October 26, 2021
De parte de CGT Fesi Bac
144 puntos de vista


Las personas de CGT sabemos que el ERE ha supuesto un mazazo para toda la plantilla BBVA. No sólo es la pérdida del puesto de trabajo para quienes se van, sino que hay un antes y un después tras el proceso del ERE. Se ha evidenciado el carácter de la empresa, se ha manifestado nuestra vulnerabilidad como personas asalariadas y, sin duda, el papel y la ubicación de cada organización sindical. El destrozo del ERE no se queda en los miles de personas menos, sino en el ánimo de quienes permanecemos en la empresa. Este es uno de los males que un ERE, aceptado por una mayoría de la representación sindical, instala en la plantilla superviviente.

Para abordar el día a día laboral y el futuro cercano con una problemática laboral que apunta en la misma dirección (destructiva de empleo y de agresión a la plantilla), es natural que FALTE EL ÁNIMO a buena parte de nosotros/as. Pero, desde luego, algo que no ayuda es el papel de los firmantes cuando publican recurrentemente los datos de las Comisiones de Seguimiento del ERE. ¿Eso es todo lo que puede decirse de una situación tan traumática para toda la plantilla? ¿Una mera relación de los datos que da la propia Dirección sobre el ERE y una pequeña crítica sobre la misma por incumplir lo que se ha firmado en el ERE?

En CGT pensamos que lo que sucede en el banco ya era suficientemente previsible; no sirve ahora decir que exigen a la empresa mas seriedad en el Registro de Jornada (se fomenta y consiente que LAS HORAS EXTRAORDINARIAS REALIZADAS SE PONGAN COMO HORAS DE TIEMPO PERSONAL, las “invitaciones” a reuniones fuera de la jornada laboral bajo la amenaza de “tú verás si no vas…”, el grabar jornadas prolongadas como la jornada que se debería hacer, etc.), que no están conformes con lo que se está haciendo en los Contigo, etc. Con anterioridad ya lo denunciaba CGT. En varios foros han declarado sentirse engañados por la Dirección en la implantación de los Acuerdos que firman… PERO LES SIGUEN FIRMANDO ACUERDOS COLECTIVOS que AGREDEN lo más preciado de nuestro Convenio Colectivo de Banca: la jornada continuada, y, lo que es aún peor, les siguen FIRMANDO ERE.

A nadie se le escapa que esta Dirección va a querer más de lo mismo. ¿Alguien cree que haber aceptado su ERE (firmarlo por parte de quienes criticaban la posición de BBVA), vaya a traer menos agresiones futuras a nuestro empleo? ¿Alguien piensa que esa actitud sindical de reivindicar algo y firmar lo contrario como mal menor, o el no implicarse total y decididamente en las movilizaciones, fortalece las posiciones futuras de defensa del empleo? Nuevamente en Banco Sabadell hemos visto el mismo “modus operandi que en BBVA: Concentraciones con el “Aquí no sobra nadie” para después firmar DESPIDOS en un ERE calcado al de BBVA en su redacción y estructura de Acuerdo.

En CGT tenemos claras 3 evidencias del primer ERE en BBVA:

  • Es cierto que el conjunto de movilizaciones de la plantilla han aportado algunas modificaciones positivas a la posición inicial de BBVA. En particular, la apertura de una cierta voluntariedad (con muchísimos matices que todos conocemos), pero que la Dirección negaba profundamente hasta las huelgas. Esta cierta voluntariedad, sin duda, ha permitido que personas que ya se veían fuera de la empresa, al completarse el objetivo de reducción en su unidad, se hayan librado en este ERE.
  • Estas movilizaciones han sido respaldadas por un número de personas muy superior al de votantes a los Sindicatos que las convocaban. La apuesta de CGT por sumarse a todas ellas, asumir la responsabilidad como 3º Sindicato en representatividad en BBVA de convocar nuestras propias huelgas, ha sido determinante para que la Dirección visualizara una oposición real de la plantilla a sus criterios, por más que contara con el apoyo de los que, efectivamente, han acabado firmando, desde posiciones mucho más tímidas en la movilización.
  • Han firmado un ERE que no cumple los objetivos de salvaguarda del empleo. No dar al ERE la legalidad de ser firmado por una mayoría de la RLT, no impide, de entrada, que el Banco lo ponga en marcha (creemos convencidos que, unilateralmente, por razones políticas, hubieran tenido la oposición del Gobierno), pero lo cierto es que traslada una oposición real con lo mantenido ante su presentación, y, además, abre posibilidades jurídicas REALES tanto de oposición colectiva, como de demandas individuales. De este modo, la Dirección (de querer aplicarlo de forma unilateral) se enfrentaría a serios problemas, individuales de quien Representación Legal de los Trabajadores, a que continuase por esta vía en su intento de reestructuración continuada.

Es evidente que no basta con aportar datos de las Comisiones de Seguimiento de los firmantes de cualquier acuerdo colectivo, ERE incluido. Lo que sí sabemos en CGT es que determinadas posiciones sindicales NOS DEBILITAN para afrontar tiempos de reconversión sectorial. No hay soluciones mágicas, pero dejar de hacer lo que te daña, es siempre positivo. No repitamos errores.

Mañana, 27 de octubre, en la Audiencia Nacional, se celebrará, como ya te hemos anunciado, el juicio de IMPUGNACIÓN DE ESTE ERE. De su resultado depende el que se siga permitiendo a empresas como BBVA que, con beneficios astronómicos, esgrima argumentos económicos y productivos para justificar DESPIDOS, y que sirva para SEGUIR SUBIÉNDOSE LOS EMOLUMENTOS LA CÚPULA DIRECTIVA y REPARTIENDO DIVIDENDOS A LOS FONDOS BUITRE que controlan su mayoría accionarial.

Creemos que el papel de CGT, libre de compromisos políticos e institucionales, con un discurso coherente con lo que reivindicamos y con transparencia, es básico que lo reforcemos para incrementar la capacidad colectiva de defensa del empleo, su pervivencia y su calidad.

¿Y tú?

Octubre de 2021




Fuente: Fesibac.org