conseguir un puesto fijo en el sector sanitario catal谩n, el que tiene el porcentaje m谩s alto de interinidad de todo el pa铆s (alcanza al 64% de los trabajadores), deber铆a ser una buena noticia. Pero para Armengol es “un castigo”.

Esta enfermera de 54 a帽os ha dedicado toda su carrera a la sanidad comunitaria y se ha formado para ello, pero a煤n as铆, su plaza fija se halla en un 谩mbito totalmente diferente al que conoce. Armengol deber谩 pasar a trabajar al hospital de Can Ruti, a m谩s de una hora de su lugar actual de trabajo, donde las tareas que deber谩 realizar “no tienen nada que ver” con las que hace actualmente, se lamenta.

En el CAP, su funci贸n se basa en hacer un seguimiento asistencial a los pacientes que, a menudo, se extiende a diversos miembros de la familia; a hacer tareas de prevenci贸n y, casi, a ejercer como agente socioeducativo. En cambio, las tareas de una enfermera en un hospital dejan de lado el seguimiento continuo del paciente y se cambian por intervenciones m谩s puntuales que pueden ir desde atenci贸n en una UCI a cuidados agudos.

Este cambio de trayectoria profesional afecta a 180 profesionales s贸lo en la regi贸n sanitaria de Barcelona y est谩 generando angustia e incerteza entre las enfermeras. “Es como si a un dermat贸logo lo pones de ginec贸logo. Eso que ser铆a inimaginable con los m茅dicos, 驴por qu茅 nos lo hacen a nosotras?”, explica Armengol, que a帽ade que “si hay especialidades es por algo”.

Esta enfermera est谩 sufriendo episodios de angustia, que se acrecientan a medida que se acerca la fecha de su cambio de carrera, el 1 de febrero. “No tengo los conocimientos necesarios para trabajar a un hospital, no s茅 hacerlo. No soy temeraria y no quiero hacer lo que no s茅 hacer porque no quiero poner en riesgo al paciente. Durante toda mi carrera he podido ir a dormir tranquila y no quiero que eso cambie ahora”, explica Armengol, que durante la entrevista irrumpe en el llanto.

Unas oposiciones que tardaron cuatro a帽os en resolverse

Las enfermeras est谩n en huelga en Catalunya del 24 al 26 de enero. Sus reclamaciones se basan en mejoras laborales, pero tambi茅n reivindican “un mayor respeto a la profesi贸n”, tal como expresa Ester Gim茅nez, presidenta de la Asociaci贸n de Enfermer铆a Familiar y Comunitaria de Catalunya (AIFICC por sus siglas en catal谩n).

La falta de profesionales es cr贸nica en todo el sistema sanitario y, en el caso de la enfermer铆a, se nota en cuestiones como la que afecta a Paula Armengol, ya que se destinan profesionales a lugares sin tener en cuenta sus especialidades. “Necesitamos m谩s enfermeras en puestos de decisi贸n, porque de ser as铆 no se dar铆an casos como este”, explica Gim茅nez, que asegura que hay muchos profesionales que “no pueden garantizar hacer un buen trabajo en estas condiciones”.

El traslado de Armengol se enmarca en un proceso de oposiciones muy anterior al que se anunci贸 en 2021, de la mano del llamado ‘Icetazo’, el proceso de estabilizaci贸n de la funci贸n p煤blica que, en Catalunya, afecta a 59.000 profesionales. Las oposiciones a las que se present贸 Armengol se remontan a 2018, cuando el Departament de Salut convoc贸 unas oposiciones a las que se presentaron 17.000 profesionales sanitarios, entre los que se encontraron matronas, fisioterapeutas, enfermeras, auxiliares de enfermer铆a y personal administrativo. Las 9.100 personas que aprobaron (entre ellas, 3.300 enfermeras) estuvieron esperando m谩s de cuatro a帽os a que se finalizara el proceso de oposiciones y no fue hasta el 28 de diciembre del pasado 2022 cuando enfermeras como Armengol supieron su destino.

“驴De qu茅 nos sirve que nos aplaudieran en los balcones?”

Ella se present贸 a las oposiciones para poner fin a “doce a帽os de inestabilidad”. Cuando entr贸 a trabajar como enfermera en el que es ahora su CAP pas贸 siete a帽os encadenando contratos temporales. “Alguno de ellos duraba d铆as”, explica. Despu茅s de eso, estuvo cinco a帽os como interina y, cuando la Generalitat convoc贸 estas oposiciones en 2018, se present贸 en vistas de poder regularizar su situaci贸n.

“Es una verg眉enza que tardaran cuatro a帽os en saberse los resultados de las pruebas, y m谩s siendo as铆”, se lamenta Armengol. Esta enfermera se refiere al hecho de que, el d铆a despu茅s de adjudicarle su nueva plaza, la Generalitat convocara otro proceso de estabilizaci贸n, esta vez s铆 en el marco del ‘Icetazo’, que resolver谩 las primeras plazas en funci贸n de un concurso de m茅ritos, no de un examen de oposiciones.

“Es un proceso excesivamente amable, muy ofensivo para aquellos que ya hemos superado unas oposiciones. Seguramente, si las hubiera suspendido, s贸lo con los m茅ritos me podr铆a quedar en la plaza que tengo ahora”, se lamenta Armengol. Ante esta “impotencia”, los y las enfermeras que se encuentran en esta situaci贸n se han organizado en un colectivo de afectadas para gestionar la interlocuci贸n con el Instituto Catal谩n de la Salud, responsable de gestionar el personal sanitario.

Pero, seg煤n denuncian, la comunicaci贸n “se ha basado en mails”, a pesar de que han pedido muchas reuniones que nunca les han aceptado. Preguntados por este tema, desde el ICS no han contestado a las preguntas de este medio y se han remitido informaci贸n relativa al proceso de oposiciones. “La direcci贸n del ICS es consciente de que no todo el mundo, aunque s铆 la gran mayor铆a, puede escoger el 谩mbito deseado. Las direcciones de personal est谩n revisando las comisiones solicitadas para mantener la idoneidad de los lugares de trabajo”, se帽alan. A pesar de que explican que en estas oposiciones, a diferencia de lo que pasaba en las anteriores, s铆 se ha intentado garantizar la continuidad en el centro, no han respondido cu谩ntas personas se encuentran en la situaci贸n de Armengol.

Seg煤n afirman las enfermeras, esta es la misma respuesta que han recibido ellas por parte del ICS. Una respuesta que no satisface las inquietudes del colectivo que, por ejemplo, reclama saber si habr铆a penalizaciones para aquellos profesionales que decidan renunciar a la plaza obtenida y presentarse al concurso de m茅ritos del proceso de estabilizaci贸n que hay ahora en marcha. “No quiero ir a un hospital. No puedo y no quiero poner en riesgo a ning煤n paciente. Este trabajo es mi vida, pero me planteo muy seriamente dejar la profesi贸n. La cosa es que tengo 54 a帽os. 驴D贸nde voy a ir?”, se pregunta Armengol.

Paula Armengol no es el nombre real de esta enfermera. Ha pedido que se la identifique con un alias para que no se la relacione con la cr铆tica que hace de la situaci贸n. “Estamos muy desamparadas porque las enfermeras somos las 煤ltimas cuando se habla del sistema sanitario. Y tenemos miedo de que haya represalias si explicamos lo que sucede”, dice la profesional. “Llevamos a帽os muy duros a las espaldas, desde los recortes de 2010 hasta la pandemia, es una d茅cada en que lo 煤nico que nos llevamos es que la gente sali贸 a aplaudirnos a los balcones, pero 驴de qu茅 nos sirve eso?”, se lamenta esta enfermera.  

Enlace relacionado ElDiario.es 26/01/2023.




Fuente: Sasmadrid.org