March 5, 2021
De parte de La Haine
248 puntos de vista


Ha sido en el cuartel de la Guardia Civil en Valdemoro. Presidido el acto por el presidente del Gobierno “progre” y español, Pedro Sánchez (PSOE-GAL), se han destruido cerca de 1.400 armas utilizadas e incautadas, según nos dicen, a ETA y a los GRAPO. Estás armas ha sido aplastadas por una apisonadora para, acto seguido, trasladarlas a una fundición, con el propósito de destruirlas totalmente.

Información vertida asegura que las armas aplastadas eran 697 pistolas, 172 revólveres, 274 subfusiles y el resto son fusiles de asalto, rifles de precisión y otras.

El presidente Sánchez ha protagonizado un discurso. La demagogia, la hipocresía y el cinismo han estado presentes en sus palabras. Sin embargo, una cosa que ha expresado sí es del todo cierta. Sánchez ha dicho que “quien entrega las armas acepta la derrota”, y, en realidad, eso es lo que ha sucedido.

En el acto de hoy no se han aplastado y destruido las armas de los GAL, grupo terrorista creado por el PSOE, el siniestro partido que dirige Pedro Sánchez. Tampoco se han destruido las del Estado, esas que son utilizadas por sus fuerzas de seguridad al servicio del capital financiero, nunca al servicio del pueblo; esas que en muchas ocasiones han provocado lo que todo el mundo conoce como terrorismo de Estado.

En definitiva, en el acto de hoy se ha escenificado (por si alguien tenía alguna duda) quién tiene el monopolio de la violencia para hacer con él lo que le venga en gana; cualquier cosa, por supuesto, menos procurar una vida digna al pueblo.

https://insurgente.org/escenifican-quien-tiene-el-monopolio-de-la-violencia-las-armas-de-los-gal-y-del-estado-no-han-sido-aplastadas-por-la-apisonadora/




Fuente: Lahaine.org