February 12, 2021
De parte de La Haine
229 puntos de vista

Descr铆banos su evoluci贸n pol铆tica hasta ingresar al MLN

De ni帽o comenc茅 a concurrir y participar de un comit茅 juvenil del batllismo, llamado Baltasar Brum, que ten铆a las propuestas m谩s avanzadas del mismo, cuya evoluci贸n hacia un socialismo m谩s vanguardista fue tronchada por la dictadura de Terra, as铆 como la evoluci贸n del movimiento popular y sindical del 1969 fue frustrada por las tiran铆as legales de Pacheco y Bordaberry, pero sobre todo por la dictadura militar.
Cuando estaba en Preparatorios, que actualmente es segundo ciclo de secundaria (5潞. y 6潞.) tom茅 simpat铆a por el anarquismo, pero a un nivel b谩sico.
Esto me llev贸 a una militancia primero en la asociaci贸n de estudiantes de educaci贸n f铆sica, de la que fui presidente, y luego en la asociaci贸n de profesores de educaci贸n f铆sica, el Centro de Profesores de Ense帽anza Secundaria de Mercedes y la Federaci贸n de Profesores de Ense帽anza Secundaria.
Como profesor de educaci贸n f铆sica en Mercedes atend铆a a escuelas de barrio, por lo que pude comprobar con indignaci贸n las condiciones deplorables de los ni帽os de estas escuelas, en particular de la del Cerro, cuyos alumnos carec铆an de condiciones materiales m铆nimas para asimilar la ense帽anza primaria. La deserci贸n escolar iba hasta cerca del 50 % porque los escolares ten铆an que ayudar a parar la olla dom茅stica.
Recuerdo que los padres les ped铆an a los maestros que en d铆as de huelga no dejaran de atender los comedores escolares, porque era la 煤nica posibilidad de sus hijos de ingerir una comida decente. Tambi茅n los ni帽os que concurr铆an a la plaza de deportes del barrio Artigas mostraban carencias evidentes.
Tuve el privilegio de contribuir con un art铆culo en el diario 脡poca, que reun铆a a toda la izquierda radical del momento.

1- 驴C贸mo, cu谩ndo y por qu茅 ingres贸?

El MLN-Tupamaros naci贸 en el a帽o 65 a partir del llamado Coordinador, que agrupaba esencialmente a todas las organizaciones en torno al diario 脡poca y que luego fueron puestas fuera de la ley por el gobierno de Pacheco. Ellas eran el Partido Socialista, el MIR(mao铆stas prochinos), el Movimiento Revolucionario Oriental -MRO, liderado por Ariel Collazo, el Movimiento de Apoyo al Campesino -MAC , inspirado en los ca帽eros de Artigas cuyo l铆der era Ra煤l 鈥淏ebe鈥 Sendic, y los anarquistas que no s茅 bien si estaban representados por la Federaci贸n Anarquista del Uruguay o por otra organizaci贸n.
El Coordinador fue formado en defensa de todo el movimiento popular y sindical y todas sus luchas sin exclusi贸n y en cierto modo en prevenci贸n de una intervenci贸n del fascismo de Brasil, que dio un golpe de estado en el a帽o 1964.
Este Coordinador ten铆a una cohorte de acci贸n directa cuyo nombre era Tupamaros, pero por lo tanto, no MLN.
Fueron los tupamaros del Coordinador los que realizaron el robo de las armas del Club Tiro Suizo en el a帽o 1963, a partir del cual Sendic y otros compa帽eros quedaron clandestinos.
Volviendo a referirnos al a帽o 1968, una gran cantidad de j贸venes reaccionaron frente al despotismo descarado del gobierno de Pacheco, quien era vicepresidente y ocup贸 la presidencia a la muerte de Gestido, caracterizado por la aplicaci贸n de las llamadas Medidas Prontas de Seguridad que eran levantadas por las c谩maras legislativas y vueltas a imponer inmediatamente, de modo de que el poder legislativo estaba anulado en la pr谩ctica, lo que implicaba entonces una dictadura legal.
Las Medidas Prontas de Seguridad anulaban las garant铆as legales y permit铆an llevar a prisi贸n a personas por mera sospecha, sin pasar por juzgado alguno, con lo que el Poder Judicial tambi茅n quedaba anulado o reducido.
Ante estos abusos, como dec铆a, una gran cantidad de personas, sobre todo j贸venes, sintieron la necesidad de demostrar en los hechos su indignaci贸n y disconformidad. Como el MLN ya estaba organizado, muchos lo elegimos para sumarnos a dicha organizaci贸n.
Es importante destacar este hecho, porque fue Pacheco el mayor reclutador para el MLN, empujando a miles a sus filas, mientras que hasta ese entonces era casi inexistente, por lo menos en cuanto al n煤mero de integrantes. Es fundamental comprender que si cesaban o se negociaban las condiciones que lanzaron a todos esos j贸venes a la lucha clandestina, posiblemente habr铆a obligado al MLN a negociar el uso de las armas.
Un pol铆tico de veras, con mayor visi贸n y comprensi贸n, como por ejemplo Ferreira Aldunate, habr铆a podido negociar, no s贸lo con el MLN, sino con todos los movimientos de acci贸n directa. De hecho, lo menciono porque entiendo que 茅l entabl贸 conversaciones directas o indirectas con los compa帽eros.

2- 驴C贸mo funcionaba la columna N 25?, 驴Cu谩l fue su breve historia? 驴Qu茅 poder b茅lico ten铆an?

La columna naci贸 de una controversia amistosa entre 茅l Bebe Sendic y V铆ctor Mansilla, quienes, a partir de una sola columna del interior, formaron la columna del Norte y la columna del Sur, respectivamente, divididas por el R铆o Negro, quedando ellos dos como comandantes.
En casi toda su vida militante la columna oper贸 en Montevideo, que ofrec铆a mejores condiciones para la guerrilla urbana, que fue la forma que adopt贸 el MLN desde el principio, pero se nutr铆a con militantes del interior que operaban en la capital.
Fue reci茅n a partir del Plan Tat煤 que la columna comenz贸 a operar m谩s en el interior. Como ustedes saben el Plan Tat煤 consist铆a en mantener una serie de bases subterr谩neas, llamadas tatuceras, que pod铆an albergar militantes en peque帽o grupo o aislados, y equipos de combate.
Tal vez la acci贸n mayor en la que colabor贸 la columna fue en la toma de Paysand煤, en el a帽o 1971, a pesar de que la capital sanducera queda en la parte Norte del pa铆s.
Yo no tuve el nivel de direcci贸n como para conocer al detalle el armamento de la columna, pero de lo que vi, hab铆a armas cortas personales y otras incautadas y luego de la toma del cuartel de la Marina, llegaron armas largas que se distribuyeron en las columnas. Tambi茅n hab铆a algunos explosivos incautados a disposici贸n.

3- 驴Qu茅 funci贸n tenia Ud. dentro de la misma?

Como ustedes saben, el MLN se compon铆a de tres sectores, en cada columna: Pol铆tico, Servicio y Militar. El sector Pol铆tico se ocupaba de elaborar las l铆neas te贸ricas directrices, el de Servicio de la log铆stica, en particular de los escondites llamados 鈥渂erretines鈥 y de las tatuceras en el interior, y el sector Militar de las acciones directas. En la pr谩ctica en sector Militar abarcaba muchos m谩s militantes que los otros dos juntos y 茅stos se ocupaban de cosas diversas, aun de colaborar con el Movimiento 26 de Marzo, a partir de la adhesi贸n cr铆tica del MLN al Frente Amplio en 1971.
Yo estaba encuadrado en este 煤ltimo sector, pero debido a mi actividad laboral que determinaba una amplia base de personas amigas y conocidas, pude realizar tambi茅n muchos reclutamientos, sobre todo de j贸venes.

4- 驴Qu茅 recuerda del atentado a Gustavo Criado? 驴Le consta que Sendic estuvo en Mercedes?

El d铆a del atentado a Criado yo estaba preso en la c谩rcel de Mercedes, que quedaba atr谩s de la Jefatura de Polic铆a.
De noche, creo que a las 21, nos encerraban con llave, cada cual en su celda quedando las numerosas ratas que sal铆an de los ca帽os, como due帽as de los corredores fuera de las mazmorras.
Esa noche, como despu茅s supimos por los familiares, llegaron los militares hist茅ricos y nos sacaron y nos formaron a todos en el patio interno de nuestro pabell贸n carcelario.
Nosotros no sab铆amos nada de lo que hab铆a pasado, y al comprobarlo se fueron rabiosos, pero sin castigarnos, supongo que porque pesaba a煤n algo la protecci贸n de la justicia civil, por la que hab铆amos sido procesados.
De la presencia del Bebe en Mercedes ese d铆a me enter茅 tiempo despu茅s por amigos del pueblo y luego por uno de los libros de Samuel Blixen.
Tambi茅n me enter茅 mucho despu茅s de que la ca铆da de tantos militantes juntos en Mercedes, tiempo antes, hab铆a conmovido a los compa帽eros, quienes concluyeron que hab铆a tenido que existir una tortura brutal sistem谩tica, y la intolerancia con los torturadores era una norma…

5- Las numerosas denuncias de torturas de la prensa en esa 茅poca鈥β縌u茅 opini贸n le merecen?

Hubo muchos miles de torturados en esa 茅poca, desde el a帽o 68 y se increment贸 a partir del 麓72. Es muy dif铆cil estimar la cantidad, pero se trata de varias decenas de miles. La prensa estaba limitada por decretos que hasta prohib铆an el uso de varios t茅rminos, as铆 que opino que la cobertura y las denuncias de torturas fueron totalmente insuficientes.
Cuando yo estaba preso lleg贸 a la c谩rcel de Mercedes la llamada comisi贸n Erro, porque hab铆a sido este legislador, quien luego sufriera el correspondiente desafuero, quien promovi贸 la misma, y yo pude declarar, as铆 como los otros compa帽eros que estaban presos.

6- Comparte toda la historia oficial del MLN?

Supongo que se refieren a la trayectoria hist贸rica de hecho de la organizaci贸n. Mi opini贸n es que en la etapa de propaganda armada el MLN tuvo aciertos no solamente en la l铆nea, sino que en acciones planificadas y ejecutadas tan magistralmente, como la de la Financiera Monty, que la propia organizaci贸n tuvo que hacer la denuncia policial, porque los responsables de la firma quer铆an evitar a toda costa todo control. Tambi茅n fueron magistrales las fugas tanto de hombres como de mujeres, y la toma del cuartel de la marina sin tirar un tiro ni v铆ctimas de ning煤n tipo.
Hay quienes consideran que en esta etapa el MLN realiz贸 pol铆tica, s贸lo que por medios heterodoxos, ingeniosos y creativos.
El impacto a nivel internacional, sobre todo en la juventud de la 茅poca, fue enorme, con repercusiones en Europa y en Estados Unidos en particular, adem谩s de en el resto del continente, naturalmente.
Es extremadamente dif铆cil, en estos tiempos materialistas, encontrar una sola persona capaz de gestos en que por principios e ideales arriesgue todos sus bienes materiales, su libertad, el contacto con familia y amigos y hasta su vida. En nuestro pa铆s hubo miles.
Ese fen贸meno sociol贸gico no ha sido correctamente apreciado en toda su magnitud en t茅rminos locales, aunque hay mucha m谩s comprensi贸n del mismo a nivel internacional, por ejemplo, en Europa.
En cambio, la etapa militarista y aparatista en que la organizaci贸n se consider贸 un fin en s铆 misma, fue completamente errada y, como dije antes, condujo a una derrota militar muy dolorosa.

El MLN mismo no escribi贸 ninguna historia oficial. Lo que hay en cuanto historia es fragmentario y m煤ltiple. Est谩n las Actas Tupamaras y numerosos libros de Zabalza y otros del renegado Fern谩ndez Huidobro y algo de Rosencof, as铆 como otros muchos, pero nada aprobado org谩nicamente.
En cuanto al estado y las fuerzas armadas, est谩 el libro 鈥淟as Fuerzas Armadas al Pueblo Oriental鈥 en el que figuro en la parte de penetraci贸n subversiva en la ense帽anza, pero no creo que sea objetivo como historia del MLN. Hay un estudio universitario que incluye parcialmente un destello del MLN que es la obra monumental 鈥淒ocumento hist贸rico sobre dictadura y terrorismo de estado en el Uruguay鈥 cuyo responsable es el profesor 脕lvaro Rico.
No he le铆do otros historiadores como Carlos Machado que han escrito sobre el Uruguay moderno.

7- Hace pocos meses se nombra una calle Pascasio B谩ez鈥 驴Qu茅 opini贸n le merece esto?

El 煤nico m茅rito conspicuo del pobre Pascasio es haber sido asesinado por mis compa帽eros, de lo que tomo mi parte de responsabilidad colectiva, aunque no comparto en absoluto. Considero que fue el error de una concepci贸n militarista que valor贸 m谩s una base que una vida humana, que domin贸 en ese per铆odo y que llev贸 al MLN a una dolorosa derrota militar con miles de presos, torturados y muchos muertos de la peor manera, en la tortura, compa帽eros y compa帽eras violados e irrecuperables sicol贸gicamente, ni帽os desaparecidos y vendidos, entre otros horrores.
Estoy totalmente convencido de que 茅l Bebe Sendic jam谩s lo habr铆a permitido.
Es leg铆timo y obvio que la derecha quiera sacar dividendos del 煤nico caso de ese tipo, y lo hace entre otras formas, poniendo nombre a calles.
El otro caso conocido de ejecutado mientras estaba indefenso es el de Mitrione, pero 茅se obviamente no les sirve porque saldr铆a su condici贸n de instructor de tortura a la luz inmediatamente.
Si nosotros fu茅ramos a poner nombres de calles a todos nuestros torturados y muertos acopiar铆amos toda la nomenclatura de una ciudad del interior entera, con el agravante de que la mayor铆a de nuestros muertos fueron despu茅s o a causa de brutales torturas.

8- 驴Tiene alg煤n documento o alg煤n contacto que nosotros podamos usar para ampliar nuestra investigaci贸n?

En este momento no se me ocurre, pero si se me aparece alguna idea, les puedo informar para colaborar con su interesante e importante pesquisa.

9- 驴Desde hoy como piensa que fue su actuaci贸n o el desempe帽o de la columna?

Yo soy un modesto militante que a lo sumo podr铆a ser considerado un cuadro intermedio. Hice ingenua y fielmente todo lo que me toc贸, sigo creyendo en la justicia social y en que una c谩rcel del pueblo a nivel mundial podr铆a inquietar saludablemente a muchos criminales y genocidas impunes, que hasta reciben premios Nobel de la paz. Las instituciones internacionales como la ONU y la Corte Internacional de Justicia han sido corrompidas y domesticadas por los imperios y sus intereses bastardos y ya no imponen respeto alguno a los grandes delincuentes y genocidas internacionales como Bush, Tony Blair y los responsables de las guerras y masacres en Irak, Afganist谩n, Yemen, Siria, Libia y dem谩s.
Sigo creyendo en las propuestas del Bebe Sendic en el estadio Franzini sobre reforma agraria, estatizaci贸n del comercio exterior, no pago de la deuda externa, etc.
En cuanto a la columna, tambi茅n considero que realiz贸 lo mejor que pudo la parte que le toc贸. Nuestra acci贸n en nuestra zona se vio limitada por la comprensi贸n de nuestro mensaje pol铆tico por parte de la gente del interior, de lo que la organizaci贸n es responsable.

12 驴Si pudiera volver al pasado volver铆a a integrar la columna?

Sin ninguna duda. Cuando se dio el golpe de estado, varias personas vinieron a ofrecerse voluntariamente a m铆 para resistir, porque resistir la opresi贸n y el despotismo es la tarea de todo ciudadano digno, y yo comparto ese principio.

—-

Reflexi贸n final abierta

Es fundamental analizar con objetiva serenidad la historia de los movimientos de acci贸n directa nuestros, entre los cuales descuella el MLN-tupamaros. Es bastante claro que el actual sistema capitalista debe ser cambiado por sus desigualdades indignantes y por su desprecio por la ecolog铆a, que amenaza con la extinci贸n de la especie humana entera y el pr贸ximo intento no debe terminar de una forma tan dolorosa como en los ’70 sino triunfante. Eso se lo debemos todos a las generaciones j贸venes.
En principio, me parece claro que la versi贸n de los tupamaros del Coordinador es m谩s unitaria y completa que la versi贸n de los tupamaros del MLN, en la que milit茅.
El Coordinador, en primer lugar, abarcaba a todos los movimientos de acci贸n directa y los articulaba entre s铆. En segundo lugar, aspiraba a defender a todas las organizaciones populares sin excepci贸n.
Por eso, yo considero tupamaros de acuerdo a la etimolog铆a original despectiva, acu帽ada por los ib茅ricos, o sea a los criollos rebeldes, por lo tanto a todos los movimientos de acci贸n directa, a saber: aparte de los del MLN, a los anarquistas de FAU/ROE/OPR33, los guevaristas de MRO/FARO, los mao铆stas de MIR/PCR, entre otros.
Otra cuesti贸n importante es que el MLN no tiene respuesta a una situaci贸n como la actual, desde la ca铆da de la dictadura, cuando la acci贸n armada ser铆a altamente impopular y por lo tanto configurar铆a una l铆nea pol铆tica contraproducente.
La concientizaci贸n del pueblo es obviamente la tarea fundamental de esta etapa.
Es necesario complementar la l铆nea de propaganda armada para estos per铆odos pac铆ficos con una l铆nea de propaganda activa sin armas, poniendo a las c茅lulas y a los comit茅s de apoyo, y aun a las masas militantes a arreglar calles, ayudar en el caso de desastres naturales como incendios e inundaciones, e intervenir en los barrios, los sindicatos, los institutos de ense帽anza, los lugares de trabajo y la calle apareciendo dondequiera y cuandoquiera se necesite ayuda, dejando naturalmente un fuerte mensaje pol铆tico revolucionario de concientizaci贸n en todos los casos, con su r煤brica correspondiente.
El ingenio y el esp铆ritu creativo de los tupamaros originales puede tambi茅n utilizarse con ventaja en todas estas situaciones y ellos deben ser los primeros en acudir a prestar ayuda a los vecinos y los compa帽eros de liceo, facultad, lugar de trabajo, sindicato….
El MLN actual, con su frente de masas el MPP han sido domesticados por la l铆nea miliquera y renegada de los Mujica (ex Pepe) y sobre todo Huidobro (ex 脩ato) y son ahora funcionales al progresismo entreguista.
Tambi茅n es necesario tejer t谩cticas para utilizar los medios t茅cnicos actuales como por ejemplo las redes sociales y todas las posibilidades que ofrecen las comunicaciones modernas y los medios cibern茅ticos, en otras palabras utilizar la tecnolog铆a como medio en la lucha de clases.

Playa Hermosa, febrero de 2021
Blog Federaci贸n Bases Patria Grande 




Fuente: Lahaine.org