April 7, 2021
De parte de La Haine
159 puntos de vista


Viene de lejos la tendencia a aumentar los impuestos a las corporaciones para mejorar la perspectiva de los inversores de capital de todos los niveles

Cuando todav铆a persiste la incertidumbre sanitaria y econ贸mica, se empieza a mensurar el rebote de la econom铆a mundial, lejos de recuperar la tendencia, pobre, por cierto, previa a marzo del 2020. Una de las inc贸gnitas es para cu谩ndo podr谩 recuperarse esa perspectiva de crecimiento en el capitalismo global.

Todo indica que involucrar谩 todo un lustro desde la emergencia de la pandemia y el cierre planificado de las econom铆as nacionales y la circulaci贸n mundial del producto. El horizonte apunta hacia el 2024/25.

Esa es la raz贸n, pese al rebote econ贸mico 鈥渄iverso鈥, como sostiene el FMI, que muchos organismos internacionales y economistas en posiciones estatales est茅n preocupados por sostener el financiamiento p煤blico de la recuperaci贸n.

Remito al FMI, entre otros, que promueve no desatender la intervenci贸n fiscal para contener impactos regresivos y por supuesto, cualquier esbozo de conflictividad social. Como no somos inocentes, aclaramos que estas consideraciones de los organismos internacionales son convergentes con las preocupaciones tradicionales apuntadas al ajuste y a las reformas estructurales que favorezcan la tasa de ganancia. Al tiempo que se atiende el gasto social en la coyuntura, avanzar en reformas de fondo, caso de los reg铆menes laborales y previsionales. Se trata de flexibilizar y si se puede derechos sociales, sindicales, laborales, hist贸ricamente conquistados, revertiendo la situaci贸n derivada del momento definido por el 鈥渆stado benefactor鈥.

Es el caso tambi茅n de Yanet Yellen, la Secretaria del Tesoro de EEUU que lleva en estas horas a la reuni贸n conjunta del FMI y del Banco Mundial, como al G20, la propuesta de una iniciativa global para grabar a las corporaciones transnacionales. El hecho es la reducci贸n tributaria impulsada por la administraci贸n Trump, bajando la imposici贸n a las ganancias corporativas del 35 al 21%. La gesti贸n Biden pretende recuperar posiciones y establecer una tasa del 28%. Ante la amenaza de retiro de esas empresas y la b煤squeda de territorios favorables a la no imposici贸n (para铆sos fiscales, entre otros), se pretende generalizar la iniciativa al mundo. Leemos en la prensa los dichos de la Secretaria del Tesoro[1]:

芦todav铆a es demasiado pronto para hablar de victoria禄, por lo que los pa铆ses tienen que continuar con 芦el fuerte esfuerzo fiscal y evitar retirar el apoyo demasiado pronto para promover una recuperaci贸n s贸lida禄 y ayudar a evitar la aparici贸n de desequilibrios globales.鈥

Viene de lejos la tendencia a imposiciones regresivas para mejorar la perspectiva de los inversores de capital. Hace a帽os que se discute en el sistema mundial la reversi贸n de esa l贸gica tributaria favorable a los capitales m谩s concentrados, que son los que m谩s ganancias acumulan. Es posible ver el fen贸meno actual en las empresas tecnol贸gicas, caso de la expansi贸n del comercio electr贸nico mediado por las restricciones en tiempos de pandemia. Con motivo de la innovaci贸n se promovieron oportunamente reducciones impositivas para favorecer esos desarrollos empresarios que evolucionaron a grandes conglomerados transnacionales. Esos beneficios impositivos debieran revertirse o suspenderse para la contribuci贸n a la emergencia, especialmente ante la dimensi贸n de la valorizaci贸n y ganancias de esas empresas por un lado y la recurrencia de nuevos brotes de contagios y muertes por un virus que es por ahora no controlable. Son gigantescas las ganancias de las empresas que operan la virtualidad en el contexto 2020/21.

Claro que EEUU tiene sus propias razones para elevar impuestos, como sostiene Yellen. Podemos ver detr谩s la necesaria financiaci贸n de un proyecto de renovaci贸n de infraestructura de unos 2 billones de d贸lares. El tema se discute en el parlamento estadounidense, al tiempo que profesionales como Paul Krugman discute desde su columna regular en el New York Times la ampliaci贸n de la categor铆a 鈥渋nfraestructura鈥, como algo mucho m谩s all谩 de 鈥減uentes y caminos鈥. La propuesta del Nobel de Econom铆a 2008 apunta en el mismo sentido de la Secretaria del Tesoro: apoyar monetariamente todo lo que sea necesario a los efectos de no cometer los errores del 2008, que restringi贸 el salvataje solo al gran capital concentrado y en general asociado al mundo de las finanzas. Hoy la preocupaci贸n es por sostener el complejo entramado productivo que involucra a peque帽as empresas y a millones de personas afectadas por la emergencia.

Se trata de salvar al capitalismo. Incluso, si leemos atentamente las proyecciones de la Reserva Federal sobre la econom铆a estadounidense, observamos el rebote 2021, pero tambi茅n la tendencia a la ralentizaci贸n en los a帽os siguientes. Dice la FED que el crecimiento previsto para el 2021 es del 6.5%, pero la previsi贸n para el 2022 baja al 3.3% y m谩s a煤n en el 2023, con un pron贸stico del 2.2%.[2] No est谩 asegurada la perspectiva de superaci贸n de la fuerte ca铆da del 2020, que arrastraba ya una lenta recuperaci贸n de la crisis del 2007/09. Por eso, la pol铆tica econ贸mica de EEUU, seg煤n la fuente mencionada, sustenta en la coyuntura un salvataje generalizado para defender la posici贸n relativa en la econom铆a mundial y un repunte con objetivo de retomar un desempleo del 3,5% para el 2023 en un marco inflacionario del 2%.

Por eso necesitan que las corporaciones tributen y contribuyan a sostener la gallina de los huevos de oro. Es que, si las corporaciones trasnacionales no tributan, solo queda afectar los ingresos populares, alica铆dos por la situaci贸n de emergencia y eso puede generar conflictividad. La variante de la emisi贸n est谩 fuertemente usada, tanto como la del endeudamiento y existe incertidumbre sobre cuanto estirar la cuerda entre ingresos populares y ganancias en sus diversas formas de beneficio empresario o renta.

El temor de los intelectuales sist茅micos es retroceder al tiempo de la estanflaci贸n que Reagan combati贸 con reestructuraci贸n y ajustes estructurales de los ingresos populares y una mayor explotaci贸n de la fuerza de trabajo. Por eso habr谩 que pensar en tensar la cuerda contra las ganancias y a favor de los ingresos populares, para lo cual habr谩 que encarar transformaciones estructurales que afecten la l贸gica de producci贸n y reproducci贸n del capitalismo.

—-

Notas:

[1] EE UU pedir谩 en el G-20 armonizar el impuesto de sociedades a nivel global, en: https://cincodias.elpais.com/cincodias/2021/04/05/economia/1617625688_822481.html

[2] FED. Resumen de las proyecciones econ贸micas del 17 de marzo del 2021, en: https://www.federalreserve.gov/monetarypolicy/files/fomcprojtabl20210317.pdf

La Haine




Fuente: Lahaine.org