November 13, 2020
De parte de Lecturas Anarquicas
184 puntos de vista


Los medios de comunicaci贸n anuncian la llegada de los robots con mucha ostentaci贸n. Casi siempre vinculan este fen贸meno con el peligro del desempleo, algunos medios m谩s imaginativos van m谩s all谩 al ver el advenimiento de los robots como la superaci贸n de lo humano, una dictadura de las m谩quinas contra las que oponerse a un humanitarismo gen茅rico. Durante d茅cadas nos han estado bombardeando con el peligro de una inminente cat谩strofe ecol贸gica que sugiere, en el mejor de los casos, una tecnolog铆a ecol贸gica y sostenible, pero en el peor de los casos (para los ecologistas m谩s 芦radicales禄) la esperanza de un colapso espont谩neo del Sistema.

驴Por qu茅 lo hacen los medios? Nos brindan una enorme cantidad de desinformaci贸n que nos lleva de la mano a soluciones ficticias, un 芦humanismo gen茅rico禄 que act煤a como contraparte de un concepto igualmente gen茅rico, el de 芦personas禄, sugiriendo una supuesta inevitabilidad de la cat谩strofe de la cual solo el 芦destino禄, un meteorito, una guerra nuclear, o la llegada de hombres verdes podr铆a evitarlo. De esta manera, socavan nuestra voluntad convenci茅ndonos de que lo posible es imposible. Dejando solo dos 芦alternativas禄; la falsa esperanza en una tecnolog铆a a escala humana o, la renuncia a lo inevitable en la ilusi贸n de que un 芦dios禄 o el 芦destino禄 nos pueda alejar de la pesadilla.

驴Qu茅 es lo contrario a toda esta mierda? La plena conciencia de nuestra fuerza, la plena conciencia de qui茅n es responsable de la explotaci贸n, las guerras, y la cat谩strofe. Es de s贸lo una clase que tiene el control de la sociedad hiper-tecnol贸gica. 脷nicamente una clase disfruta de beneficios, para la otra clase s贸lo hay basura, migajas, explotaci贸n. Los robots no son nuestros enemigos, sino quienes les dise帽an, es decir, el capitalismo y los Estados que financian estos proyectos; hombres y mujeres de carne y hueso. Estoy seguro de romper una puerta abierta diciendo que es una contradicci贸n en t茅rminos de una 芦sociedad liberada禄 que se beneficia de una hiper tecnolog铆a. Debemos tener el coraje de renunciar al 芦Progreso禄, debemos tener el coraje de oponernos con las armas en la mano, jug谩ndonos la vida para detener este proceso autodestructivo que no es inevitable en lo absoluto.

S贸lo la explotaci贸n sistem谩tica de miles de millones de mujeres y hombres puede sostener la modernidad, no existe ninguna 芦utop铆a禄 comunista estatal que se mantenga. Esto, al menos hasta que las riendas est茅n en nuestras manos, la humanidad imperfecta, una vez que la clase dominante se vea obligada a delegar (dar) el mando (de una 芦mega m谩quina禄 ya demasiado compleja de manejar) a una 芦superinteligencia禄, nos esperar谩 un 芦bienestar virtual禄 para todas, un 芦bienestar infernal禄 sin ninguna libertad, que no deseo ni a mi peor enemigo.

Pero seamos claros, de lo que estamos hablando: en cuanto a la 芦ciencia ficci贸n禄, y que el incendio puede aparecer, nos referimos a una 芦revoluci贸n禄 que, si no se detiene, afectar谩 la vida de todo el planeta. Si el capitalismo es el hijo alienado de la supremac铆a de la tecnolog铆a y la ciencia, podemos deducir f谩cilmente que el producto de 茅sta relaci贸n es la 芦mega m谩quina芦 en la que todas vivimos inmersas. El siguiente paso ser谩 la conciencia de que 茅sta 芦mega m谩quina芦 existir谩 a trav茅s de la I.A. (inteligencia artificial).

Vayamos paso a paso. En el mundo, las inversiones en I.A. en este momento son consistentes y se multiplican a帽o con a帽o. En 2016, Europa invirti贸 3.200 millones de euros, se esperan 20.000 millones de euros en el 2020. Los Estados Unidos ya han invertido $18 millones y se esperan $37 millones para 2020. En todo el mundo, se invirtieron 12.000 millones de euros, solo en 2017, para el estudio de algoritmos capaces de aprender de sus errores, de forma independiente.

Est谩 en etapa avanzada la creaci贸n de computadoras neurom贸rficas, que sustituyen los c谩lculos basados en c贸digos binarios (on 鈥 off) por la utilizaci贸n de procesadores que intercambian se帽ales como lo hacen nuestras neuronas. Alcanzando velocidades infin铆tamente mayores, con dimensiones peque帽as, y m茅todos de operaci贸n cada vez m谩s 芦cercanos禄 a nuestra mente. Los efectos en el Mercado, aunque parciales, ya existen: 鈥 m谩quinas autom谩ticas 鈥 medicina (an谩lisis de historial cl铆nico, rayos X, enfermedades, virus) 鈥 rob贸tica (todos los sistemas que manejan robots) 鈥 automatizaci贸n industrial 鈥 an谩lisis y administraci贸n de sistemas complejos como la viabilidad de metr贸polis, sistemas de gesti贸n autom谩ticos, an谩lisis y pron贸stico de las tendencias del mercado burs谩til, an谩lisis y pron贸sticos meteorol贸gicos/agr铆colas, an谩lisis de v铆deos, textos e im谩genes publicados en l铆nea, gesti贸n log铆stica.

Hoy para gestionar esta 芦revoluci贸n禄, participan un n煤mero limitado de cient铆ficos, t茅cnicos s煤per especializados en muy pocos centros en todo el mundo. Todos al alcance de una Internacional Anarquista de combate, aunque de fuerza limitada 驴Sus mejores armas? Voluntad y determinaci贸n, estas dos cualidades ser铆an suficientes para hacerles retroceder y parar este 芦progreso禄 tecnol贸gico, que nos hacen ver imparable.

Todav铆a tenemos el tiempo a nuestra disposici贸n, y espacio para maniobrar, sobre todo porque el 芦Sistema禄 a煤n no es plenamente consciente del punto de inflexi贸n que est谩 a punto de ocurrir. Las inversiones, aunque son enormes, apenas est谩n comenzando. Es muy probable que las burocracias gubernamentales, y las agencias de inteligencia, tengan cierta ineptitud, una rigidez que les impida comprender plenamente la importancia de algunos desarrollos que para nosotras, fuera de estas l贸gicas y ciertas especialidades, pueden ser claras. Decimos que estar fuera y en contra del Sistema podr铆a permitirnos tener una visi贸n general amplia, una mayor flexibilidad mental. Los obst谩culos para comprender tal 芦revoluci贸n禄 tecnol贸gica, en un punto de inflexi贸n tal, podr铆a ser particularmente fuerte para los gobiernos, los Estados y los capitalistas

驴Pero, en qu茅 consistir铆a este avance, 茅sta 芦revoluci贸n禄 tecnol贸gica? La revoluci贸n agr铆cola se ha extendido por todo el mundo en miles de a帽os, la revoluci贸n industrial en centenares, la revoluci贸n de la informaci贸n en pocas d茅cadas y tendr谩 su punto m谩ximo, su 芦punto de no retorno禄 lo que los t茅cnicos y cient铆ficos llaman 芦explosi贸n de inteligencia禄. El 芦Proyecto Cerebro Humano禄, fundado en 2005, espera recrear un cerebro humano dentro de 20 a帽os. A partir de ese momento se activar谩 la llamada 芦explosi贸n禄, la transici贸n de una inteligencia humana a una s煤per inteligencia (suprahumana). Los cient铆ficos argumentan que una vez que se alcancen las capacidades intelectuales humanas en muy poco tiempo (incluso meses), comenzar谩 la explosi贸n de inteligencia, que consistir谩 en un crecimiento exponencial e incontrolado de las capacidades de la IA. Desde ese momento, el riesgo de perder las riendas de nuestro destino ser谩 muy alto, para felicidad de transhumanistas. El homo sapiens se convertir谩 en otra cosa, algo oscuro, un aborto de la naturaleza, un c谩ncer para este planeta, m谩s de lo que ya es.

Afortunadamente para nosotras, los cient铆ficos por su naturaleza a menudo son demasiado 芦optimistas禄 en el tiempo y 芦fantasiosos芦 en las perspectivas. Podemos contar con nuestras capacidades para contrarrestar y revertir este proceso. Depende de nosotras, de nuestra lucidez, de las fuerzas y de las armas que pongamos en juego. Creo que lo importante es no quedar atrapados en el catastrofismo, que no nos fortalece, sino que nos lleva a la resignaci贸n de lo inevitable. Para tener una idea m谩s precisa del salto tecnol贸gico que la 芦modernidad禄 nos promete a trav茅s de la superinteligencia, leamos un par de definiciones que los t茅cnicos dan de esto:

芦Cualquier intelecto que supere con creces el rendimiento cognitivo de los seres humanos es, casi todo, de inter茅s para dominar禄. Una m谩quina ultra inteligente, es aquella 芦que puede superar con creces todas las actividades intelectuales de cualquier ser humano, por m谩s inteligente que sea禄.

La s煤per inteligencia, seg煤n quienes trabajan en ello, ser谩 la panacea para todos los males, la L谩mpara de Aladino que resolver谩 lo relacionado a energ铆a, contaminaci贸n y problemas econ贸micos. Encontrar谩 la cura para todas las enfermedades, incluso promete inmortalidad. Pero los mismos cient铆ficos y t茅cnicos que deliran sobre estos avances futuros (que, por supuesto, inevitablemente ir谩n en 芦beneficio禄 s贸lo de la clase dominante) est谩n aterrorizados y lo consideran su advenimiento extremadamente peligroso, hasta el punto de compararla con los peligros de la era at贸mica, de una guerra nuclear. Cient铆ficos y t茅cnicos a煤n est谩n muy lejos de alcanzarla, estudian con desesperaci贸n posibles trampas de realidad virtual para contenerla, enga帽arla, enjaularla una vez alcanzada. Temores y esperanzas, la ley de la ciencia nos condena a 芦progresar禄, a avanzar a costa del detrimento de nuestra supervivencia como especie. Pero qu茅 peor condena para un esclavo que una amortizaci贸n que prolonga la agon铆a de una vida sin libertad.

Las anarquistas siempre hemos sido sensibles a estos 芦problemas禄, porque nada m谩s en estos a帽os se ha desafiado nuestras libertades, m谩s que la 芦modernidad禄, la tecnolog铆a. A lo largo de los a帽os, ciertamente, no nos hemos limitado a los an谩lisis sociol贸gicos de la ciencia y la tecnolog铆a. La parte de nosotras m谩s inclinadas a la acci贸n, aquellas anarquistas que han puesto en pr谩ctica la acci贸n directa destructiva, a trav茅s de la informalidad y los grupos de afinidad, han desplegado un arsenal te贸rico y pr谩ctico en los puntos sensibles y perif茅ricos para golpear, fibras 贸pticas, cables el茅ctricos, postes鈥

La l铆nea a la que se tiende ha sido que desde el centro del Sistema era necesario desplazarse a la periferia, en la cual los controles eran m谩s bajos. Donde las l铆neas vitales, si se interrumpen con medios reproducibles (fuego, pinzas鈥) podr铆an causar da帽os considerables. 脷ltimamente se ha hablado mucho sobre interrumpir el flujo de mercanc铆as. Estas tendencias, que prevalecen hoy entre los insurrectos, se deben (en mi opini贸n) a la oposici贸n del Anarquismo de Acci贸n contra la 芦lucha禄 de las B.R. a finales de los a帽os 70, cuando 芦ordenaron禄  impulsar la consigna de la necesidad de golpear 芦al coraz贸n del Estado禄. Para las anarquistas, en cambio, el Estado no ten铆a coraz贸n, o centro. Esto suced铆a cuando las B.R. impulsaban la necesidad de golpear, sintetiz谩ndolo en los hombres de Estado m谩s significativos.

Han pasado muchas d茅cadas, todo ha cambiado, pero 茅sta 芦f贸rmula禄 que ten铆a un fuerte sentido en ese momento se ha convertido en un 芦mantra禄, un 芦dogma禄 que se ha perpetuado a s铆 mismo, perdiendo m谩s y m谩s sentido, convirti茅ndose en una presunci贸n de torpeza, intransigencia, y justificaci贸n de temores nunca expresados. Esta metodolog铆a, al menos en lo que respecta al pa铆s en el que vivo, se ha reducido en la negativa (nunca admitida, pero llevada a la pr谩ctica) a afectar a las personas, a quienes perpetran directamente la iniquidad del Sistema. Para muchas anarquistas solo existe el 芦sabotaje禄 y la acci贸n destructiva (golpear y destruir cosas). La exclusividad de esta pr谩ctica est谩 muy extendida, incluso en el entorno 芦ecol贸gico禄, con pocas pero significativas excepciones, Kaczynski, por una parte. Esta propensi贸n de excluir acciones violentas contra las personas tambi茅n la hacen (con excepciones ocasionales), inclusive ALF y ELF.

Las 芦organizaciones禄 que por otras razones son un ejemplo importante (pero concreto) de c贸mo podemos 芦organizarnos禄 de manera deconstruida. Como dicen algunas compa帽eras, 芦una organizaci贸n que no quiere organizaci贸n禄. Sin lugar a dudas, en mi opini贸n, ha tenido influencia en la pr谩ctica de la FAI-FRI, s贸lo piensan en comunicarse a trav茅s de acciones y campa帽as internacionales. Espero que tengamos la oportunidad de hablar de ello con detalle, m谩s adelante鈥 Aqu铆, en Italia, en la esfera anarquista, en los 煤ltimos a帽os, solo algunas acciones de la FAI han sido opuestas. Los muy denigrados 芦paquetes bomba禄, son una pr谩ctica antigua que, por lo que puedo decir, es parte de la 芦tradici贸n禄 anarquista. Tan solo pensar en los llamados 芦galeanistas禄 en Estados Unidos, o en las explosiones hechas por anarquistas, que escaparon a Francia durante el fascismo, dirigidos a los principales peri贸dicos italianos, solo por nombrar algunos. Como dije en el pasado, la distorsi贸n de la 芦historia禄, la purga de hechos inc贸modos no es una pr谩ctica exclusivamente estalinista, incluso los anarquistas la practicamos a nuestra manera, a menudo inconscientemente.

Hablando del movimiento luddita, de las anarquistas, y no solo de estos movimientos, se presentan a menudo como ejemplo exclusivo de la pr谩ctica del 芦sabotaje禄, borrando una parte de esa historia que no es f谩cilmente digerible, debido a cierta visi贸n de su accionar. Tambi茅n hubo asesinatos entre las armas ludditas, no se limitaron a la destrucci贸n de telares. En 1812, William Horsfall, propietario de una f谩brica textil, fue asesinado a tiros en una emboscada, d铆as despu茅s de amenazar a sus trabajadores con reprimir cualquier tipo de revuelta, y que la sangre luddita alcanzar铆a su silla. Fue 茅l quien sucumbi贸, fue su sangre la que fluy贸. Tres ludditas fueron ahorcados por ese gesto de revuelta. No fue un caso aislado, cuando leemos exaltaciones correctas del luddismo casi nunca conocemos de este tipo de acci贸n 驴Por qu茅?

驴Quiz谩s el 芦sabotaje禄 es m谩s subversivo, m谩s peligroso para el Sistema que la eliminaci贸n f铆sica de un amo? Ciertamente hoy implica una mayor reacci贸n del Sistema, una mayor represi贸n. Pero el 芦miedo禄 nunca es un buen consejero, nos hace perder la racionalidad, el sentido de la realidad. Quiz谩s se deba a la sensaci贸n de p茅rdidas de la realidad, a las infinitas disquisiciones 芦sociol贸gicas禄 que muchas anarquistas hacen del t茅rmino 芦terrorismo禄, y de c贸mo esta palabra puede 芦aislarnos禄 y ser el 煤nico producto del Poder. El terrorismo es una pr谩ctica que las anarquistas (como casi todos los movimientos revolucionarios y populares) siempre han usado. Nunca me cansar茅 de decirlo, por impropio y molesto que pueda ser, porque creo que la honestidad y la coherencia intelectual est谩n estrechamente relacionadas, y para ser cre铆bles y, por lo tanto, eficaces en la acci贸n, uno debe ser honesto consigo mismo y con los dem谩s, y no razonar seg煤n la conveniencia inmediata sino con raz贸n en perspectiva. El terrorismo se entiende como una pr谩ctica que propaga el terror en la clase dominante, como lo hizo Emile Henry, al igual que los argelinos al golpear bares franceses (ejemplos hay infinitos), por cuestionable que pueda ser a nivel 芦moral禄, nunca ha sido indiferente a nadie, y la historia que dice que el terrorismo de abajo hacia arriba tiene todas las justificaciones del mundo. Lo siento si me sal铆 del tema, pero algunas cosas, aunque me incomodaban, ten铆a que decirlas.

[Fragmento]

Revista Vetriolo. Oto帽o de 2018.

Alfredo Cospito




Fuente: Oscurodeseo.blackblogs.org