March 15, 2021
De parte de Anarquia.info
247 puntos de vista

鈥淪iempre hay que encuadrar estos hechos en que, por ejemplo, los ten铆an en El Dueso aislados o desnudos durante 15 d铆as, o los ten铆an bajo torturas por las protestas que hac铆an dentro de la prisi贸n鈥, explica su abogado. 鈥淓llos, para evadirse de esa situaci贸n, y tambi茅n para buscar un cambio de prisi贸n, realizaban todos estos delitos menores, siempre en el mismo contexto y por la misma causa鈥, a帽ade.

La serie de condenas que Gabriel recibi贸 en relaci贸n a los intentos de fuga y las cartas a jueces termina con la emitida por la Audiencia Provincial de Albacete, por tres a帽os, siete meses y un d铆a de prisi贸n por un intento de fuga con atentado a la autoridad en mayo de 1996. 鈥淓sta sentencia va a tener mucha importancia porque es por la que despu茅s se concede la OEDE [orden europea de detenci贸n y entrega] desde Alemania鈥, explica Chao Do Barro. Pero para eso a煤n queda historia por contar.

En 1998, por primera vez en su vida, Gabriel pasa a segundo grado penitenciario, el r茅gimen habitual en las c谩rceles

Ya en 1998, por primera vez en su vida, Gabriel pasa a segundo grado penitenciario, el r茅gimen habitual en las c谩rceles, en el que viven en m贸dulos normales y comparten zonas comunes con otros presos, tienen opci贸n de realizar actividades educativas o laborales y pueden disfrutar de permisos para salir algunos d铆as de prisi贸n. Gabriel es trasladado a Nanclares de Oca, en 脕lava, donde comienza a estudiar Filosof铆a por la UNED. 鈥淎prob茅 el pre-acceso y el acceso universitario a la primera鈥, se帽ala Gabriel.

Aunque estaba ya en segundo grado, Gabriel afirma que continu贸 participando en las huelgas de hambre o 鈥渢xapeos鈥 que convocaba el Movimiento de Presxs en Lucha, organizaci贸n de presos nacida tras la disoluci贸n de APRE. En esos a帽os, finales de los 90, varias personas presas comenzaban a publicar libros en los que daban a conocer la realidad carcelaria. Juanjo Garfia publicaba 隆Adi贸s prisi贸n! en la editorial Txalaparta y Xos茅 Tarrio Huye, hombre, huye, en Virus. Gabriel tambi茅n se lanz贸 a escribir para algunas publicaciones libertarias, como Al Margen, Ungowa! o Obrero prisionero, de la Cruz Negra Anarquista peninsular. 鈥淪iempre he tenido relaciones de amistad con compa帽eros libertarios que conoc铆a en la calle o de las visitas. Pese a haber estado tantas d茅cadas preso, hubo compa帽eras y compa帽eros de medio mundo que siempre, de uno u otro modo, compartiesen o no mis acciones o ideas, me han acompa帽ado en el camino鈥, explica Gabriel.

El auto por el que el Juzgado de lo Penal n煤mero 2 de Girona refundi贸 las condenas de Gabriel Pombo da Silva no aclar贸 en base a qu茅 C贸digo Penal calcul贸 su cumplimiento, si por el de 1973, que contemplaba la redenci贸n de penas, o por el de 1995

La vida carcelaria de Pombo transcurre de c谩rcel en c谩rcel y en 2000 vuelve a ser condenado, ahora por extorsi贸n por el Juzgado de lo Penal n煤mero 2 de Girona a nueve meses y un d铆a de prisi贸n. Un a帽o despu茅s, este juzgado emite un auto por el que refunde todas las condenas que le quedan por cumplir a Pombo y marca en 30 a帽os su cumplimiento total. Sin embargo, el auto, seg煤n explica su abogado, dejaba sin aclarar en base a qu茅 C贸digo Penal calculaba el cumplimiento de las condenas pendientes. 鈥淪i es por el de 1973, tendr铆a derecho a la redenci贸n ordinaria [que contemplaba un d铆a de redenci贸n por cada dos jornadas de trabajo penitenciario] y extraordinaria [la otorgada discrecionalmente por la Junta de R茅gimen del centro penitenciario 鈥減or raz贸n a las circunstancias especiales de laboriosidad, disciplina y rendimiento en el trabajo鈥漖, o si es por el C贸digo Penal de 1995, que las suprime desde el momento que entra en vigor en 1996鈥.

De Girona, tras emitirse el auto, Pombo es trasladado a la prisi贸n de Martutene, en San Sebasti谩n. All铆 aprovecha un permiso penitenciario para darse a la fuga. 鈥淢i fuga fue motivada por lo que se estaba desarrollando a mi alrededor: hubo personas que me quisieron utilizar descaradamente. 隆Quer铆an hacerme educador de un reformatorio en el Pa铆s Vasco! Eso ya era demasiado para mi鈥. Ese 2003 era el primer a帽o en el que Gabriel disfrut贸 de permisos para salir de prisi贸n algunos d铆as. 鈥淣o quise hipotecar mi capital existencial para cubrir la vacante de 鈥榩reso rehabilitado鈥 convertido en educador, y entre diciembre de 2003 y enero de 2004 decid铆 huir y continuar la lucha, esta vez ya desde y con una perspectiva consciente y anarquista鈥. Ya en libertad, Pombo explica que dedic贸 su tiempo a la traducci贸n de todo lo  relativo a la lucha de los presos desde la Copel a APRE y el Movimiento de Presxs en Lucha. 鈥淟a lucha deb铆a salir de la Pen铆nsula Ib茅rica, deb铆a internacionalizarse, darse a conocer鈥, subraya.

FUGA Y CAPTURA EN ALEMANIA.

De nuevo, su libertad dur贸 poco. Diez meses despu茅s de su fuga, Gabriel es identificado en un control en la frontera entre Alemania y Holanda, en Aachen, cerca de Colonia. 脡l y otras dos personas con las que viajaba logran entrar en Alemania tras una escena con tiroteo incluido, pero su hermana es detenida. Ellos tambi茅n fueron detenidos poco despu茅s. La fiscal铆a de Aachen les acus贸 de intento de asesinato de nueve personas, toma de rehenes, robo a mano armada, planificaci贸n de un atraco y, como guinda, por infracciones de tr谩fico. 鈥淪upongo que las infracciones de tr谩fico las cometieron cuando se dieron a la fuga鈥, se帽ala su abogado. Finalmente, la Audiencia Provincial de Colonia le conden贸 a 13 a帽os y medio de prisi贸n por la toma de rehenes, descartando los intentos de asesinato.

鈥淢i reclusi贸n en Alemania fue de aislamiento total. Me pas茅 23 horas al d铆a encerrado en una celda con solo una hora de patio鈥, explica. En los primeros a帽os que pas贸 en la prisi贸n de Aachen, Gabriel se dedic贸 a escribir su libro Diario e ideario de un delincuente. Por entonces ya era una persona conocida en los circuitos anarquistas de varios pa铆ses europeos por su participaci贸n en APRE y sus denuncias de violaciones de derechos en las prisiones. 鈥淟a repercusi贸n que tuvo a nivel internacional nuestra detenci贸n en el mundo anarquista fue considerable. Nos convertimos en 鈥楲xs 4 de Aachen鈥. Mi tiempo de encarcelamiento en Aachen fue de una constante agitaci贸n pol铆tica. Me escrib铆a con compa帽eros de medio mundo, entre ellos Culmine, el primer blog anarquista con el que me identificaba intensamente. Fue con el intercambio epistolar con Culmine y Archivo Severino Di Giovanni como conoc铆 a Elisa, compa帽era y madre de mi hija鈥.

鈥淵o, como anarquista, siempre me he enterado de historias de presos y en los primeros 2000 supe de 茅l a trav茅s de la prensa movimientista鈥, recuerda Elisa Di Bernardo, que se convertir铆a en la compa帽era sentimental de Gabriel. Xos茅 Tarrio, amigo y compa帽ero de Pombo, acababa de publicar Huye, hombre, huye: diario de un preso FIES, que despu茅s fue traducido al italiano. 鈥淣osotros, como grupo anarquista con mucha sensibilidad hacia el tema de presos y hacia el FIES, presentamos el libro y fue una ocasi贸n para tambi茅n presentar el caso de Gabriel, que acababa de ser procesado y condenado en Alemania鈥, contin煤a.

Di Bernardo ya se escrib铆a por entonces con otras personas presas y un par de a帽os despu茅s comenz贸 a escribirse tambi茅n con Gabriel y despu茅s comenzaron las llamadas telef贸nicas. Pero tras esos contactos, lo que la polic铆a italiana vio fue terrorismo. 鈥淓sos contactos telef贸nicos alimentaron unas sospechas que desembocaron en una operaci贸n represiva en 2012 durante la cual fueron detenidos varios compa帽eros y yo misma en Italia鈥, relata Elisa. 鈥淕abriel tambi茅n fue involucrado, considerado como el ide贸logo de una supuesta organizaci贸n anarquista que no existe鈥, contin煤a.

Elisa se refiere a la operaci贸n Ardire (osad铆a en espa帽ol), llevada a cabo en junio de 2012 contra el movimiento anarquista en Italia 鈥攁l estilo de las operaciones espa帽olas Pandora, Pi帽ata e ICE鈥, y que acab贸 con la detenci贸n de ocho personas, entre las que se encontraba ella misma, la orden de medidas cautelares para dos presos en c谩rceles de Alemania y Suiza, uno de ellos Gabriel Pombo, y el interrogatorio de otras 24 personas. En junio de 2012, Italia emiti贸 una orden europea de detenci贸n contra Gabriel en la que se帽alaba que estaba acusado de ser miembro de una organizaci贸n terrorista que actuaba en Alemania, Italia y Suiza, mientras estaba en la prisi贸n de Aachen. Entre las pruebas que citaba de su posible implicaci贸n, la intervenci贸n de un 鈥渕aquinario artesanal para realizar tatuajes鈥 y una conversaci贸n que tuvo con un anarquista italiano en la que dec铆a que se quer铆a tatuar en el pecho el s铆mbolo de la Federazione Anarchica Informale / Federazione Rivoluzionaria Insurrezionale (FAI/FRI). Y ya. La orden de detenci贸n italiana fue retirada dos a帽os despu茅s.

Extracto de la orden europea de detenci贸n emitida por el Juzgado de Perugia contra Gabriel Pombo da Silva.

Elisa, acusada por administrar el blog de contrainformaci贸n Culmine, estuvo en prisi贸n preventiva hasta septiembre de 2013. Un a帽o despu茅s, el juzgado elimin贸 todas las medidas cautelares impuestas a todas las personas imputadas. En 2016 lleg贸 una segunda fase de la misma operaci贸n, ahora con el nombre Scripta Manent, cuyo proceso sigue en espera de sentencia firme.

鈥淣unca entend铆 esta fijaci贸n que tiene la polic铆a pol铆tica italiana conmigo, esta obsesi贸n con etiquetarme como 鈥榠de贸logo鈥 de un grupo o tendencia anarquista. Si uno lee las sesiones del juicio del caso Scripta Manent o las acusaciones de la operaci贸n Osad铆a termina por entender tanto como yo de todo el asunto: nada鈥, afirma Pombo.

Volvemos a Aechen. En 2013, Alemania da por cumplida la condena de Gabriel, condon谩ndole parte de esta a cambio de que no regrese a Alemania en un plazo de diez a帽os. Pero no le espera a煤n la libertad. En 2004, la Audiencia Provincial de Albacete hab铆a emitido una OEDE a Alemania para que le entregara a Gabriel con el objetivo de que cumpliera la condena de tres a帽os de c谩rcel que le impuso en 1996, la 煤ltima por las acciones de la APRE. La justicia alemana dio respuesta favorable a la petici贸n de Albacete y, en 2013, cuando cumpli贸 la pena en la c谩rcel de Aachen, lo entreg贸 a la justicia albacete帽a. 鈥淓ste tribunal fue el 煤nico que pidi贸 a Alemania la entrega, por lo que Gabriel fue entregado a Espa帽a para cumplir solo esta condena鈥, se帽ala Chao.

La normativa europea sobre 贸rdenes europeas de detenci贸n y entrega especifica que 鈥渓a persona entregada no podr谩 ser procesada, condenada o privada de libertad por una infracci贸n cometida antes de su entrega distinta de la que hubiere motivado su entrega鈥. Lo dice textualmente el art铆culo 27.2 de la decisi贸n marco del Consejo, del 13 de junio de 2002, de obligado cumplimiento para los pa铆ses miembro y llevado a la normativa espa帽ola en el art铆culo 24 de la Ley 3/2003 del 14 marzo, sobre la orden europea de detenci贸n y entrega, y despu茅s en los art铆culos 60.2 y 60.4 de la Ley 23/2014 del 20 de noviembre, sobre reconocimiento mutuo de resoluciones penales en la Uni贸n Europea.

鈥淟a directiva y estas dos leyes internas son fundamentales para entender lo que es el principio de especialidad, que b谩sicamente quiere decir que una persona que es entregada por un Estado miembro a petici贸n de otro Estado miembro lo es a condici贸n de que no vaya a cumplir otra sentencia anterior por hechos anteriores鈥, explica Chao.

Alemania entreg贸 a Gabriel Pombo da Silva a Espa帽a para que cumpliera 煤nicamente la condena emitida por el tribunal de Albacete, y as铆 se lo comunic贸 el fiscal alem谩n al Juzgado de lo Penal n煤mero 2 de Girona

A pesar de ello, cuando Pombo llega a Espa帽a, el Juzgado de lo Penal n煤mero 2 de Girona reclama que cumpla los 16 a帽os que calcula que le quedar铆an por cumplir del auto por el que en 2001 hab铆a refundido sus condenas en un total de 30 a帽os de prisi贸n. 鈥淟a acumulaci贸n del auto del 2001 es evidente que es anterior a la entrega que se produce en 2013, son por hechos de principios de los 90 y muchos de ellos cometidos a煤n estando en prisi贸n鈥, subraya el abogado. A煤n as铆, ni la Audiencia Provincial de Girona, ni el Tribunal Supremo ni el Constitucional dan su brazo a torcer. 鈥淣osotros agotamos la v铆a interna en el Estado espa帽ol y no hubo forma de hacerles entender lo que era el principio de especialidad鈥, lamenta Chao, que s铆 destaca que en la sentencia del Supremo hubo un voto particular del magistrado Andr茅s Mart铆nez Arrieta que denunciaba que, en el caso de Gabriel y en el de otros cerca de 400 presos, se estaba aprobando una liquidaci贸n de condena que superaba ampliamente el l铆mite m谩ximo de cumplimiento contemplado en el C贸digo Penal.

Tuvo que llegar Alemania a explic谩rselo a la justicia espa帽ola. 鈥淣os pusimos en contacto con los abogados de Colonia y, a trav茅s de ellos, se consigui贸 que el fiscal alem谩n dirigiera un escrito a la fiscal铆a de la Audiencia Provincial de Albacete y al propio tribunal record谩ndoles que Gabriel hab铆a sido entregado bajo el principio de especialidad y, por lo tanto, fue entregado solo para cumplir esa condena鈥, contin煤a Chao. 鈥淟a extradici贸n del perseguido a Espa帽a se autoriz贸 exclusivamente para el objeto de la ejecuci贸n de la sentencia de la 1潞 Sala del Tribunal Regional de Albacete con fecha de 15/11/1997, bajo la observancia del principio de especialidad鈥, concluye el documento firmado por el fiscal alem谩n, al que ha tenido acceso El Salto.

Tras la intervenci贸n de la fiscal铆a alemana, la Audiencia Provincial de Albacete ya s铆 reconoci贸 que Gabriel solo pod铆a cumplir esa condena. A煤n as铆, el Juzgado de lo Penal n煤mero 2 de Girona lo volvi贸 a intentar ordenando al centro penitenciario que lo mantuviera privado de libertad para cumplir en prisi贸n su auto de refundici贸n de 30 a帽os de condenas. Pasaron varias semanas hasta que la Audiencia Provincial de Girona orden贸 al Juzgado de lo Penal n煤mero 2 que dejara en libertad a Gabriel en una sentencia publicada el 7 de junio. El 9 de junio de 2016 sale del Centro Penitenciario La Moraleja, en Due帽as.

鈥淓stos a帽os en la calle me dieron una perspectiva realista de lo mucho que hab铆a cambiado todo. Entr茅 siendo ni帽o, cuando la televisi贸n era en blanco y negro, y sal铆 en plena revoluci贸n tecnol贸gica鈥

鈥淔rancamente, cuando me soltaron no me lo pod铆a creer. No s茅 c贸mo describir esos primeros d铆as, semanas y meses. Las compa帽eras y compa帽eros lo fueron viviendo conmigo y yo con ellos y ellas. Una de las primeras cosas que hice fue ir a denunciar a esta jueza. Luego estuve dando conferencias sobre mis experiencias en la Pen铆nsula y, sobre todo, me dediqu茅 a trabajar durante casi dos a帽os para sacar adelante el Ateneo Agust铆n Rueda [en homenaje del preso anarquista asesinado en prisi贸n en los 70] y construir nuestra casa, de Elisa y m铆a. El 19 de noviembre de 2017 naci贸 nuestra hija鈥, recuerda Gabriel. 鈥淓stos a帽os en la calle me dieron una perspectiva realista de lo mucho que hab铆a cambiado todo. Entr茅 siendo ni帽o, cuando la televisi贸n era en blanco y negro, y sal铆 en plena revoluci贸n tecnol贸gica鈥, a帽ade.

En 2016, por fin, Gabriel comienza el periodo m谩s largo de su vida en libertad desde que entr贸 por primera vez a la c谩rcel con 17 a帽os. Pombo es ahora libre, pero no le ponen las cosas f谩ciles. Elisa cuenta c贸mo los bancos se niegan a abrirle una cuenta bancaria a trav茅s de la cual cobrar los poco m谩s 400 euros mensuales de ayuda a los que las personas que salen de prisi贸n tiene derecho durante entre seis y 18 meses. 鈥淧ara obtener la prestaci贸n tuvo que hacer un expediente especial el Inem con el cual ten铆a que ir a la ventanilla del mismo banco que le neg贸 la cuenta bancaria en una fecha concreta cada mes鈥, explica Elisa. 鈥淗an hecho lo posible para inducirle a volver a delinquir, 驴de qu茅 rehabilitaci贸n estamos hablamos? O la persona que sale de prisi贸n es fuerte, l煤cida y tiene recursos personales con los que poder luchar o se va a encontrar encerrado toda su vida鈥, a帽ade.

La pareja no disfruta de tranquilidad durante mucho tiempo. En enero de 2017, la Guardia Civil se presenta en su casa y detiene a Gabriel, por orden del Juzgado de Instrucci贸n n煤mero 4 de Vigo, en el marco de la operaci贸n Buyo, sobre tr谩fico de armas, y su nombre vuelve a aparecer en los medios de comunicaci贸n junto al de C. O., una supuesta anarquista.

Elisa cuenta su versi贸n de esta historia: 鈥淓l primer a帽o de libertad, adem谩s de construir nuestro hogar y hacer familia, Gabriel lo pas贸 dando charlas y en una de ellas, en Vigo, se acerc贸 esta mujer, que ten铆a problemas con las drogas. Yo soy educadora social y Gabriel ya hab铆a salvado de la droga a muchos chavales en la c谩rcel, acerc谩ndoles a los libros y al deporte. Por empat铆a quisimos ayudarla y la invitamos a nuestra casa en el campo para que pasara all铆 el mono, pero despu茅s de cinco d铆as nos dimos cuenta de que segu铆a meti茅ndose mierda a escondidas y la invitamos a volver a su casa. A los d铆as vinieron 60 guardias civiles con la excusa de buscar armas鈥. La Guardia Civil tambi茅n fue al domicilio de la mujer a la que Elisa se refiere, C. O., donde encontr贸 una docena de armas.

Gabriel fue retenido en comisar铆a durante 24 horas y despu茅s fue puesto en libertad. Un a帽o despu茅s, el Juzgado de Instrucci贸n n煤mero 4 de Vigo archiv贸 la investigaci贸n sobre Gabriel en un auto al que ha tenido acceso este peri贸dico en el que se帽alaba que no hab铆a pruebas que mostraran la relaci贸n de Pombo con el caso. 鈥淐uando se abri贸 el secreto de sumario, vimos que la chica, que es hija de un militar, colaboraba con el CNI y vend铆a de manera impune armas a trav茅s de Milanuncios; le habr铆an pedido informaciones sobre Gabriel, porque en los a帽os 80 s铆 usaba armas, o que nos metiera armas en casa, pero, cuando vinieron el 24 de enero y nos pusieron patas arriba toda la finca, no encontraron nada鈥, contin煤a Elisa.

Extracto de la parte dispositiva del auto por el que el Juzgado de Instrucci贸n n煤mero 4 de Vigo sobresee la investigaci贸n sobre Gabriel Pombo da Silva.

Pero el Juzgado de Girona tampoco se hab铆a dado por vencido en su empe帽o de meter a Gabriel de nuevo en la c谩rcel. Poco despu茅s de que recobrara la libertad, el juzgado hab铆a emitido una nueva OEDE a Alemania sobre la que el pa铆s germano solo respondi贸 que no ten铆a por qu茅 pronunciarse al haber transcurridos m谩s de 45 d铆as desde su entrega.

En paralelo, Pombo hab铆a denunciado a la titular del juzgado giron茅s por prevaricaci贸n ante el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya en una querella tramitada en 2019 por haber intentado impedir su puesta en libertad, pero esta fue archivada porque, para entonces, estaba de nuevo en busca y captura y no pudo ratificarla.

El Juzgado de Girona lo hab铆a vuelto a intentar y, esta vez, con 茅xito, con la colaboraci贸n de Italia a trav茅s de Europol y Juspol. La nueva OEDE, dictada por auto del 24 de julio de 2019, culmin贸 con la detenci贸n de Gabriel en Mon莽ao, a apenas cuatro kil贸metros de la frontera con Portugal, el 25 de enero de 2020. 鈥淵a cuando estaba preso en Alemania, Italia mand贸 una OEDE, y, cuando Gabriel volvi贸 a Espa帽a, hizo otra. Su cooperaci贸n con el Juzgado de Girona para la nueva OEDE demuestra un inter茅s desproporcionado鈥, a帽ade Chao.

En las publicaciones en medios como el ABC sobre la detenci贸n se hablaba de Gabriel en el marco de la operaci贸n Buyo de 2017, pero sin decir que los cargos contra Gabriel hab铆an sido archivados, se resaltaban los 30 a帽os de condenas que desde el Juzgado de lo Penal n煤mero 2 siguen reclam谩ndole, y citaban una nota policial en la que se se帽alaba que Pombo 鈥渃ontinuaba publicando manifiestos en p谩ginas web del movimiento anarquista en los que se mostraba como un l铆der del movimiento y llamaba a la insurrecci贸n鈥. Tambi茅n apuntaban su relaci贸n con la FAI/FRI.

Tras su detenci贸n, el Tribunal de Rela莽ao de Guimaraes aprob贸 la entrega de Pombo a Espa帽a. Su abogado recurri贸 la entrega ante el Tribunal Supremo portugu茅s, pero 茅ste rechaz贸 el recurso. 鈥淓l Supremo portugu茅s acuerda su entrega fundamentalmente porque dicen que reconocer el principio de especialidad equiparar铆a a Gabriel a una especie de inviolabilidad diplom谩tica o ser铆a concederle una especie de amnist铆a porque, de esos 30 a帽os, le quedar铆an por cumplir 16 a帽os y cinco meses鈥, explica Chao. 鈥淧ero esa cantidad resulta si no se le aplica ninguna redenci贸n, porque, si no, tendr铆a toda la redenci贸n que habr铆a acumulado hasta el a帽o 1997. En el peor de los casos Gabriel tendr铆a que estar ahora mismo en libertad provisional鈥, afirma el abogado.

鈥淢e sacaron en plena pandemia a escondidas, y furtivamente me entregaron en Badajoz. La prisi贸n de Badajoz siempre ha sido un pudridero humano. No fue casualidad que all铆 se abriera el primer m贸dulo FIES donde se tortur贸 a tanta gente. Es un centro de impunidad鈥, explica Pombo. La nueva entrega a Espa帽a se produjo el 13 de mayo de 2020 en una comisar铆a en Caia, entre Badajoz y Elvas. Ese mismo d铆a es ingresado en el centro penitenciario de Badajoz, donde pasa dos semanas hasta que es trasladado al centro penitenciario de Mansilla de las Mulas, en Le贸n, donde se encuentra actualmente.

Desde entonces, Manuel Chao sigue peleando para conseguir la puesta en libertad de Pombo. El auto de refundici贸n de condenas est谩 impugnado en el propio Juzgado de lo Penal n煤mero 2 de Girona; los beneficios de redenci贸n, que en ning煤n momento se le han aplicado tras toda una vida tras las rejas, est谩n impugnados en el Juzgado de Vigilancia Penitenciaria de Le贸n, que es el competente, y en cuanto al principio de especialidad por el que Pombo no deber铆a cumplir condenas anteriores a la de Albacete, por la que fue entregado por Alemania, el abogado ha presentado un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional, el 4540/2020, que ha reca铆do en Sala Segunda Secci贸n Cuarta. Tras la respuesta del alto tribunal, presentar谩 una queja ante la Comisi贸n Europea y, si el Constitucional no admite el recurso, acudir谩n al Tribunal de Justicia de la Uni贸n Europea.

Mientras, Gabriel sigue esperando en la c谩rcel de Le贸n, bajo la categor铆a FIES-5, con todas las comunicaciones intervenidas. 鈥淎qu铆 me dejan tranquilo, que para mi ya es una novedad, y la pandemia me la he pasado inmerso en la lectura: estoy estudiando la Edad Media y aprovechar茅 para leerme todo lo que caiga en mis manos鈥.

En la v铆spera del 20N, Gabriel y su hija cumplieron a帽os. 脡l 53 y su hija 3. Ese d铆a las televisiones informaban de la puesta en libertad de Carlos Garc铆a Juli谩, uno de los asesinos de los abogados de Atocha. Garc铆a Juli谩 tambi茅n hab铆a sido extraditado a Espa帽a a principios de 2020, en su caso desde Bolivia, donde hab铆a sido encarcelado por narcotr谩fico. Le faltaban diez a帽os de condena por cumplir cuando se fug贸 de la c谩rcel, pero, a su llegada a Espa帽a, a 茅l si le aplicaron beneficios penitenciarios por esos diez a帽os. 鈥淎lgo no funciona en este pa铆s, mi caso es una verg眉enza. Sigo resistiendo, es todo lo que puedo decir鈥, concluye Gabriel Pombo.


FUENTE: EL SALTO




Fuente: Anarquia.info