January 21, 2022
De parte de ANRed
205 puntos de vista

Alejandro Olmos Gaona, historiador, investigador, especialista en derecho internacional y autor del libro “Deuda o soberanía, verdades ocultas sobre la dependencia”, fue entrevistado ayer durante el programa radial Patas En La Brea, en Fm La Tribu. Allí analizó la historia reciente del endeudamiento argentino y principalmente las negociaciones que se están llevando a cabo con el FMI, explicando los motivos por los que considera que el gobierno no debería negociar con el fondo y refutando algunos mitos que circulan. Por ANRed.


Una de los principales temas de estos días en Argentina es la negociación del gobierno con el Fondo Monetario Internacional. En ese contexto fue entrevistado Alejandro Olmos Gaona. quien en el año 2008 asesoró al gobierno de Ecuador durante la presidencia de Rafael Correa e integró  la Comisión para la Auditoría Integral del Crédito Público (CAIC) que auditó los préstamos tomados por los gobiernos ecuatorianos entre 1976 y 2006. Esa auditoría caracterizó a la deuda externa ecuatoriana como ilegítima, debido a numerosas irregularidades, especialmente en la renegociación posterior al default de 1999.​ Contando con esta información el gobierno de Correa decidió llevar adelante una renegociación de la deuda con una quita del 65%.

“Me llama la atención que se está negociando con el fondo desde 2020 y no ha pasado nada”, comentó al principio de la entrevista. â€œYo personalmente pienso que no se debería negociar con el fondo”, sentenció luego, pasando a explicar y fundamentar dicho comentario.

“Que si no hay acuerdo se viene una catástrofe es uno de los tantos mitos que circulan: que si no hay acuerdo con el fondo se va a disparar el dólar, que de hecho se está disparando aunque se está negociando. Que pueden terminarse las inversiones o no van a venir: no hay inversiones ni este año, ni hubo el anterior ni el anterior, ni ya durante la gestión de Macri no venía ninguna inversión. El gobierno está en una situación muy difícil porque es imposible que acuerden con el fondo sin ajustes ni condicionamientos, eso lo establece el fondo en sus documentos desde que se fundó y en todas las operaciones que hizo con Argentina, desde 1957 hasta el último de Macri, siempre ha procedido de la misma manera”.

De hecho el ajuste ya se inició con determinadas medidas, como la reforma jubilatoria., pero Olmos Gaona anticipa una profundización del mismo de realizarse el acuerdo. “Una de las cosas fundamentales que anticipó el ministro es la reducción del déficit, que si bien es enorme, porque hay muchas cosas que sí habría que eliminar, en general lo que propone el fondo es eliminar el empleo público, la inversión pública que genera empleos y yo no creo que se muevan de ahí.”

También mencionó la hegemonía de Estados Unidos dentro del funcionamiento del organismo. “El factor fundamental de decisión es Estados Unidos, que tiene el 17% de cuotas en el fondo monetario, seguido de Japón que siempre sigue a Estados Unidos, seguido por China, que es el tercero.”

Ante los anuncios de pedido de prórrogas en los pagos también se manifestó incrédulo. “Creer que el fondo nos va a dar 10 años de plazo 4  de gracia para empezar a pagar en el 26 es insólito y no tiene nada que ver con sus políticas”, sentenció.

“Posiblemente haya algo en el acuerdo que le dé un poco de “changüí” al gobierno. Entonces el gobierno va  a mostrar una derrota como si fuera una victoria. Lo mismo que hizo con las PASO, y lo mismo que hizo en el 2020 con el acuerdo con los fondos de inversión donde después de 4 ofertas fracasadas finalmente los acreedores consiguieron casi todo lo que querían, con una quita nomás, y fue esto exhibido como un verdadero triunfo”, comentó en relación a como puede ser presentado el acuerdo y los posibles enmascaramientos del ajuste.

Sobre la fuga y la posibilidad de investigar las responsabilidades de quienes dieron esta deuda de 44000 millones Alejandro sostiene que “la importancia es que hubo más de 86000 millones de dólares que se fugaron del país, e indudablemente la plata del fondo sirvió para favorecer esa fuga. Lo que está prohibido por el artículo 5 y 6 de su convenio constitutivo donde el fondo advierte que eso ocurre tiene que decirle al gobierno que ejerza los controles necesarios y si el gobierno no lo hace tiene que cortarle el flujo de fondos, cosa que el FMI no hizo violando dos normas importantes de su convenio constitutivo. Ahora bien, la importancia de establecer eso de la fuga, a través de datos que tengo: gente que fugó no habría declarado en la AFIP bienes  que justificaran lo que compró. Hay personas que han comprado 50 millones de dólares y declararon que tenían apenas 2 o 3. Entonces una investigación podría determinar quiénes fugaron y que declararon en la AFIP esos que fugaron: si tenían solvencia suficiente para comprar esos dólares.”

Olmos Gaona remarcó que se podría presentar una demanda en La Haya, pero señaló que el gobierno no mostró ninguna intención al respecto: solo negociar.

En relación a lo mencionado también recordó un ejemplo que incluyó despidos por parte de la misma persona que compraba y fugaba millones de dólares. “Hace poco un amigo que había sido funcionario me contaba que en Tucumán un señor que tenía una cadena de supermercados dejó a 1200 personas en la calle, las indemnizó con el 60% pagando en cuotas diciendo que estaba fundido y que no tenía la posibilidad de pagarles más. Ese mismo señor que hizo eso había comprado 16 millones de dólares en 2018. Entonces claro: si no se transparenta eso, si no se transparentan las cuentas públicas no va a pasar nada.”

Por otra parte aclaró que tampoco se reduce todo a la deuda con el FMI sino que hay otros problemas vinculados al endeudamiento y la crisis financiera. “Todos están muy asustados por el tema del fondo, pero nadie habla de la bomba de tiempo del Banco Central, que tiene LELIQ emitidas por 47.000 millones de dólares, que si bien es una deuda en pesos es al 38% de interés que cobran los bancos, que son los únicos favorecidos por esas operaciones.”

También señalo el endeudamiento con el tesoro. «El tesoro le pide plata y le manda letras intransferibles a un montón años de plazo, a una taza neutra, que son papeles que se renuevan permanentemente. Yo creo que estamos en una situación muy difícil y lamentablemente, aunque a veces quiero tener una mirada positiva, creo que el gobierno no ve a donde va a ir esto o trata desesperadamente de convencerse de que va a llegar a un acuerdo. Ahora el presidente se va a China. Algunos dicen que vamos a recibir dinero de China. Me parece que es una de las tantas utopías», opinó en relación a la futura gira presidencial.

«Yo creo que el gobierno en lugar de transparentar la situación ante el pueblo argentino y decir «señores: el gobierno de Macri hizo un acuerdo realmente siniestro, si acordamos nos exige determinadas cosas que van a determinar mas ajuste (…) lo sentimos mucho no vamos a acordar»», sostuvo. Luego comentó las posibles consecuencias en base a las normas: «el fondo en principio se lo banca: intenta negociar, y sigue negociando a ver que pasa y y sigue tratando de mantener conversaciones, y después de un año  de plazo podría empezar a preocuparse y  ahí pensar que hay que hacer algún tipo de arreglo. Hay mucha tela para cortar».

También refutó la idea de un «FMI bueno» y de las supuestas disputas internas con Cristalina Georgieva. «Lo que me doy cuenta es que tanto el presidente como muchos funcionarios es que no han leído lo documentos del fondo, sus convenios constitutivos y sus estatutos, porque dicen cualquier disparate», sostuvo, luego de recordar la presencia de David Lipton, quien fue parte de arreglo entre Macri y Lagarde. «Por otro lado, parece que el presidente no sabe que Cristalina Georgieva según el acuerdo constitutivo del fondo, y esto es clarito, es una empleada del directorio. Ni siquiera tiene voto cuando se reúne el directorio. Solo tiene voz, no puede votar. Ella se limita a ejecutar lo que el directorio decide. Y el directorio está controlado por Estados Unidos, que tiene poder de veto y es el único país que siempre puede decir como se hacen las cosas. Decir que «Cristalina es buena» y todo eso es no conocer los documentos, y no conocer lo que es el fondo monetario.»

Escuchar entrevista completa





Fuente: Anred.org