November 21, 2020
De parte de International Confederation Of Labor ICL-CIT
2,327 puntos de vista

El pasado 19 de octubre de 2020, la secci贸n sindical de la CNT en Alumalsa, la fundici贸n de aluminio m谩s grande de Espa帽a, y la Federaci贸n Local de Zaragoza de la CNT convocaron una huelga indefinida para impedir el despido de 230 trabajadores y trabajadoras, un 40% de la plantilla.

La huelga se mantuvo hasta el pasado 31 de octubre con un seguimiento total por parte del personal de producci贸n, a pesar de una presencia policial absolutamente desproporcionada.

La secci贸n sindical de CNT se opone a estos despidos porque entiende que la empresa no ha demostrado nunca tener problemas m谩s all谩 de lo meramente coyuntural (derivado de las cancelaciones de pedidos de un cliente). De este modo, no se pueden aceptar medidas permanentes de destrucci贸n de empleo, sino negociar otras que conserven todos los puestos de trabajo, aunque sea con una jornada reducida. A ello se a帽ade que los despidos afectan a 22 de las 25 mujeres que forman parte del personal obrero de la f谩brica, lo que supone la totalidad de las mujeres que pueden despedir (las otras tres est谩n protegidas frente a despidos al formar del comit茅 de empresa). Seg煤n la legislaci贸n laboral, es un caso claro de discriminaci贸n por raz贸n de sexo.

La empresa tambi茅n ha aducido causas econ贸micas, t茅cnicas, organizativas y productivas derivadas de la pandemia del COVID-19. Sin embargo, la secci贸n sindical de CNT entiende no se pueden considerar justificativas de despido, conforme a la legislaci贸n vigente (Real Decreto-ley 9/2020).

La secci贸n sindical de CNT ya hab铆a trasladado estos planteamientos a la direcci贸n de Alumalsa en la comisi贸n negociadora, de la que formaban parte todos los sindicatos con presencia en la empresa (SITA, UGT, CCOO y OSTA, adem谩s de CNT). Las 5 centrales ya hab铆an convocado juntas una serie de movilizaciones contra los planes de la empresa, que supusieron 茅xitos rotundos, tanto por la implicaci贸n de la propia plantilla como por la solidaridad mostrada por la ciudadan铆a. Sin embargo, el resto de los sindicatos aceptaron entrar a negociar con la empresa los t茅rminos del despido colectivo, sin cuestionar sus causas, algo a lo que se neg贸 CNT porque entend铆amos que no existe motivo para estas medidas.

A principios de noviembre los sindicatos integrantes de la comisi贸n negociadora, excepto CNT, alcanzaron un preacuerdo con la empresa en el que se aceptaba el despido de 180 trabajadores y trabajadoras, la mayor parte con 33 d铆as por a帽o trabajado de indemnizaci贸n. Los despidos afectan principalmente a mujeres y j贸venes en la plantilla.

CNT no comparte en absoluto la actitud que han tenido en este conflicto los sindicatos CCOO, UGT, SITA y OSTA. Desde el principio de las negociaciones, han planteado los despidos como algo inevitable, cuando en ning煤n momento la empresa ha acreditado ni justificado la pertinencia de tales medidas. Sin embargo, estos sindicatos han situado a la plantilla ante un falso dilema entre 鈥渓o malo y lo peor鈥 que no se corresponde con la situaci贸n real, ni con las reivindicaciones de pleno empleo y ning煤n despido con las que la plantilla sali贸 a la calle desde el primer momento.

Presentado el conflicto y el preacuerdo de este modo ante la plantilla, esta vot贸 a favor de lo acordado en la negociaci贸n, con el voto en contra de quienes integran la secci贸n sindical de CNT. Como consecuencia, el comit茅 de huelga de CNT formaliz贸 la desconvocatoria de la huelga, manteniendo el rechazo a la medida de reestructuraci贸n planteada.

CNT califica como muy negativo el acuerdo alcanzado por el resto de las representaciones sindicales con la direcci贸n de Alumalsa ya que supone destruir 180 puestos de trabajo en el sector industrial aragon茅s sin que, a nuestro juicio, la empresa haya acreditado en absoluto la necesidad de tales medidas que mandan al paro a 180 familias zaragozanas en mitad de una crisis sanitaria mundial, y especialmente si tenemos en cuenta que exist铆an alternativas para haber evitado el despido, tales como una reducci贸n de la jornada laboral a toda la plantilla, o la implementaci贸n de planes de suspensi贸n que hubieran permitido el retiro anticipado del personal de mayor edad de la f谩brica sin necesidad de acudir a f贸rmulas de despido colectivo.

Por ello, seguiremos plantando cara a la destrucci贸n de empleo industrial en Arag贸n y defendiendo la mejora de las condiciones laborales.

Also available in:




Fuente: Icl-cit.org