July 22, 2022
De parte de ANRed
165 puntos de vista

A 25 años del inicio de su carrera profesional y de la salida de » Tren de Fugitivos» , el artista se encuentra girando por diversos escenarios, presentando nuevas canciones y los clásicos de siempre. Entrevista y foto: Osiris Martí para ANRed. 


La cita fue en la histórica e icónica pizzería Imperio, ubicada en  pleno barrio porteño de Chacarita, punto neurálgico de la Ciudad donde convergen todos los días miles de laburantes que pasan por allí para comer una porción de pizza con moscato o una “lágrima bien caliente”, como pidió el músico en esta oportunidad.

-Contame de tus inicios, ¿Cuándo comenzaste a tocar?

-Bueno, toco más de chico, de adolescente. Vivía en una casa con música, mi viejo tocaba la guitarra, vengo de familia de guitarreros así que siempre estuvo presente la música. Desde los 13 años empecé como jugando con la guitarra y se fue dando el aprendizaje.

-¿Cuándo fue el momento en que te diste cuenta que la música se iba a convertir en algo profesional?

-No, nunca. Porque todo esto es como una cuestión así de fantasía. Lo que sí, de la música empecé a trabajar de muy chico. Desde los 15 años estoy ligado a la música en cuanto a trabajo. Empecé a trabajar en empresas de sonido y laburábamos con todos los pubs más famosos de los principios de los años 80. Y después pasé a una empresa más grande y empecé a trabajar con bandas. Así que siempre trabajé de la música. No tuve otro tipo de trabajo tan relevante como lo musical. Siempre estuve relacionado a la música, desde mi primer trabajo hasta que me hice músico profesional.

-¿Cuáles eran tus influencias musicales en los comienzos?

-Las influencias eran los primeros discos de rock nacional, todos. En mi casa había un técnico en electrónica que era mi tío, así que siempre hubo tocadiscos y discos de folklore, de tango, y también de música comercial. Así empecé a escuchar los primeros discos que llegaron, que eran los de Sui Géneris, Spinetta, Invisible, etc. y de ahí fui indagando más para atrás y después todo lo que fue surgiendo para adelante, lo contemporáneo.

-¿Hay alguna situación en el mundo del Rock Nacional que te haya marcado o haya sido importante en tu carrera?

A ver, yo llegué al rock desde muy chico como oyente y me fueron marcando algunos eventos, como los primeros shows que vi, como entrar a trabajar en una empresa de sonido, como trabajar después muchos años con Los Redondos, esos son los hitos para mí importantes que me llevaron a querer tocar la guitarra y ser músico. 

-Muchas de tus canciones tienen una gran carga de metáfora, misterio y hasta misticismo y que eso se realza por la capacidad que tenés de combinar las letras con las melodías… 

-Eso es un trabajo de oficio y de rasgo, de concepto y rasgo. Yo creo que cuando se conjuga eso es cuando hay algo que cierra, que se balancea y se unifica.

-¿Cómo te manejas con la composición, primero escribís la letra o creas la música?

-Primero hago la música y en función de esa melodía, voy creando la letra. En una cuestión de comodidad de métricas. Antes el autor hacía la letra y el compositor la música. 

-Cuando vas componiendo esa melodía ¿Ya vas pensando en el ambiente o el clima que va a tener la letra de esa canción?

-No, eso te va llevando. Después la desarrollas cuando ya empiezan los primeros bosquejos de una idea. Las primeras palabras te van llevando y vas encontrando y dándole un sentido. Sentido que puede ser una historia, o fragmentos de pequeñas historias que conjugan en un universo, más en un cosmos que en un microcosmos, digamos algo más abarcativo. Ahora me gusta más hacer canciones con varias visiones, no con una visión que te lleven a una sola meta.

-¿De qué situaciones te nutrís para crear una letra, qué es lo que te inspira?

Todo, la inspiración es todo. Porque trabaja el inconsciente. Vos lees, escuchas radio, ves televisión, escuchas música, y todo va metiéndose adentro. 

-Muchísimas de tus canciones podrían ser más populares de lo que son, son hits para quienes las escuchan pero no suenan todos los días en las radios más comerciales ¿Cómo se explica eso?

– Porque para eso hay que “pertenecer” y yo no pertenezco. En realidad pertenecer es pertenecer a algún tipo de compañía o en algún momento haber participado de eso. Y las dos partes tienen que estar de acuerdo con eso. Uno puede aspirar y trabajar en función de eso, yo nunca lo hice. La cosa va más por la comodidad y la conveniencia de uno mismo. Ahora las cosas son más independientes para todos. No digo que eso esté ni bien ni mal, es simplemente una cuestión de consecuencias de cosas que en realidad te llevan a estar o no estar.

-¿Hay algún disco tuyo que consideres bisagra en tu carrera?

-Hay un disco que quiero reeditar, que es De Cardo y Clavel, remezclando un poco algunas cosas, me gustó mucho porque tiene unos juegos con la electrónica. Me gustaría reacomodarlo un poquito más y volver a editarlo.

-Ese disco fue justo luego de un viaje que hiciste. Contame un poquito sobre ese viaje y sobre la vuelta al país, ya cerca del 2001, en ese momento complicado política y socialmente hablando.

-Sí, el viaje estuvo bueno, fue un viaje largo, estuve por muchos lugares de Europa, Sudeste de Asia, Estados Unidos, y volví con muchas buenas visiones, buenas cosas, lindas experiencias. Y ahí las músicas de cada lugar, vi los primeros DeeJays, gente con pasadiscos, haciendo música con los discos. Volví con una mirada de otros lugares. Todo eso uno absorbe y después lo vuelca. Y bueno luego llegar acá y al tiempito vino el “crash” donde todo se destartaló, donde todo se fue al carajo. Creo que eso fue duro, porque uno tuvo que reacomodarse de nuevo. Cayó eso y cerraron las cortinas de arriba y el de abajo lo siente muy muy fuerte. Tardamos unos años para reacomodarnos, por lo menos lo que me pasó a mí.

¿Cómo haces para mantener la vigencia después de tantos años de carrera?

En realidad mantenerse una vez que uno se establece como músico y tiene su público que lo sigue, es trabajando. Hay mucho trabajo interno que no se nota, que es producir y trabajar con todo lo que tiene que ver con el crecimiento, no solamente musical sino también de las formas, de todo lo relacionado al trabajo que uno desarrolla. Y la vigencia se da también tratando de seguir llegándole a la gente con las canciones y tratando de entender cómo se mueve todo esto y como va mutando, uno se tiene que ir adaptando a los cambios que se producen en esta industria, a la que uno no deja de pertenecer por más que no pertenezca a ciertos ámbitos. En resumen, trabajando y produciendo. 

-¿Recordás algún show en particular o tenés alguna anécdota que recuerdes de alguno de tus recitales?

Yo tengo poca memoria en relación a los shows o los eventos que suceden adentro del evento. En realidad lo que uno recuerda es el momento porque son muy efímeras esas cosas. Uno es el nexo entre las canciones y la gente, entonces bajan las canciones, uno se las entrega a la gente y la gente se las lleva.

 -¿Cómo te definirías artísticamente hablando?

 Soy un músico con muchos años de carrera profesional. Básicamente soy un músico de Rock pero estoy abierto a todas las cosas que tengan que ver con la música. 

-¿Y cómo sentís que fuiste evolucionando desde que arrancaste hasta ahora?

-Madurando y tratando de aprender. Intentar en cada disco tener una mejoría, que cada nuevo disco sea mejor que los anteriores. En realidad esto uno lo hace para uno mismo, lo que hago lo hago para que me guste a mí. El arte es individual y luego se traslada.

-¿Te gusta tocar en el Conurbano?

-Me gusta tocar, eso desde siempre lo hice. Ahora tengo Temperley, Ensenada, La Plata y después voy a Pablo Podestá y después a Del Viso y San Miguel y etc. etc. 

Yo siempre dije que nadie patea el Conurbano como yo. Obviamente que hay, pero ir a tocar al conurbano como yo, hay muy pocos grupos. Yo toco en todos los lugares del conurbano. Siempre pateé y patearé por Buenos Aires y por el Interior del país también. 

-Además de la extensa gira que estás llevando adelante ¿Qué tenés preparado para seguir festejando los 25 años de carrera y de la salida de Tren de Fugitivos?

-Uno festeja simbólicamente algo por todo el trabajo que hizo durante todo este tiempo. Ahora salió este disco nuevo que se llama Canciones de un largo camino, que es un streaming que hice en el 2020 allá en Gesell. También voy a sacar Haiku Blues que va a ser mi disco de este año. Hace poco salió un tema que se llama Aún, que formará parte de ese disco. Y finalmente vamos a hacer una presentación en octubre por los 25 años de carrera, toda la gira de este año va a terminar en un show con una cierta importancia más relevante en lo que es la escena y la producción. También vamos a reeditar en vinilo Tren de fugitivos, remezclado y remasterizado, con una muy linda edición.  

Contame un poquito del nuevo disco “Haiku Blues” y el proceso de grabación.

Bueno, las canciones tienen un tiempo, uno va concretando la idea y plasmarlas, grabarlas, es un trabajo divertido pero que te pone en un lugar con ansiedades y es un proceso de desgaste también. Grabarlas lleva mucho tiempo. Yo grabé en Villa Gessell, luego en Buenos Aires, en varios lugares. Las canciones de “Haiku Blues” ya están grabadas y mezcladas, ahora se van a ir llevando a las plataformas como es en estos tiempos, subiendo de a temas hasta que más o menos se complete el álbum. Una vez que está el álbum completo se va cerrando algo más concreto y conceptual y define todo el trabajo que viene haciendo uno hace tanto tiempo. 

¿Cuál es tu deseo para el futuro de tu carrera?

Mi deseo es seguir, porque es lo que me divierte, tiene su lado lúdico así que es como un juego, es seguir participando y haciendo mejores canciones, mejores trabajos. Lo que viene siempre es el presente más que el futuro, el futuro es un signo de interrogación. Yo espero que el futuro sea más por lo que hago en el presente, ya que me llevo muy bien con lo que hago.

Link de la nueva canción  “Hacia la luz y el espíritu”:

https://ffm.to/hacialaluzyelespiritumaeterlinck?fbclid=IwAR2EIpdMobxc6P1NTVS4gyoUy6luLwiBIiWjBEFqxkyw5lkbsdAnHq0bb3g

Próximos conciertos:

-Viernes 22/7 Strummer Bar – CABA

-Sábado 13/8 El Amparo – BURZACO

-Jueves 25/8 Finisterre – TEMPERLEY





Fuente: Anred.org