July 6, 2022
De parte de Kurdistan America Latina
233 puntos de vista

La guerrillera de las Unidades de Mujeres Libres (YJA Star), Delal Nûda Avet, se refirió a las batallas en curso en el Kurdistán iraquí (Bashur), que es objeto de intensos ataques aéreos por parte del Estadto turco.

“Actualmente, estamos ocupando posiciones en Şikefta Birîndara. Como saben, el 17 de abril se lanzaron ataques aéreos y terrestres después de intensos bombardeos aéreos el 14 de abril –detalló la miliciana-. Comenzó una ofensiva muy amplia en Çiyayê Reş, Kurojahro, Şehîd Şahin y Şikefta Birîndara. No nos sorprendió, porque como comando general (de las YJA Star) lo esperábamos y nos preparábamos”.

Delal contó que “la primera noche, cuando comenzó el ataque, todas tenían motivación y fuerza. Esto fue muy obvio esa noche: todas estaban esperando este momento. Todas tomaron sus posiciones con entusiasmo. Este también es el caso en este momento”.

La guerrillera aseguró que “no hemos permitido que el ejército turco desembarque sus tropas desde el 17 de abril. Los ataques terrestres también son muy comunes. Dado que estamos cerca de las líneas enemigas, la línea Xeregol, vienen en su mayoría por tierra. En este momento, hay una gran resistencia en Şehîd Cûdî y Tepe Ortê; las compañeras están resistiendo. Hay una gran moral de resistencia entre ellas”.

“Solo hay una cosa a la que nos adherimos: es la realidad de la victoria –remarcó Delal-. El afán de victoria de todas, los líos diarios en medio de la guerra, los continuos ataques del enemigo… Por ejemplo, anoche helicópteros Cobra bombardearon nuestras posiciones sin parar hasta la mañana, pero incluso estos ataques nos levantan la moral. Decimos que ‘hagas lo que hagas, no nos vencerás y verás que no renunciaremos a nuestra resistencia’”.

La miliciana de las YJA Star explicó que “el 23 de abril marca el aniversario del ataque de invasión que comenzó en las Zonas de Defensa de Medya (bases de la insurgencia) el año pasado. Conmemoro a Werxelê, la resistencia de Zendura, Delal, Viyan y Bawer con gratitud y respeto. En cualquier caso, marchamos hacia la victoria más que hacia la resistencia. Solo hay una razón por la cual las fuerzas enemigas intensifican los ataques desde aire y tierra: esta es la última línea, y la defenderemos con éxito. Este es el único temor del enemigo”.

“La posición en la que estamos ahora es muy cercana a las fuerzas enemigas. Hay casi 300 o 400 metros entre nosotros –detalló-. No se mueven en absoluto, esperamos que se muevan, pero no se mueven en absoluto. Simplemente levantan y bajan la cabeza como si fueran un reptil. En este momento, estamos tratando de concentrarnos en dónde están las tropas enemigas, qué están haciendo, qué están tratando de hacer, cómo y de qué lado van a atacar y cómo vamos a responder”.

Delal indicó que ahora la insurgencia se enfoca en “las instrucciones que la organización ha dado en el último período, con respecto a las batallas del túnel y la formación en el terreno. Estamos tratando de inventar cosas nuevas, pero generalmente estamos listas y entusiasmadas. Esto es muy importante, muy valioso. El único problema es que no tenemos tiempo para socializar con otros amigos. Esas sonrisas, esos gritos y esas ganas de devolver el golpe a las fuerzas enemigas nos levantan mucho la moral. Ser una fuerza de ataque unida es una indicación de que lograremos la victoria”.

Para la guerrillera, estar en la zona de combate “es realmente significativo para mí, y también estoy muy orgullosa de ello. Es importante para mí estar entre los creadores de esta vida. Aquí es importante encontrarse en este mar de victoria. Estamos tratando de golpear a las fuerzas enemigas con base en el poder de re-cuestionarnos y recrearnos de acuerdo con la línea apoísta”.

“Ser mujer en esta posición es mucho más significativo. Por supuesto, tenemos insuficiencias. Puedo decir lo siguiente: no importa lo que pase aquí, si la organización escucha mi voz un día, puedo dar mi autocrítica por todas mis insuficiencias –señaló-. Realmente creo que podríamos haberlo hecho mejor, y lo haremos, pero todavía no podemos tener suficiente. No podemos responder plenamente a las expectativas de la organización. Por esto ya doy mi autocrítica”.

Por último, destacó: “Siempre resistiremos, ¡pero también aseguraremos la victoria aquí! Yılmaz Güney decía: ‘¡Ganaremos o ganaremos, prefiero morir como revolucionario que vivir como esclavo!’. Durante la resistencia de Kobane, una madre dijo: ‘¡Prefiero resistir de pie que morir de rodillas!’. Así es. No aceptamos la esclavitud. Aquí estamos resistiendo por esa madre, estamos resistiendo por el legado de Yılmaz Güney. Estamos resistiendo por este pueblo, y tenemos que llevar esta resistencia a la victoria. ¡Escribiremos otra victoria kurda, la victoria del PKK en la historia! Creo en esto y deseo éxito a todos los camaradas que resisten aquí”.

FUENTE: Zeryan Revan / ANF / Edición: Kurdistán América Latina

<!–

–>




Fuente: Kurdistanamericalatina.org