March 18, 2023
De parte de Indymedia Argentina
1,797 puntos de vista

Escuelas horno II: hacia un gran paro y marcha educativa 

Mario Hernandez

Docentes, referentes en educación, dirigentes sindicales, estudiantes de nivel medio y de los distintos profesorados de la Ciudad se reunieron el jueves 16, convocados por el sindicato docente Ademys, para coordinar y construir una gran jornada de lucha por infraestructura, salario y condiciones de enseñanza y aprendizaje a realizarse el jueves 30 de marzo. 

Desde el inicio del ciclo lectivo fueron varias las expresiones de organización de la comunidad educativa de la Ciudad de Buenos Aires contra las pésimas condiciones en las que están las escuelas, las cuales impactan negativamente en la enseñanza y aprendizaje. En el barrio de Lugano, las familias de la Escuela 16 vienen de realizar un corte en Avenida Roca y Cañada de Gómez para exigir que se solucionen los problemas edilicios por los que vienen reclamando desde hace años como la falta de gas y ventiladores. En Barracas, docentes, estudiantes y familias de la Escuela Normal Superior N° 5, también se expresaron para visibilizar demandas similares a través de un corte en Av. Suárez y Vieytes. 

Sin embargo, estos hechos no son casos aislados. Los problemas edilicios y de infraestructura de estas escuelas se repiten en la gran mayoría de establecimientos educativos de la Ciudad de Buenos Aires, lo que lleva a que en numerosos distritos se manifiesten en unidad docentes y familias. La situación es sumamente crítica. Un reflejo de ello fue la explosión en la Escuela 16 de Balvanera el jueves por la tarde. 

Por todo esto, como continuidad del plan de lucha iniciado en el marco del paro docente del martes 14, se continúan organizando para construir una gran jornada de lucha que incluya una numerosa marcha educativa en unidad el día del paro docente, jueves 30 de marzo.  

 

En un contexto donde la inflación del año 2022 superó el 94%, el gobierno nacional estableció un 33,5% de «aumento» al salario docente hacia mitad de año. El mismo fue presentado como una conquista. Bajo ese piso nacional, la provincia de Buenos Aires ofreció un 40% hacia julio con cláusula de revisión y la Ciudad de Buenos Aires un 60% para todo el año, si bien el número es mayor, al ser por todo el año seguramente será todavía menor al de la provincia en el transcurso del año. En todos los casos la docencia pierde claramente frente a la inflación como viene sucediendo todos los años. Mientras eso sucede, la desidia en cuestiones edilicias se hace visible ante la ola de calor evidenciando, no solo la falta de inversión pública, sino también la deficiencia en el relato de los «190 días de clase». ¿En qué condiciones se dan esos días de clase? ¿Cuánto se puede aprender en este contexto de precariedad y malestar físico? Mientras desde los medios masivos se ataca a los sindicatos docentes y se blinda a un gobierno u otro según afinidad con el medio, estudiantes y docentes desarrollaron protestas por condiciones edilicias de riesgo como en la Escuela Normal 1, o Escuela N°16 de Balvanera, que fue evacuada por un incendio, entre otras donde tuvieron estudiantes con descomposturas por el golpe de calor. En distintos municipios de la provincia de Buenos Aires, también hay reportes de escuelas cerradas o con media jornada por la ola de calor.  

El 17 de febrero pasado, desde la Presidencia de la Nación, fue publicado un informe con el siguiente encabezado: Â«El presidente Alberto Fernández anunció hoy, junto a los ministros de Educación, Jaime Perczyk, y de Economía, Sergio Massa, y la ministra de Trabajo, Raquel Olmos, el acuerdo con los gremios docentes para aumentar el salario de las y los maestros un 33,5% a julio y elevar el salario mínimo inicial a 130.000 pesos a partir de marzo. Â«Es una gran alegría que podamos cerrar este acuerdo tantos días antes de que comiencen las clases. Eso es dar tranquilidad a las y los docentes, que la merecen, y a las familias argentinas que saben que sus hijos e hijas irán al colegio normalmente, expresó el mandatario, al tiempo que indicó: Quería estar presente para ratificar mi compromiso con la educación pública, mi compromiso con cada docente». 

Con una estrategia distinta, desde el Gobierno de la Ciudad, directamente se ataca con ofensas a la docencia: «Seguimos profundizando en lo digital también. Y por supuesto, para todo esto necesitamos docentes del futuro, por esto estamos trabajando en el desarrollo profesional», dijo Soledad Acuña en una entrevista el pasado 7 de marzo. En julio del año pasado directamente había declarado que «Argentina no tiene docentes preparados para trabajar en la escuela del futuro». Estas declaraciones se dieron luego de otras mucho más ofensivas durante la pandemia.  Días después de estas declaraciones, la Escuela N°16 DE 2, fue evacuada luego de un principio de incendio por sucesivas explosiones en el transformador. 

Las escuelas colapsan y la docencia, con salarios cada vez más bajos, trabaja en condiciones cada vez menos dignas. La niñez es quien más sufre la desidia edilicia. 

De haber sucedido ese desperfecto en la Escuela Normal 1 también de la Ciudad de Buenos Aires, el desenlace pudo haber sido mucho peor. En el marco de una asamblea masiva de la docencia del nivel medio, se decidió parar en el turno mañana y realizar un semaforazo de visibilización. Denunciaron que en la escuela tienen problemas estructurales que hacen insostenible trabajar y estudiar: techos que se llueven y se caen, salidas de emergencia clausuradas, ausencia de ventilación en aulas y espacios de trabajo, aulas sin pantallas ni pizarrones, entre otros. Estos problemas se agudizan en el marco del calor extremo que atraviesa la Ciudad. 

Al día siguiente la protesta confluyó con el faltazo masivo convocado por estudiantes de distintas escuelas denunciando las malas condiciones que tuvo estudiantes con desmayos o descomposturas. La única respuesta del ministerio de Educación porteño, ante “una ola de calor sin precedentes”, fue el suministro de botellas de agua que, según afirman, “llegan calientes y no alcanzan para cubrir siquiera a la mitad de los estudiantes”. «Hoy, milagrosamente, las salidas de emergencia, clausuradas desde diciembre, estaban habilitadas», respondió un docente del Normal 1. 

El martes 14 por la mañana debieron evacuar las escuelas 20 y 27 de Barracas, porque se incendiaron los medidores. La Escuela 1 DE 8 se encuentra sin luz y sin agua, la misma situación se repite en la 14 DE 17 del barrio Villa Real Comuna 10, la Nº 12 DE 12 de Flores y la 2 DE 18 de Almagro.  

 

¿Bajo qué condiciones proponen garantizar los días de clase? 

En distintos municipios de la provincia de Buenos Aires, también hay reportes de escuelas cerradas o con media jornada. Distritos como La Matanza, Avellaneda, Berisso, Almirante Brown, Moreno, Merlo, Bahía Blanca y José C Paz. Allí algunos directivos escolares decidieron suspender las clases por la falta de refrigeración en las aulas. 

Mientras desde un lado de las autoridades gubernamentales hacen campaña con el cumplimiento de los 192 días de clase, desde el otro, tampoco se ve un compromiso serio por incrementar la inversión para resolver los urgentes problemas de fondo. 

Escuelas horno en Berisso 

 

Zulma Maldonado, docente de la ciudad, integrante de la Agrupación Marrón y delegada de la EP22, dijo sobre lo que viene sucediendo: “Somos múltiples escuelas de la ciudad que fuimos suspendiendo las clases, frente a la nula respuesta del Concejo escolar para que nos brinden ventiladores, por falta de agua, o porque no están dadas las condiciones edilicias. En muchas escuelas hay más de 30 chicos en pequeñas aulas. La ola de calor combinada con la falta de condiciones edilicias hizo estragos, hasta dos de las escuelas privadas de la ciudad tuvieron que suspender sus clases”. 

Agregó que: “la solución no es sólo la suspensión temporal. La solución es que se dedique presupuesto para educación acorde a las necesidades reales. El gobierno manda la plata afuera, para pagar la deuda, la inflación come nuestros salarios, y los arreglos que se hacen en las escuelas son menores: toda la comunidad educativa queremos que las escuelas funcionen, pero con condiciones dignas. Por eso este miércoles 15 nos movilizaremos en la ciudad a las 9:00 en el Parque Cívico. También queremos que expliquen qué pasó con el Fondo educativo que solo llegó a la mitad de las escuelas”. 

Por su parte, otra docente de la misma institución escolar y también de la escuela primaria N°6 comentó: “Si bien las dos primeras horas se hacen más llevaderas, luego los niños empiezan a estar muertos de calor, transpiran, están desganados, cansados. A pesar de que hay aulas con ventiladores, el aire no circula porque tenemos las ventanas a medio cerrar porque pega el sol de lleno”. Al ser consultada sobre lo que sucede en el turno tarde, nos dijo: “El turno tarde es una situación peor, con más calor. No hay espacios arbolados donde los chicos puedan estar al aire libre, falta de agua en los baños de los docentes, tenemos que acarrear agua. La situación es desesperante, no son condiciones dignas para trabajar”. 

Otra compañera docente de la EP22 al ser consultada nos compartió: “Realmente lo que estamos viviendo en las escuelas públicas de la región en esta ola de calor es realmente inhumano y es muy triste. Las y los educadores nos preocupamos por nuestras y nuestros alumnos. Les alcanzamos agua, les permitimos no usar el guardapolvo, trabajar en el patio cuando hay sombra. Las y los docentes sufrimos las mismas condiciones, al no haber agua en los baños”. Para concluir, nos dijo: “Es muy terrible, sobre todo para las personas menstruantes, con el calor y nuestras condiciones personales. Queremos ir a trabajar, pero no se puede estar así. Queremos que nuestras escuelas estén con todo lo que necesitan: agua, ventiladores, estudiar y trabajar cómodos para realmente poder transmitir conocimientos”. 

Miguel, docente en la EP N°14, contaba que en su escuela “muchas aulas no tienen ventilador, del lado de primer ciclo pusieron ventiladores, pero en otros no hay, no funcionan. A la tarde es el peor horario, se sufre mucho calor. Los cortes de luz no ayudan, porque terminan perjudicando a la bomba y nos quedamos sin agua”. 

Por su parte Facundo Arata delegado de la EES N°4 afirmó: “Los docentes estamos reclamando algo básico: con calor, con días en las que no alcanza el agua fresca para los pibes, con aulas hacinadas no se puede estudiar ni enseñar. En mi escuela tenemos aulas con ventanas selladas y llena de alumnos donde el ventilador no da abasto. Los chicos también se quejan, porque la pasan mal”. 

Y reflexionó: “Tenemos que llevar adelante una campaña de denuncia contra este gobierno: el provincial, el nacional y el municipal, ha quedado al descubierto la poca inversión que han hecho en las escuelas como así también la necesidad de mantener los días de clases a costa de la salud de les chiques y de nosotres. Por eso hay que exigirle al Estado que suspenda las clases, pero a la vez que ponga aires acondicionados y que las aulas estén habitables”. 

Para finalizar, dijo: “Estas temperaturas extremas, las más altas desde 1906, son producto del desmonte y el extractivismo. Se escucha de los candidatos del Frente de Todos y también de los opositores de derecha de la oportunidad que es el litio y Vaca Muerta, pero sabemos que eso será más hambre y contaminación para el pueblo trabajador”. 

Ensenada: más de 400 docentes movilizaron denunciando la crisis edilicia  

La persistente ola de calor dejó aún más en evidencia los años de desinversión que atraviesan las escuelas públicas de Ensenada.  

A pesar del apriete de inspectores y directivos, desde la Multicolor se convocó a una concentración en el Consejo Escolar y movilización a Jefatura Distrital con gran participación de docentes de todos los niveles educativos, donde se expresó el descontento de la comunidad educativa ante las cada vez más degradadas condiciones de infraestructura de las escuelas: docentes y estudiantes tomaron en sus manos la organización de sus escuelas, armando relevamientos, exigiendo planes de contingencia a los directivos y visibilizando la situación, en unidad con las familias, demostrando que no hay “normalidad”, como intenta hacer creer a la opinión pública el ministro Sileoni. 

Delegados de las escuelas pidieron una reunión con consejeros escolares para presentar los relevamientos, pero no estaban en el recinto. Luego se marchó a Jefatura Distrital, donde tampoco había funcionarios disponibles para atender el reclamo, dándole la espalda a los docentes movilizados. Mientras ellos disfrutan del aire acondicionado, en las escuelas nos asamos con el calor o estamos expuestos a situaciones como las que vivieron las maestras del Jardín 903, donde a la falta de medidas de higiene y seguridad se sumó un principio de incendio por las deficitarias condiciones de la instalación eléctrica. En respuesta, organizaron un abrazo solidario el miércoles 15 a las 11:00 en el jardín para exigir respuestas ya a los reclamos. 

Mientras tanto, Suteba Ensenada (conducción Sudeste), se lava las manos y le da la espalda a la comunidad educativa: no hay convocatoria a asambleas y Cuerpo de delegados para votar un plan de lucha. Por el contrario, militan activamente contra la organización de las escuelas. Para ellos la política es “gestionar” y no luchar, llevando los reclamos a un callejón sin salida y a que se naturalice la decadencia de la educación pública. Mediante comunicados se encargaron de dejar en claro que la concentración en el Consejo Escolar era una “medida ilegal” y llamaron a boicotear la actividad ubicándose como el sostén del gobierno de Kicillof y Secco, quienes son los principales responsables del abandono y precariedad de las escuelas. A pesar de la negativa del sindicato a impulsar un plan de lucha, y de la persecución y aprietes a docentes por parte de inspectores y directivos la movilización fue contundente. 

Los ventiladores se caen en la cabeza de los estudiantes 

 

En el marco de la ola de calor que hace aflorar la crisis educativa y edilicia extendida en toda la provincia de Buenos Aires, el miércoles 15 se cayó un ventilador sobre la cabeza de una estudiante secundaria que, afortunadamente y de milagro, no sufrió heridas. El hecho ocurrió en la Secundaria 9 de Ensenada. El martes 14, en la misma escuela, se produjo un escape de gas y el establecimiento tuvo que ser evacuado de urgencia ante la alarma de directivos y docentes. Una estufa mal colocada rompió un caño de gas. Hechos como estos nos recuerdan que durante el gobierno de Vidal se produjo la muerte de Sandra y Rubén producto de una explosión en una escuela de Moreno. Crimen social que hasta el día de hoy sigue impune. Además, el macrismo llevó adelante importantes recortes de presupuesto y una feroz campaña contra los docentes. Cuando hablamos de ajuste en educación no hay grieta, todos los gobiernos son responsables del vaciamiento y la desinversión. 

Mientras todo esto ocurría, el intendente Secco se apuró a hacer una publicación en sus redes asumiendo como acto de campaña la colocación tardía y precaria de ventiladores que denominó de “última tecnología”, pero que terminan cayéndose de las paredes. Esto luego de la masiva movilización de más de 400 trabajadores de la educación de nivel secundario, primario e inicial, convocada por la lista Multicolor, ante la inacción de la conducción Sudeste/Celeste que conduce Roberto Baradel. 

Lomas de Zamora: las escuelas se organizan frente a la ola de calor 

 

Durante la mañana del lunes 13 de marzo más de 400 docentes se movilizaron a la Jefatura Distrital de Lomas de Zamora para exigir condiciones de infraestructura para enseñar y aprender en condiciones dignas y suspensión de clases ante la ola de calor cuando esto no esté garantizado. La convocatoria fue realizada por la lista Multicolor conformada por varias agrupaciones docentes del distrito. 

Lejos del inicio feliz que quiere vender el gobernador de la PBA Axel Kicillof, lxs docentes vienen denunciando que en la mayoría de las escuelas faltan condiciones de infraestructura para brindar educación de calidad y con la ola de calor se vuelve a poner de manifiesto el estado en que se encuentran. 

Se elevaron actas de las escuelas con denuncias sobre la grave situación edilicia, falta de ventiladores, aires acondicionados, hasta algo elemental como el agua, que hacen imposible el dictado de clases ante las elevadas temperaturas que se viven desde hace semanas. 

Ante esta realidad el Suteba conducido por Baradel se limita a responder que los directivos tienen la potestad de suspender las clases cuando no estén dadas las condiciones, sin hacer siquiera una tímida denuncia a la responsabilidad del gobierno de la situación en que se encuentran las escuelas. Su posición, como lo han hecho saber en su última asamblea, es militar la candidatura de Kicillof, muy lejos de organizar a la docencia para luchar por todas las demandas, callando de forma cómplice ante un gobierno que paga al FMI, discurso progresista mediante, con el dinero que tiene que ir a salud, educación, vivienda, etc. 

Morón e Ituzaingó: suspensión de clases y falta de inversión en infraestructura 

 

Empiezan a llover mensajes sobre la situación de cada escuela, ante la falta de agua, ventiladores, ventilación necesaria, falta de auxiliares, etc. Cada une detalla en qué escuela se suspenden las clases:
ES44, EES 8, EES 31 de Morón centro. EES 32, EES 53, EP 58 Palomar. EES 9, EP 50, EP 15, EES 21 Castelar, ES 23 de Haedo, entre otras. 

Es la novena ola de calor en lo que va del año y hace estallar la precariedad estructural de la escuela pública. A la falta de recursos mínimos para sobrellevar las temperaturas récord, se suman situaciones muy graves, como pasa con la E.E.S 38 que desde el año pasado denuncian que en el 2018 pusieron aulas container bajo la gestión de Tagliaferro (Juntos por el Cambio) y el actual Gobierno de Lucas Ghi (Frente de Todos) termina ofreciendo escuelas para hacer traslado de containers, alejando a la comunidad educativa de la escuela, perdiendo matrícula y el miedo a que desaparezca. 

La EP 50 que compartía el espacio con la EES 38 tiene licitación, pero recién arrancan las obras este año (el año pasado las familias hicieron cortes y acciones en las calles para denunciar la situación de la escuela) pero, mientras tanto, también envían a la comunidad lejos de su barrio. 

Otro ejemplo es el EES 14 que, entre los reclamos históricos de la escuela, el proyecto es construir 3 aulas porque están hacinados, pero sigue sin estar licitado, y como denuncia un docente de la escuela, la sala de profesores está en un pasillo y sin ventilador.  

En la secundaria 13 de Ituzaingó lxs chicxs hacen cola en la puerta de la heladera para llenar sus botellas y no dan abasto. La semana llamaron a servicio médico porque hubo muchxs chicxs descompuestos. El agravante es la novedad que de 700 alumnos se informó que llegarán 200 cajas de mercadería nada más. 

Mientras tanto, llega una nota de Suteba que nos da indicaciones ante calor extremo como rotar a los chicos en el aula, que no tengan temperatura mayor a 39°. Pasan unos minutos el Comunicado de DGCyE, Gobierno de Kicillof que nos propone “Mantener el aula fresca”, los grupos de whatsapp vuelven a estallar de bronca y llegan mensajes irónicos â€œComunicado #1: ¿Hace calor? Toca el tambor ¿Hace frío? Ponete el poncho de tu tío”. El remate fue el viernes que la temperatura llegó a 39 grados y el ministro de Educación, Jaime Perczyk, en una entrevista televisiva, indica a los docentes sacar los chicos al patio, cuando hay escuelas sin acceso a recreos en condiciones para la dispersión de los chicos. 

Desde La Multicolor Morón e Ituzaingó (Agrupaciones: La Marrón, Naranja, Rosa, Coral), difundieron un comunicado: â€œReclamamos inversión en infraestructura, que se realicen YA todas las obras prometidas”, donde denunciamos que â€œante la ola de calor: sin agua potable y ventilación adecuada no se puede estudiar. Se pone en riesgo la salud y el bienestar de docentes, auxiliares y estudiantes, y no se da una educación de calidad. Que el gobierno provincial de Kicillof y municipal de Lucas Ghi (Morón) y Descalzo (Ituzaingó), realicen ya todas las obras programadas, inversión real en infraestructura, alimentación saludable y agua potable en todas las escuelas. Distribución inmediata de bidones de agua y dispenser”. 

Docentes y familias de Barracas comenzaron a organizarse  

 

Desde hace semanas que la comunidad educativa de Barracas se viene organizando ante los graves problemas de infraestructura escolar presente en el barrio. En este marco, docentes y familias de la escuela N°8 de Barracas, realizaron el miércoles 15 una asamblea en la cual intercambiaron reflexiones en este sentido. 

La misma comenzó con la lectura, de parte de una docente, del cuento “El pueblo que no quería ser gris” de Ayax Barnes y Beatriz Doumerc. A pocos días del 24 de marzo, y ante el reciente de fallecimiento del empresario azucarero Blaquier quien llegó a tener centros clandestinos de detención en su propia empresa Ledesma, compartimos esta historia muy conocida en las aulas de nivel primario en pos de conservar la memoria y seguir pidiendo verdad y justicia ante la última dictadura militar. Una mamá de la escuela, recién llegada de Jujuy, tomó la palabra haciendo alusión al funcionamiento de la empresa Ledesma y la importancia de movilizarse a 47 años del golpe, mostrando no sólo la emergencia de la escuela pública en sintonía con el desfinanciamiento educativo y la crisis económica profundizada por la dictadura, sino también por su expresión en la situación habitacional de barrios como el de la Villa Zavaleta en el cual vive un importante porcentaje de la matrícula de las escuelas de la zona. 

Luego, se denunciaron los graves problemas de infraestructura junto a las familias y estudiantes presentes entre los que se mencionaron los sucesivos cortes de luz (que no sólo afectan los hogares sino también a las escuelas) y la falta de respuesta de Edesur, la falta de ventiladores en las aulas y demás espacios compartidos, la asistencia a la escuela de las y los niños luego de no dormir en toda la noche por los apagones y la consecuente falta de agua por la falta de suministro de energía. 

En el barrio y en las escuelas hay problemas con el funcionamiento de los tableros eléctricos. Por este motivo, la semana pasada se evacuaron dos escuelas de la zona (la 20 y la 27) lo cual implicó que maestras y niñeces estuvieran horas al rayo del sol con 43° de sensación térmica.  

En la asamblea también se dio cuenta de los agravantes de esta situación como la falta de trabajo entre las familias y el impacto que esto tiene en el acceso a los recursos para enviar a sus hijas e hijos a la escuela como calzado y útiles necesarios. 

La asamblea finalizó con la votación de algunas propuestas mencionadas en el debate como acompañar el paro educativo que impulsa el sindicato docente Ademys para la semana del 27 de marzo y participar de la movilización a 47 años del golpe genocida a realizarse el viernes 24 desde las 12:00 en Plaza Congreso. 

Familias de la escuela 16 de Lugano realizaron un corte  

 

El martes 14 de marzo, la comunidad educativa de la Escuela 16 DE 21 del barrio de Lugano, realizó un corte en Avenida Roca y Cañada de Gómez, por falta de infraestructura y, frente a la falta de respuestas del gobierno de la Ciudad, ya que no garantiza las condiciones necesarias para que los chicos estudien en medio de una ola de calor sin precedentes. 

El corte se realizó después del abrazo que se hizo a la escuela a las 8:30. Hubo presencia policial, pero la comunidad educativa estaba totalmente decidida a que se le dé una solución a esta situación para preservar la salud de las y los alumnos, docentes y trabajadores del establecimiento. 

No cuentan con ventiladores, otras de las tantas demandas es que la escuela no tiene gas desde el año 2019 (antes de la pandemia), el establecimiento no tiene ventilación, o sea, que tampoco se cumplía con la norma obligatoria de ventilación cruzada cuando todavía no estaban vacunados contra la covid-19. Una mamá decía que, “con estas altas temperaturas, todos los chicos se descomponen y esto pasa en todos los colegios del distrito 21”. 

Luego enumeró: “El comercial 35 tiene ratas, cucarachas y no mandan a desinfectar el establecimiento, hay escaleras que no se pueden usar; el Comercial 12 hace una semana que está sin clases porque no hay luz, no puede ser que los chicos pierdan una semana de estudio porque nadie soluciona el problema de los cortes de luz, ni siquiera ponen un generador, necesitamos urgente una solución”. 

La docente Ailén Beraldo, secretaria de Acción Social del sindicato Ademys, se hizo presente en el corte y dijo: “Estamos acompañando a las familias porque el Gobierno de la Ciudad no da respuestas frente a las malas condiciones edilicias de las escuelas. Además, estamos reclamando porque Edesur no se hace cargo de tener a muchísimos barrios de la Ciudad sin luz, especialmente en la zona sur. Estas empresas no invierten y los gobiernos continúan perdonándoles las deudas, les condonan deudas. Edesur y Edenor, continúan enriqueciéndose con nuestros salarios, a través de las tarifas que pagan las familias trabajadoras y no dan ninguna solución, así que acá estamos junto a las familias y toda la comunidad educativa de la escuela”. 

Por otro lado, la legisladora Alejandrina Barry del Frente de Izquierda presentó un proyecto de emergencia para paliar la ola de calor en escuelas porteñas.  

El jueves 16 de marzo convocaron a toda la comunidad educativa del distrito 21 y de todos los distritos que están padeciendo lo mismo, “ya que Larreta y ningún gobierno está haciendo nada por la educación de los chicos”, a realizar un gran corte y, de esta manera, visibilizar la solicitud de solución a todos estos problemas. El corte se realizó en Avenida Roca y Cosquín. 

“Larreta impidió tratar proyecto de emergencia ante la ola de calor en escuelas porteñas” 

 

La legisladora Alejandrina Barry del Frente de Izquierda presentó un proyecto de emergencia para paliar la ola de calor en escuelas porteñas. Soledad Acuña solo envió botellitas de agua y la crisis en las escuelas continúa al ritmo del calor agobiante. “Así no se puede estudiar. No solo el problema es el calor, sino en especial la falta de medidas para paliarlo y la falta de infraestructura escolar”, aseveró la legisladora. 

Ni bien el servicio meteorológico anunciara la continuidad de la ola de calor, la alerta naranja y los constantes cortes de luz y por ende la falta de agua, el pasado 6 de marzo, la legisladora Alejandrina Barry del PTS en el Frente de Izquierda, presentó un proyecto de resolución para encarar medidas de emergencia que permitieran la seguridad sanitaria para alumnos y docentes en las escuelas porteñas. â€œEntre el calor agobiante, desmayos de por medio y los cortes de luz, nadie puede estudiar ni enseñar. La ministra de Educación, Soledad Acuña, sólo atinó a mandar botellitas de agua y a negarse a suspender las clases. Propuse medidas de emergencia para que se pueda seguir estudiando de verdad y no que sea un simulacro, pero el larretismo impidió que se trate mi proyecto y ningún otro proyecto sobre este, uno de los principales problemas actuales de la Ciudad”, aseveró la legisladora. 

El proyecto de declaración y preocupación planteaba: â€œEl Gobierno deberá garantizar suministro de agua fría potable, aires acondicionados portátiles y ventiladores que garanticen la salud del alumnado y la docencia en todos los establecimientos educativos considerando que hay escuelas también sin luz y/o agua”. Medidas mínimas de emergencia para garantizar las clases y abrir el debate en la Legislatura porteña para lograr su aplicación y elaborar otras medidas necesarias. 

“Es necesario retomar este debate para tomar medidas de emergencia en medio de esta situación. En ambos lados de la Gral. Paz se viven los mismos problemas y la discusión no puede caer en suspender o no las clases. Debe de haber clases en condiciones mínimas para que los alumnos estudien y los docentes enseñen. Ese debe ser el rol de los gobiernos, garantizar una educación digna, no puede ser solo una pelea de campaña electoral. Estaré al lado de los estudiantes, familias y docentes que pelean a diario por la defensa de la educación pública, los únicos interesados de verdad”, afirmó la legisladora del Frente de Izquierda. 

En Barracas realizaron una asamblea impulsada por el PTS y la comunidad educativa del Normal 5 

 

La asamblea tuvo lugar en el bar La Flor de Barracas, un espacio recuperado y emblemático de la zona, con la finalidad de impulsar un espacio de organización de todos los sectores de la comunidad educativa. Mientras las burocracias sindicales y los gobiernos apuestan a la división, la asamblea debatió cómo fortalecer la unidad entre docentes, familias y estudiantes para construir fuerzas y enfrentar las políticas de ajuste. Participaron docentes de la primaria del turno tarde, estudiantes terciarios del Normal 5, que han puesto en pie el Centro de estudiantes, familias de la escuela que se están organizando y construyendo una Asamblea Permanente en Barracas y trabajadores de la fábrica textil Elemento. 

Se propuso votar entre los sectores que participaron, una acción para el miércoles 15 a las 12:30 en la puerta de la escuela (Suárez y Arcamendia), frente a la ola de calor, los cortes de luz y los problemas de infraestructura de la escuela. 

Las docentes de la primaria contaron la situación de vulneración de derechos tanto de los docentes, como de los estudiantes ante una ola de calor insoportable. La escuela no tiene garantizada las condiciones de infraestructura y ventilación ante las altas temperaturas, la zona -al igual que en otros barrios y escuelas- tiene cortes de luz y no hay respuestas de parte del gobierno. Comunicaron las distintas iniciativas que vienen impulsando para pelear por refacciones y mejores condiciones para enseñar y aprender. Hicieron un llamado a unirse con las familias y estudiantes de todos los niveles, para conquistar una mayor visibilidad y fuerza ante todos los reclamos de la comunidad educativa. 

Los terciarios, que conquistaron el Centro de estudiantes del profesorado del Normal 5, también llamaron a fortalecer la unidad y la coordinación. Contaron la realidad que viven los que estudian y trabajan, en su mayoría de forma precaria y con jornadas interminables que hacen muy difícil concluir la carrera. Ante el aumento de los costos de la canasta escolar, que deja a muchos alumnos y alumnas sin materiales para estudiar, están impulsando una rifa solidaria para la compra de útiles escolares que serán donados a la escuela y para que las y los docentes organicen la entrega a los y las estudiantes que los necesiten. 

Al finalizar, se realizó una donación de las y los docentes, de los útiles y guardapolvos que tenemos como sindicato en Ademys, son los útiles y guardapolvos que corresponden como afiliados al sindicato y que, en chiquito, muestra el para qué recuperamos los sindicatos, por ejemplo, para unirse a las familias. Sumamos dos iniciativas con las empresas recuperadas Chilavert y Madygraf, junto a la iniciativa de las bancas del Frente de Izquierda de Nicolás del Caño, Myriam Bregman y Alejandro Vilca, con la impresión de cuadernos para repartir en forma solidaria en las escuelas, ante un aumento muy grande de la canasta escolar. 

Paro martes 14/03 y ASAMBLEA en la Escuela Julio Cortázar 


Ante la crisis de infraestructura escolar en plena ola de calor, lxs docentes y la comunidad educativa exigimos una solución inmediata por parte del gobierno de la Ciudad para que las escuelas sean lugares seguros para trabajadores y estudiantes.
Las condiciones de las escuelas de CABA, ante la falta de presupuesto educativo, son deplorables y no permiten garantizar el aprendizaje: falta de luz, de agua, ventiladores sin funcionar o insuficientes en aulas de más de 30 estudiantes.
La semana pasada tuvimos que asistir a decenas de estudiantes y trabajadores.
¡El estado es responsable!
No se puede naturalizar trabajar en estas condiciones.
Exigimos aumento del presupuesto educativo de manera urgente 

 

Paro de Ademys por la crisis de infraestructura escolar en CABA 

 

En el marco de una agobiante ola de calor que agudiza los problemas de la infraestructura escolar porteña, las y los docentes de Ademys realizaron un paro el martes 14 para reclamar junto a la comunidad educativa “una solución inmediata” por parte del gobierno de la Ciudad para que las escuelas sean lugares seguros para trabajadores y estudiantes. 

Docentes porteños nucleados en el gremio Ademys convocaron a un paro y un “faltazo de estudiantes” ante “la crisis de infraestructura escolar en plena ola de calor” y en reclamo al Gobierno porteño de “una solución inmediata para que las escuelas sean lugares seguros”.

En el marco de la medida de fuerza, el sindicato convocó durante la tarde a una asamblea de trabajadores y trabajadoras en la escuela Julio Cortázar, situada en la calle Bogotá 2759. 

“Las condiciones de las escuelas de CABA, ante la falta de presupuesto educativo, son deplorables y no permiten garantizar el aprendizaje”, advirtieron desde Ademys en un comunicado en cual anunciaron un paro “ante la ola de calor, el recorte de infraestructura y la pérdida de salario”.

Indicaron también que en los establecimientos escolares de la Ciudad se registraron en los últimos días “falta de luz, de agua, ventiladores sin funcionar o insuficientes en aulas de más de 30 estudiantes”, en tanto que aseguraron que “la semana pasada tuvimos que asistir a decenas de estudiantes y trabajadores” por las altas temperaturas. 

“Los docentes y la comunidad educativa exigimos una solución inmediata por parte del gobierno de la Ciudad porque el Estado es responsable”, argumentaron. 

En ese sentido, informaron sobre situaciones puntuales que se registraron en establecimientos escolares donde no contaban con ventiladores en funcionamiento como en la Escuela 2 del Distrito Escolar 21; y los cortes de luz en otras instituciones, como la Fernando Fader del barrio de Flores. 

San Juan: docentes autoconvocados vuelven a las calles para romper el techo salarial 

 

Se completan tres semanas de conflicto, con huelgas y movilizaciones por parte de docentes autoconvocadxs. El gobierno sanjuanino realiza campañas telefónicas para intentar romper la huelga y mandó a la policía a desalojar la pacífica vigilia. 

Reproducimos declaraciones de Mauricio Núñez, docente de la Agrupación 9 de abril – San Juan  

Para poner en contexto brevemente, este movimiento de autoconvocadxs viene teniendo cada vez más participación en las calles, sobre todo en tiempos de negociación paritaria. Sin embargo, su momento de mayor ebullición fue durante mayo y junio de 2022, cuando espontáneamente se consiguió convocar de forma masiva, a miles de trabajadorxs de la educación de todos los niveles, a ocho días de huelga por fuera de cualquier apoyo gremial. 

Esta masividad se tradujo, en algunos casos, en atisbos de organización entre escuelas, eligiendo delegadxs para tener representación a nivel departamental (municipal). Asimismo, otros sectores se disputaban entre desafiliaciones masivas de los sindicatos o impulsar la organización de listas opositoras dentro de los mismos, considerando que en el gremio con más presencia (UDAP), habría elecciones durante 2023. 

Este año comenzó con el gobierno convocando a paritarias durante mediados de febrero, sin contemplar la posibilidad de nuevas movilizaciones, con la intención de iniciar el ciclo lectivo el 1° de marzo. Mientras, la burocracia que dirige UDAP lograba impugnar la única lista opositora, dando paso a un enquistamiento en el poder por parte del oficialismo. Las posibilidades de una negociación espuria entre gobierno y sindicatos, sumado a la jugada interna de UDAP (Unión Docentes Agremiados Provinciales), fueron suficiente para que desde el 27 de febrero comenzaran a concentrar docentes alrededor del Centro Cívico. 

El día 28 se aprobó el acuerdo paritario, con un 60% de aumento (30% para marzo, 10% en septiembre y 20% en noviembre), con cláusula de revisión en julio. A partir de esto, iniciaron las huelgas y movilizaciones masivas. Desde el 1° de marzo, de acuerdo a datos brindados por la misma ministra de Educación, hubo un 90% de acatamiento a la huelga. Siempre sin apoyo de sindicatos, estos números se sostuvieron durante el 2 y 3 de marzo. A partir del lunes 6, comenzaron a sumarse más docentes de nivel secundario (cuyas clases empezaban ese día), con cifras similares de acatamiento. Durante todos estos días, fue muy importante la presencia de los departamentos alejados (Jáchal, Iglesia, Valle Fértil y Calingasta), que encabezaron marchas durante el miércoles 8. 

En general, las acciones han consistido en convocatorias alrededor del Centro Cívico durante horas de la mañana, para luego movilizar a Plaza 25 de Mayo o a Casa de Gobierno. Los reclamos concretamente pasan por reapertura de paritarias, donde haya presencia de sectores autoconvocadxs; el establecimiento de un salario mínimo igual a la canasta familiar; la creación de Gabinetes Técnicos Interdisciplinarios para todas las escuelas de la provincia; mayor y mejor cobertura de la Obra Social Provincia a docentes jubiladxs y el cumplimiento del 82% móvil, entre otros puntos. 

El gobierno de San Juan, ante esta situación, respondió con una campaña de desprestigio a la docencia mandando una encuesta telefónica para “hacer saber a la población” cuánto aumento obtuvieron los docentes de San Juan. Lo cierto es que, con el acuerdo firmado, el salario de un docente con cargo “testigo” sería de $137.000 (incluyendo FONID Fondo Nacional de Incentivo Docente y otros ítems), cuando la canasta básica ronda los $163.000. Por tanto, el salario docente se ubica por debajo de la línea de pobreza. 

Frente a esta situación, es más que necesario propiciar la participación de otros sectores, como salud y administración pública, en próximas movilizaciones. La unidad de conjunto de trabajadorxs estatales, junto con el apoyo de estudiantes y de las familias, es fundamental para enfrentar el ajuste que están llevando a cabo los gobiernos provinciales y nacional, a partir del acuerdo con el FMI. 

Juicio Fuentealba II 

Hoy condenaron a cinco ex jefes policiales que condujeron la represión del 4 de abril de 2007 que terminó con el asesinato del maestro Carlos Fuentealba en Neuquén. Las penas que tendrán Carlos Zalazar, Moisés y Adolfo Soto, Mario Rinzafri y Jorge Garrido por uso arbitrario de la fuerza se conocerán la semana próxima. Sandra Rodríguez, compañera de Carlos Fuentealba expresó: «No se podía tolerar otro fallo que no fuera este: sí es próximo a la justicia completa. Porque vinimos muy condicionados a este juicio, no tiene todo lo que hubiéramos querido, pero sí sabemos que se hizo justicia hoy y que yo lo único que pienso es en Carlos, en Camila, en Ariadna y en la cantidad de compañeros de todo el país que esperaban este fallo. Nada más, yo solo puedo decir eso».  

El caso Feuntealba II juzgaba a ocho ex policías pero dos fueron absueltos: Julio Lincoleo y Aquiles González, imputados del encubrimiento de José Darío Poblete. 

Así fue resuelto por unanimidad por el tribunal de juicio integrado por Luis Giorgetti, Raúl Aufranc y Diego Chavarría Ruiz. En una próxima audiencia se debatirán las penas que deberán cumplir. 

En el primer juicio que se realizó por este caso, el cabo Darío Poblete fue condenado a prisión perpetua por homicidio calificado con alevosía en 2008. El 4 de abril de 2007 fue quien disparó una granada de gas lacrimógeno que impactó por detrás a Carlos Fuentealba causándole la muerte.  La represión a la manifestación del gremio docente en la ruta nacional 22, en cercanías del paraje Arroyito fue ordenada por Jorge Omar Sobisch, gobernador de la provincia en ese entonces. 

Marcelo Medrano, abogado querellante, ni bien salió de la audiencia expresó: «Me parece que fue un fallo justo, la cuestión del abuso de autoridad era central porque era lo que todos y todas veníamos diciendo». 

Respecto al ex gobernador, quien ordenó el operativo que terminó con el asesinato por la espalda de un docente, pero nunca fue imputado, el abogado querellante, Marcelo Medrano, expresó: Â«Jorge Sobisch estuvo en carácter de testigo que nunca debiera haberlo sido en este juicio». Incluso, el testimonio de Sobisch mostró inconsistencias respecto de sus dichos apenas sucedió el asesinato. 

Por su parte, Benito Matus, quien era oficial principal en 2007 y actualmente es comisario inspector en Chos Malal fue encontrado responsable de abuso de armas agravado en perjuicio de Angélica Cisterna, pero absuelto de lesiones leves agravadas contra Alejandro Castelar. 

La acusación por abuso de armas, en concurso con lesiones leves fue por haberle disparado el 4 de abril a Angélica Cisterna, con una escopeta 12/70, en las inmediaciones de la estación de servicio YPF de Arroyito, mientras iba en el asiento trasero de una Ford Escort y poco después, a la altura del kilómetro 1.263, golpear con el arma a Miguel Alejandro Castelar, que se dirigía con las manos en alto hacia un cordón policial. 

 

Las condenas y absoluciones 

 

Carlos Zalazar ex jefe: condenado por abuso de autoridad. 

Moisés Soto ex subjefe: condenado por abuso de autoridad. 

Adolfo Soto ex superintendente de Seguridad: condenado por abuso de autoridad. 

Mario Rinzafri ex director de Seguridad Neuquén: condenado por abuso de autoridad. 

Jorge Garrido ex jefe de Policía Metropolitana: condenado por abuso de autoridad. 

Aquiles González ex jefe de grupo especial: absuelto de encubrimiento agravado al Cabo Primero José Darío Poblete quien mató a Fuentealba. 

Julio Lincoleo ex jefe de grupo especial: absuelto de encubrimiento agravado al Cabo Primero José Darío Poblete quien mató a Fuentealba. 

El texto del veredicto se leyó y subrayó: «Hubo acciones incomprensibles desde que los manifestantes se retiraron (de la ruta) hacia la estación de servicio. La policía los perseguía a gran distancia de la ruta y la banquina para el lado del río, accionando escopetas con balas de goma y pistolas lanza gases». 

Además, puntualizó: «Es cierto que algunos manifestantes arrojaron piedras, pero no era una actitud masiva, sino de personas aisladas, que no sirve para justificar el uso indiscriminado de la fuerza sobre quienes huían del lugar más allá de las zonas aledañas a la ruta». 

El veredicto fue leído por el juez Giorgetti, quien al finalizar expresó: «Creemos que era necesario escuchar a los involucrados en un ámbito de respeto y poder dar una respuesta del poder judicial no solo a las personas que participan de este proceso sino a toda la sociedad». 

 

 

Fuentes: Anred, La Izquierda Diario, Resumen Latinoamericano, Red Eco Alternativo. 




Fuente: Argentina.indymedia.org