February 1, 2022
De parte de Grup Antimilitarista Tortuga
836 puntos de vista

Espa帽a ha incumplido las condiciones previstas en el refer茅ndum sobre la OTAN. Al mismo tiempo, no ha firmado el Tratado sobre la Prohibici贸n de las Armas Nucleares (TPAN). 41 organizaciones de la sociedad civil piden al Gobierno que ejerza un liderazgo de paz mediante la adhesi贸n a dicho Tratado.

Enrique Quintanilla Alboreca

Ovidio Bustillo Garc铆a

Desarma Madrid

En 2007 se constituy贸 la Campa帽a Internacional para la Abolici贸n de las Armas Nucleares (ICAN), una coalici贸n de organizaciones que promovieron en las Naciones Unidas la adhesi贸n y a un futuro tratado que prohibiera las Armas Nucleares.

Hubieron de pasar diez a帽os para que el 7 de julio de 2017 la Asamblea General de la ONU adoptara un acuerdo mundial para prohibir las armas nucleares, conocido oficialmente como el Tratado sobre la Prohibici贸n de las Armas Nucleares (TPAN, O TPAW por sus siglas en ingl茅s). Finalmente, el 22 de enero de 2021 el Tratado entr贸 en vigor al conseguir la ratificaci贸n necesaria de 50 pa铆ses. A d铆a de hoy, se han sumado nueve m谩s. Seg煤n este texto, y apoyado en la ley humanitaria, 鈥渆n ning煤n caso los pa铆ses pueden desarrollar, ensayar, producir, fabricar, transferir, poseer, almacenar, utilizar o amenazar con utilizar armas nucleares, o permitir el estacionamiento de dichas armas en su territorio鈥. El manifiesto de la Campa帽a asegura que 鈥淓l TPAN contribuye a proteger los derechos humanos de las v铆ctimas y el medioambiente鈥. Cabe a帽adir que el TPAN es el primer acuerdo multilateral que proh铆be 铆ntegramente las armas nucleares, declar谩ndolas, as铆, armas ilegales.

TPAN-TPAW

Como dec铆amos al principio Espa帽a no ha firmado este Tratado, a pesar de carecer de armas nucleares. De esta incomprensible decisi贸n nos tendr谩n que contestar los partidos pol铆ticos que no han querido plantearlo, pero podemos intuir (somos muy listas) que la decisi贸n de los pa铆ses componentes de la OTAN para no adherirse a 茅l es clave en nuestra negativa. Esta es otra raz贸n, otra m谩s, y por s铆 sola ya definitiva, para rechazar la celebraci贸n en Madrid de la pr贸xima Cumbre de la OTAN los d铆as 29 y 30 de junio pr贸ximos.

Nos tememos que, dada la actual relaci贸n de fuerzas en el Congreso, es imposible que prospere la tan necesaria inclusi贸n de Espa帽a en el Tratado, pero debemos intentar convencer de la importancia de que Espa帽a asista como observadora a la primera Conferencia de Estados parte del TPAN que tendr谩 lugar en Viena del 22 al 24 de marzo de 2022. En este sentido, pa铆ses como Noruega y Alemania, que tampoco lo han firmado, s铆 han confirmado su presencia como observadores. A lo mejor, escuchar lo que se dice en ese foro servir铆a para convencer a nuestra clase pol铆tica de la necesidad de a帽adir a Espa帽a en la lista de firmantes.

La pertenencia a la OTAN nos ata de pies y manos para poder hacer pol铆ticas de seguridad m谩s acordes con la defensa de la paz, la vida y los derechos humanos, y esa es la raz贸n de que cuestionemos nuestra permanencia en la misma. Las 煤ltimas intervenciones militares a las que nuestro seguidismo a la pol铆tica militar americana nos ha llevado, no han podido ser m谩s catastr贸ficas: Afganist谩n, Irak, Libia鈥 Hoy el mundo es mucho m谩s inseguro gracias a estas intervenciones, hemos conseguido enemigos, hemos dejado territorios inhabitables y hemos colaborado en la destrucci贸n, la muerte y el exilio de millones de personas inocentes a las que luego nos negamos a acoger. No parece que sea para estar muy orgullosas.

La creciente tensi贸n entre la OTAN y Rusia en Ucrania y la pronta predisposici贸n a la guerra de nuestros gobernantes (ll谩mense Jos茅 Mar铆a Aznar o Margarita Robles) nos sit煤a en el peor de los escenarios para la peor de las soluciones. Nuestra pertenencia incondicional, acr铆tica y servil a uno de los contendientes nos impide ser neutrales y facilitar mediadores civiles que ayuden a la distensi贸n y el di谩logo, y a Ucrania practicar pol铆ticas que rebajen el aire nacionalista que quiere imponer a sus minor铆as y entienda que las mayor铆as, por muy democr谩ticas que sean, no pueden violar los derechos humanos de las primeras. Una lecci贸n que tampoco vendr铆a mal a nuestra 鈥渄emocracia consolidada鈥 y a nuestro creciente fervor nacionalista espa帽ol.

Por todo ello, nos parece urgente que se abra un debate en la sociedad y en el Parlamento sobre la necesidad de firmar el TPAN y sobre la tambi茅n necesaria revisi贸n de nuestra pertenencia a la OTAN. Espa帽a, que a煤n sigue desenterrando los muertos provocados por un golpe militar, una guerra civil y una dictadura, deber铆a comprender mejor que nadie que la violencia y la guerra causan un inmenso sufrimiento, agravan los problemas y minan la convivencia. Tenemos motivos suficientes para decir NO A LA GUERRA, no a ninguna guerra.


Fuente: https://www.elsaltodiario.com/plane…




Fuente: Grupotortuga.com