November 13, 2020
De parte de Kurdistan America Latina
1,457 puntos de vista

El a├▒o 2020 ha sido especialmente dif├şcil para la poblaci├│n kurda asediada de Turqu├şa. El presidente Recep Tayyip Erdogan y su Partido Justicia y Desarrollo (AKP), contin├║an encarcelando a activistas kurdos y anulando la voluntad democr├ítica de los votantes kurdos a un ritmo alarmante, poniendo el futuro de las aspiraciones pol├şticas y culturales kurdas en una situaci├│n desesperada.

Mientras el COVID-19 sigue devastando el pa├şs, Erdogan y sus aliados han utilizado c├şnicamente la crisis como una cortina de humo para reprimir a los kurdos, destituir a los alcaldes electos y prohibir las exhibiciones p├║blicas de la cultura y el idioma kurdos.

Las restricciones de Turqu├şa y el desprecio por la minor├şa kurda del pa├şs, que representa aproximadamente el 20 por ciento de la poblaci├│n, no es nueva. Aunque Erdogan flexibiliz├│ algunas de las leyes sistem├íticas anti-kurdas de Turqu├şa a mediados de la d├ęcada de 2000, luego dio marcha atr├ís a muchas de sus reformas, en un intento por complacer al ultranacionalista Partido del Movimiento Nacionalista (MHP), un partido con el que est├í en la coalici├│n gobernante. Esta din├ímica se volvi├│ especialmente pronunciada a ra├şz del fallido golpe de Estado de 2016, que result├│ en una intensificaci├│n de las operaciones de Ankara contra los kurdos tanto en el pa├şs como en el extranjero. Desde entonces, el gobierno ha restringido el idioma, la literatura y la cultura kurda bajo acusaciones falsas.

El ├║ltimo a├▒o ha sido particularmente dif├şcil para los kurdos de Turqu├şa. De los 65 alcaldes elegidos en las elecciones locales del a├▒o pasado por el Partido Democr├ítico de los Pueblos (HDP), liderado por los kurdos, Ankara ha obligado a renunciar, o detuvo, a 59, reemplaz├índolos por miembros leales del AKP. La represi├│n a gran escala contra el HDP ha llevado a su copresidente Mithat Sancar a expresar la preocupaci├│n de que el gobierno presionar├í a la Corte Constitucional para que promulgue el cierre total del partido pol├ştico.

Erdogan, en ├║ltima instancia, tiene como objetivo equiparar al HDP con el Partido de los Trabajadores de Kurdist├ín (PKK), un grupo militante kurdo que ha librado un conflicto armado con el Estado turco durante casi 40 a├▒os. Ahora el HDP, sus l├şderes, sus miembros y sus seguidores est├ín en peligro ante el gobierno liderado por el AKP.

En septiembre, la polic├şa arrest├│ a 82 figuras afiliadas al HDP bajo el cargo falso de recibir ├│rdenes del PKK para ÔÇťincitar a una rebeli├│nÔÇŁ durante las protestas en defensa de Kobane, en octubre de 2014, en las que las fuerzas de seguridad mataron a 31 manifestantes kurdos. Mientras tanto, en Hakkari, la polic├şa arrest├│ a Leyla G├╝ven, una ex diputada del HDP y una de sus figuras m├ís populares, por dudosos cargos de ayudar a las acciones terroristas del PKK. Sus arrestos son parte de la amplia red lanzada por el AKP en su batalla contra los gobiernos locales y estatales vinculados al HDP, y los cargos de asociaci├│n con el PKK muestran que Erdogan est├í magnificando sus esfuerzos para pintar al HDP como id├ęntico al PKK.

El deseo de Erdogan de aplastar las aspiraciones pol├şticas kurdas tambi├ęn llega a la esfera cultural. Recientemente, el gobernador del distrito de Gaziosmanpa┼ča, de Estambul, detuvo la producci├│n de una obra de teatro en kurdo con el argumento de que su contenido ÔÇťperturbar├şa el orden p├║blicoÔÇŁ. Este es uno de los muchos ejemplos de c├│mo el gobierno utiliza leyes obsoletas para suprimir los derechos civiles b├ísicos de los kurdos.

La creciente presi├│n tambi├ęn est├í obligando a los residentes de ├íreas predominantemente kurdas, como Diyarbakir (Amed), a impartir clases clandestinas de idioma kurdo para evitar represalias por parte del gobierno. La educaci├│n superior tambi├ęn est├í siendo atacada. El Consejo de Educaci├│n Superior de Turqu├şa (Y├ľK) ha prohibido a los estudiantes escribir sus disertaciones en kurdo. La Universidad Dicle, en Diyarbak─▒r, tambi├ęn ha dado marcha atr├ís en el uso del idioma kurdo como medio de instrucci├│n. La universidad ha insistido en que nunca ofreci├│ cursos que se impartan en kurdo, a pesar de la afirmaci├│n del ex acad├ęmico Selim Temo de que Ankara ha cambiado el idioma de instrucci├│n del kurdo al turco.

A los medios kurdos, como otros medios cr├şticos de Erdogan, tampoco les ha ido bien bajo el gobierno del AKP. A partir del 6 de octubre, el popular sitio web de noticias con sede en el Kurdist├ín iraqu├ş, Rudaw, tiene prohibido operar en Turqu├şa como resultado de una controvertida ley de redes sociales aprobada, lo que sofoca a├║n m├ís las plataformas cr├şticas con el gobierno. Ankara tambi├ęn censura fuertemente los libros en kurdo o sobre historia kurda. En 2018, los tribunales turcos prohibieron la distribuci├│n y venta de nueve libros kurdos que detallaban la historia y las luchas de los kurdos, con el argumento de que estaban difundiendo ÔÇťpropaganda terroristaÔÇŁ.

Las draconianas medidas anti-kurdas de Erdogan no dejan lugar a dudas de que el levantamiento de las restricciones a la cultura o la pol├ştica kurdas, que promulg├│ anteriormente en su gobierno, fue puramente una estratagema pol├ştica. Su alianza con el MHP y la adopci├│n casi total de su perspectiva anti-kurda, expone los l├şmites de los derechos pol├şticos y culturales kurdos en la Turqu├şa gobernada por el AKP. Aunque la minor├şa kurda de Turqu├şa aspira a disfrutar de los mismos derechos y libertades que otros ciudadanos turcos, la represi├│n sistem├ítica del gobierno de Erdogan de las demandas m├ís b├ísicas solo exacerbar├í el conflicto kurdo.

FUENTE: Philip Kowalski ÔÇô Umut Can Fidan / Ahval / Traducci├│n y edici├│n: Kurdist├ín Am├ęrica Latina

<!–

–>




Fuente: Kurdistanamericalatina.org