March 16, 2022
De parte de Algrano Sembrando La Duda
153 puntos de vista

No a las falsas soluciones para el sistema energ茅tico

路 La red Gas No Es Soluci贸n, de la que formamos parte Ecologistas en Acci贸n, queremos expresar nuestra solidaridad con toda la poblaci贸n afectada por la guerra de Ucrania y por todos los conflictos en activo.

路 Deseamos que el conflicto b茅lico acabe lo antes posible e instamos a todas las partes a respetar el derecho internacional humanitario que protege a la ciudadan铆a civil de los ataques. Por ello, demandamos un alto al fuego inmediato. 

Somos conscientes de que en todo el mundo las personas sufren enormemente por los impactos del cambio clim谩tico, la pandemia de la COVID鈥19 y por las guerras en curso. El reciente informe del IPCC arroja una imagen aterradora de los impactos que ya se est谩n sintiendo en todo el planeta, y que resultan mucho m谩s duros en el Sur global. No queremos que otro conflicto armado traiga m谩s inestabilidad y p茅rdida de vidas. Necesitamos unidad y capacidad para afrontar los retos que nos esperan.
La situaci贸n actual pone de manifiesto que los combustibles f贸siles y los impactos del cambio clim谩tico exacerban los conflictos, haciendo sufrir a煤n m谩s a las personas m谩s vulnerables. Por esta raz贸n, una mayor inversi贸n en combustibles f贸siles e infraestructuras relacionadas aumentar谩 las perforaciones, el fracking, las emisiones asociadas y solo servir谩 para empeorar los impactos en el planeta y la salud de las personas.
Esta guerra ha dejado a煤n m谩s claro la gran dependencia europea y del Estado espa帽ol de los combustibles f贸siles, en especial del gas f贸sil. Tambi茅n ha arrojado luz sobre la importancia de nuestras finanzas p煤blicas y lo relevante que es ser conscientes de en qu茅 manos acaban y qu茅 apoyan. Las compa帽铆as gasistas se han beneficiado enormemente de la crisis de los precios de la energ铆a y pretenden sacar m谩s provecho de la guerra.
Necesitamos una eliminaci贸n progresiva de los combustibles f贸siles, en el Estado espa帽ol, en Europa y en todo el mundo. Para ello, debemos impulsar una transici贸n energ茅tica r谩pida y justa que nos aleje del carb贸n, el petr贸leo, el gas y la nuclear, para conducirnos a la democratizaci贸n de la energ铆a, al ahorro energ茅tico y a las energ铆as renovables. Este es el 煤nico camino viable para reducir r谩pidamente la dependencia de los combustibles f贸siles, contribuyendo al mismo tiempo de forma justa a alcanzar el objetivo del Acuerdo de Par铆s de limitar el aumento de la temperatura a 1,5 掳C.
Sin embargo, no se est谩n tomando las medidas necesarias ni en el Estado espa帽ol ni en la Uni贸n Europea (UE). Esta guerra debe de ser un punto de inflexi贸n para la transici贸n energ茅tica, para ello se debe:
鈥 Aumentar la ambici贸n clim谩tica y garantizar la seguridad energ茅tica. La UE y los Estados Miembros deben asegurar la integridad y ambici贸n del paquete legislativo sobre clima y energ铆a 芦Fit for 55禄 y otras herramientas, como los Planes Integrados de Energ铆a y Clima (PNIEC).
鈥 Sacar al gas y la nuclear de la taxonom铆a verde. El conflicto actual pone de manifiesto que estas energ铆as no cumplen con el objetivo de No Causar Da帽o Significativo (DNSH por sus siglas en ingl茅s) ni producen una contribuci贸n sustancial a los objetivos clim谩ticos, sino que son el origen de conflictos geopol铆ticos y objetivos militares altamente peligrosos.
鈥 Lograr un sistema energ茅tico 100 % renovable antes de 2040. La UE y sus miembros deben acelerar urgentemente las medidas para reducir significativamente la demanda de energ铆a y promoci贸n de energ铆as renovables. Para ello, el gas f贸sil debe quedar fuera de los hogares como tarde en 2035.
鈥 Evitar la expansi贸n de infraestructuras de combustibles f贸siles y otras falsas soluciones. Las medidas a corto plazo adoptadas por el Estado espa帽ol y la UE para hacer frente a la crisis energ茅tica no deben poner en peligro el camino ya recorrido en materia de acci贸n clim谩tica, evitando por todos los medios la expansi贸n de las infraestructuras de combustibles f贸siles y otras falsas soluciones que se est谩n planteando estos d铆as. Una de ellas es la puesta en marcha de la regasificadora de El Musel. Adem谩s de ilegal, es totalmente innecesaria por la capacidad de almacenamiento y regasificaci贸n ya existentes. O el resurgimiento del proyecto del gasoducto MidCat, que no resulta una soluci贸n en ninguno de los horizontes energ茅ticos si queremos cumplir con el Acuerdo Verde Europeo. Por otro lado, el hidr贸geno no puede convertirse en una falsa coartada que fortalezca el papel del gas f贸sil en el mix energ茅tico.
鈥 Impulsar la transici贸n justa para proteger a la poblaci贸n vulnerable de los precios vol谩tiles de la energ铆a. El acceso a la energ铆a limpia deber铆a garantizarse mediante una tarifa social efectiva, fomentando al mismo tiempo el cambio masivo de calderas de gas por sistemas t茅rmicos renovables y la inversi贸n en eficiencia energ茅tica en los edificios.

鈥 Desvincular el precio de la luz del gas. Las medidas de reducci贸n de la demanda junto con la electrificaci贸n son la mejor alternativa al gas f贸sil. Sin embargo, actualmente es el gas f贸sil qui茅n acaba marcando los precios, aun cuando s贸lo una peque帽a parte de la electricidad se produce a partir de gas (17 % en 2021). Este sistema perverso fomenta el empobrecimiento de la poblaci贸n en favor de las ganancias de las grandes compa帽铆as energ茅ticas, adem谩s, distorsiona las se帽ales de precio, dificultando la apuesta por la electrificaci贸n.

鈥 Prohibir la publicidad que promueva el uso de cualquier combustible f贸sil como combustible de transici贸n a las energ铆as renovables. La promoci贸n de los combustibles/energ铆a f贸sil como transitorios supondr铆a una resistencia al cambio a las energ铆as renovables y, por tanto, un freno en la apuesta por un futuro sostenible.

Necesitamos construir un futuro m谩s resistente, pac铆fico y seguro, en el que la acci贸n clim谩tica y el compromiso de la poblaci贸n nos lleve a consumir menos energ铆a y que la consumida sea sostenible, renovable, asequible y libre de conflictos. Una sociedad con energ铆a renovable accesible para todas las personas no solo ayudar谩 a afrontar la crisis clim谩tica, sino que tambi茅n garantizar谩 la seguridad energ茅tica, siendo el mejor seguro contra futuras subidas de precios de la energ铆a y una forma de proteger a las personas m谩s vulnerables.

Mientras hacemos un llamamiento a la paz, tratamos de mantener nuestro trabajo sobre la acci贸n clim谩tica en estos tiempos dif铆ciles. No hay tiempo que perder. 

Ecologistas en Acci贸n es una confederaci贸n de m谩s de 300 grupos ecologistas distribuidos por pueblos y ciudades. Forma parte del llamado ecologismo social, que entiende que los problemas medioambientales tienen su origen en un modelo de producci贸n y consumo cada vez m谩s globalizado, del que derivan tambi茅n otros problemas sociales, y que hay que transformar si se quiere evitar la crisis ecol贸gica.




Fuente: Algranoextremadura.org