March 28, 2021
De parte de La Haine
386 puntos de vista


Viejos y nuevos actores disputan la direcci贸n del orden mundial, donde los intereses econ贸micos y la producci贸n de valor y plusvalor sustentan las estrategias

La tercera d茅cada del Siglo XXI se nos presenta dram谩ticamente, ya desde hace un a帽o, con la pandemia por el coronavirus, con grav铆simas secuelas de 124 millones de contagiados y casi 2,8 millones de muertes en todo el mundo, sin horizonte de soluci贸n inmediata.

El tema se agrava con una ca铆da de la producci贸n y circulaci贸n econ贸mica mundial, que impacta muy fuerte sobre la mayor铆a empobrecida de la poblaci贸n. Se trata de un cuadro que potencia la desigualdad social y agiganta la inequidad del 鈥渙rden鈥 capitalista. Cuando m谩s se requiere de cooperaci贸n internacional, lo que sucede son respuestas 鈥渘acionales鈥 de pa铆ses que detentan el poder econ贸mico, profundizando la anarqu铆a de la sociedad contempor谩nea, en una especie de 鈥渟谩lvese quien pueda鈥. La discriminaci贸n social tambi茅n opera al interior de los pa铆ses, m谩s all谩 de su capacidad econ贸mica.

El 鈥渄esorden鈥 es la norma del sistema mundial y convoca a pensar en nuevas normalidades del sistema mundial. Recientemente Boris Johnson explicit贸 el inter茅s brit谩nico por intervenir en una revisi贸n estrat茅gica del orden global desde la 鈥済uerra fr铆a鈥漑1].

Importa observar las se帽ales que vienen de Londres si pensamos en la larga duraci贸n de la hegemon铆a imperialista inglesa hasta su desplazamiento en 1945 por EEUU. Del poder brit谩nico al yanqui en siglo y medio de dominaci贸n imperialista, en un momento de disputa por la hegemon铆a del orden/desorden actual.

Del viejo orden liderado por la libra esterlina se pas贸 al delineado por el poder del d贸lar estadounidense. Ni el yen ni el euro pudieron en sus intentos de disputa y el yuan es muy nuevo en su presencia como moneda global para disputar lo que por ahora acontece en la producci贸n y en la circulaci贸n de bienes y servicios. Por eso, entre otras cuestiones es que opera la 鈥済uerra comercial鈥 entre EEUU y China.

Lucha econ贸mica y pol铆tica

Lo que existe es un 鈥渄esorden鈥 de la realidad y un debate en la c煤pula del poder, por lo que se ventilan distintas estrategias para definir el poder global. Ello nos convoca tambi茅n a pensar en t茅rminos de contrapoder. Existen viejos y nuevos actores en la disputa por la direcci贸n del orden mundial, donde los intereses econ贸micos y la producci贸n de valor y plusvalor sustentan las estrategias diplom谩ticas, culturales, pol铆ticas.

Por eso, el desorden atraviesa el comercio de las vacunas y la salud privatizada, como esfera de negocios de laboratorios que disputan la apropiaci贸n del excedente econ贸mico en todo el planeta. Pasqualina Curcio Curcio, economista venezolana denuncia que la base de la inversi贸n de base para el desarrollo de las vacunas est谩 en el Estado y organizaciones de ciencia y t茅cnica no lucrativas, con un aporte solo del 25% del total de los laboratorios privados[2].

Completa la denuncia se帽alando el inmenso negocio que supone la producci贸n y distribuci贸n de las vacunas con una ganancia monumental, que para la 鈥渇armac茅utica estadounidense Moderna鈥 supone ingresos por ventas del orden de 24.000 millones de d贸lares. La 鈥淧fizer/BioNtech, tambi茅n estadounidense鈥 tendr谩 ingresos por venta de sus vacunas por 23.680 millones de d贸lares.

Para el caso de 鈥淎strazeneca/Oxford de capital ingl茅s鈥, sus ingresos alcanzar谩n a 19.740 millones de d贸lares. Por su parte, 鈥淛honson&Jhonson鈥 vender谩 por 12.700 millones de d贸lares. En todos los casos, se oper贸 con una inversi贸n privada m铆nima e incluso nula.

Resulta la cara m谩s cruda del presente orden capitalista, donde lo que se exacerba es la mercantilizaci贸n, como base material de las relaciones econ贸micas asociada a la explotaci贸n de la fuerza de trabajo y el saqueo de los bienes comunes.

No en vano, la l贸gica del presente incluye la desigualdad social sobre la base del acceso, o 鈥渘o acceso鈥, de las personas al dinero, imprescindible para intervenir en el mercado en la compra y venta de los bienes y servicio para reproducir el metabolismo vital de la sociedad; pero tambi茅n la depredaci贸n de la vida natural v铆a saqueo de bienes comunes usados como materias primas de un desarrollismo depredador. Extensi贸n y dominaci贸n desde la mercantilizaci贸n, desde el dinero y sus formas digitales asociadas al despliegue de las comunicaciones en la red y la destrucci贸n del planeta por el productivismo en nuestro tiempo.

El nuevo orden buscado pretende potenciar el libre comercio, la libre competencia y el libre cambio, como formas de potenciar la liberalizaci贸n de la econom铆a, afianzando una l贸gica sustentada en la propiedad privada de los medios de producci贸n. Se pretende mantener una din谩mica para producir bienes de cambio, y con ellos la apropiaci贸n de ganancias y la reanudaci贸n de un ciclo de generaci贸n de excedentes para ampliar la esfera de la dominaci贸n del r茅gimen del capital.

La democracia liberal extendida desde el poder constituyente de las burgues铆as a fines del Siglo XVIII, en la tradici贸n de la revoluci贸n francesa y estadounidense, constituye el mecanismo privilegiado de la pol铆tica contempor谩nea. Econom铆a y pol铆tica en el capitalismo, que como siempre aparece atravesada por la violencia f铆sica e intelectual, de la represi贸n de los cuerpos y la manipulaci贸n de las conciencias y el sentido com煤n.

驴Se trata de un destino fatal para la sociedad y los pueblos del mundo?

No, las crecientes luchas contra la mercantilizaci贸n, por transformar el sentido de la producci贸n, desde los bienes de cambio a los bienes de uso, son parte esencial de una nueva visi贸n de orden social contempor谩neo. Pero tambi茅n se juega la disputa en el plano de la lucha contra el fetiche del dinero y la potencialidad de imaginar una sociedad cuya producci贸n est茅 planificada para resolver necesidades vitales de la poblaci贸n y el planeta, para la vida del presente y del futuro. No solo interviene el poder en la definici贸n del nuevo orden.

Tambi茅n pesan las opiniones de la subordinaci贸n social, racial o de g茅nero. La lucha por 鈥渙tro orden鈥 est谩 plenamente vigente, lo que supone orientar la pr茅dica y las acciones a favor de las m谩s amplias e insatisfechas necesidades sociales.

—-

Notas

[1] Telam. Reino Unido aumentar谩 su arsenal nuclear por primera vez desde el fin de la Guerra Fr铆a, en: https://www.telam.com.ar/notas/202103/547585-reino-unido-arsenal-nuclear-guerra-fria.html

[2] Pasqualina Curcio Curcio. EL NEGOCIO DE LA VACUNA CONTRA EL COVID-19. LA MUESTRA M脕S INHUMANA DEL CAPITALISMO, en: https://ultimasnoticias.com.ve/noticias/especial/el-negocio-de-la-vacuna-contra-el-covid-19-la-muestra-mas-inhumana-del-capitalismo-pascualina-curcio/

La Haine




Fuente: Lahaine.org