November 24, 2022
De parte de Kurdistan America Latina
90 puntos de vista

El domingo pasado (por el 13 de noviembre), un atentando en una calle peatonal muy concurrida de Estambul mat贸 a seis personas y dej贸 m谩s de 80 heridos. El gobierno de Turqu铆a culp贸 enseguida a las Unidades de Protecci贸n Popular (YPG), las milicias kurdas que combaten al Ej茅rcito turco en el norte de Siria, y al Partido de los Trabajadores del Kurdist谩n (PKK), una fuerza ilegalizada en el pa铆s y considerada terrorista por Estados Unidos y la Uni贸n Europea (UE) tras la insistencia de Ankara.

Al mismo tiempo, el ministro del Interior de Turqu铆a rechaz贸 las condolencias de la Casa Blanca. 鈥淭enemos que cuestionar nuestra alianza con un Estado que desde su propio Senado alimenta la regi贸n terrorista. Los peones no son importantes. Los responsables son los que alimentan al PYD鈥, dijo Suleyman Soylu, en referencia a la alianza entre Estados Unidos y las milicias kurdas para luchar contra el Estado Isl谩mico (ISIS). Ankara siempre desconfi贸 de esa relaci贸n y el ex presidente Donald Trump consinti贸 a su socio de la OTAN, retirando a las tropas estadounidenses del norte de Siria a finales de 2019.

El pueblo kurdo, sistem谩ticamente perseguido por Turqu铆a, aspira a crear un Estado independiente propio*. Ankara lleva un siglo evitando esto, as铆 que la culpabilidad de las YPG y el PKK es obvia y hasta conveniente para el presidente turco Recep Tayyip Erdogan, sobre todo cuando el pa铆s no sufr铆a un atentado en cinco a帽os, en su mayor铆a cometidos por el ISIS y una autodenominada disidencia del partido kurdo proscrito, los Halcones de la Libertad del Kurdist谩n. Ankara bombardea las zonas kurdas del norte de Siria para impedir la potencial expansi贸n de Rojava, como se conoce al proto-estado kurdo establecido en frontera sur de Turqu铆a. Erdogan dice que los kurdos de Turqu铆a y de Siria complotaron en Estambul.

鈥淟a paradoja es que Turqu铆a pertenece a la OTAN y tiene una relaci贸n privilegiada con Estados Unidos, que apoya a uno de los grupos que Ankara est谩 combatiendo. La ret贸rica contra esta posici贸n de Estados Unidos ha sido matizada en los 煤ltimos a帽os, pero es muy fuerte en liderazgo pol铆tico turco. La diplomacia turca tiene posiciones maximalistas y una ret贸rica dura que se reaviva cuando hay un atentando鈥, asegura Ariel Gonz谩lez Levaggi, doctor en Relaciones Internacionales y Ciencia Pol铆tica por la Universidad Ko莽, de Turqu铆a.

Erdogan y Biden se reunieron el martes pasado durante la cumbre del G20 en Indonesia, y el presidente estadounidense le reiter贸 las condolencias. 鈥淟as prioridades de Turqu铆a pasan por la modernizaci贸n de los cazas F-16 y el levantamiento de algunas sanciones que pasan por la industria de la defensa. La agenda hoy est谩 en un mejor momento, pero hay elementos de tensi贸n, como la permanencia del opositor Fethullah G眉len en Pensilvania, que para Erdogan es un insulto, o el apoyo a los kurdos, aunque de menor intensidad鈥, dice Gonz谩lez Levaggi.

Las cosas cambiaron. Erdogan ya no quiere derrocar Bashar Al Assad, porque la estabilidad del presidente de Siria representa una traba para el crecimiento del Kurdist谩n sirio. Por su parte, las YPG vienen acerc谩ndose a sectores vinculados con Al Assad despu茅s de que los estadounidenses les restirasen el apoyo. Y la relaci贸n entre Turqu铆a y Estados Unidos es estrat茅gica, pese a que Erdogan compr贸 misiles a Rusia.

Para Xavier Palacios, historiador por la Universidad de Barcelona, es necesario hacer una distinci贸n entre Erdogan y su ministro de Interior. 鈥淪oylu es una de las cabezas m谩s fuertes del gobierno, y a pesar de ser del partido de Erdogan, est谩 vinculado a grupos ultranacionalistas y al llamado Estado profundo. 脡l amenaza y acusa a Estados Unidos, habitualmente. Erdogan no se ha pronunciado demasiado respecto al atentado y est谩 en plenas negociaciones con Estados Unidos para un deshielo鈥, afirma.

鈥淭urqu铆a reclama que se cumplan sus demandas como aliado de la OTAN y como potencia regional. Por eso, se compara con Grecia, su enemigo hist贸rico, que desde los 煤ltimos cuatro a帽os recibe un trato m谩s favorable de parte de Estados Unidos. Hay muchas razones: el deterioro de las estructuras democr谩ticas en Turqu铆a, el viraje al aislacionismo en relaci贸n con Occidente, la eterna candidatura a la UE y la llegada de los elementos ultranacionalistas, aparatos para-pol铆ticos y paramilitares, que basan su ideolog铆a en la enemistad con Grecia, y que son un pilar fundamental de esa interpretaci贸n del nacionalismo turco鈥, explica el experto en el Sudeste de Europa y el Mediterr谩neo Oriental.

Erdogan no solo hace sentir el peso de su pa铆s en relaci贸n con las islas del Egeo que se disputa con Grecia, sino que demora la incorporaci贸n de Suecia y Finlandia a la OTAN hasta que sus gobiernos garanticen la extradici贸n de militantes kurdos. La invasi贸n a Ucrania encontr贸 al presidente turco en la posici贸n de 煤nico mediador legitimado por las partes. Erdogan logr贸 un acuerdo para liberar la exportaci贸n de granos ucranianos en el Mar Negro y sent贸 al director de la CIA, Bill Burns, y al jefe del Servicio de Inteligencia Exterior ruso, Sergu茅i Narishkin, a discutir en Ankara el uso de armas nucleares.

鈥淗ay un c谩lculo pol铆tico m谩s all谩 de la cuesti贸n estrat茅gica. Turqu铆a termina favoreciendo la posici贸n de Rusia de limitar la expansi贸n de la OTAN. No es que Turqu铆a sea un aliado de Rusia y que esto sea una cuesti贸n meramente electoral. Es parte del juego turco de tratar de balancear entre presiones de ambos lados y sacar provecho. Erdogan juega la carta nacionalista, hoy en d铆a el centro pol铆tico de discusi贸n en el pa铆s鈥, observa Gonz谩lez Levaggi.

Seg煤n el analista, 鈥渓a elite conservadora en manos de Erdogan tiene una visi贸n de una Turqu铆a grande, potencia, y act煤a en esa l铆nea鈥. 鈥淨ue Turqu铆a sea hoy en d铆a el 煤nico mediador tiene r茅dito pol铆tico. Las perspectivas de un acuerdo de paz son bastante lejanas. No s茅 si habr谩 paz al momento de las elecciones turcas. Pero Turqu铆a ha logrado mantenerse indemne del conflicto que hay entre Rusia y Ucrania鈥, agrega.

Con una inflaci贸n que supera el 80% y una devaluaci贸n de la lira en un 50% este a帽o, la econom铆a juega en contra de las aspiraciones reeleccionistas de Erdogan, que lleva en el poder casi dos d茅cadas. Las elecciones est谩n previstas para junio de 2023 y el presidente enfrenta una impopularidad en aumento. El atentado del domingo puso en jaque la imagen de garante de la seguridad y la oposici贸n intentar谩 esta vez capitalizar el desgaste en el espacio oficialista. Todo lo que haga Erdogan desde ahora hasta junio ser谩 para ganarse el voto de los turcos.

*Nota de KAL: es com煤n que cuando se hable del proceso en Rojava o de las demandas del PKK, se d茅 por sentado que los y las kurdas que participan en estos espacios buscan la creaci贸n de un Estado; en realidad, es todo lo contrario: el confederalismo democr谩tico, paradigma que lleva adelante el Movimiento de Liberaci贸n de Kurdist谩n, propone 鈥渁utonom铆as democr谩ticas鈥 en cada uno de los pa铆ses donde se encuentra acentado el pueblo kurdo.

FUENTE: Patricio  Porta / Tiempo Argentina / Fecha original de publicaci贸n: 20 de noviembre de 2022 / Edici贸n: Kurdist谩n Am茅rica Latina

<!–

–>




Fuente: Kurdistanamericalatina.org