December 3, 2022
De parte de Amor Y Rabia
56 puntos de vista

Durante a帽os, el batall贸n neonazi Aidar tuvo aterrorizado no solo a la poblaci贸n civil del este de Ucrania, sino incluso a los agentes de seguridad. Y no es para menos: bajo la vista gorda del Estado ten铆a su propia c谩rcel y centro de torturas y cuando operaba en el 谩rea, cientos de personas desaparecieron sin rastro.

Aunque el grupo empez贸 como un batall贸n de voluntarios en la lucha contra Donb谩s, acab贸 siendo una parte del Ej茅rcito de Ucrania que durante a帽os se dedic贸 a los atracos, violaciones, secuestros y torturas.

Sputnik te presenta en detalle el grupo neonazi ucraniano que actualmente forma parte del Ej茅rcito de Ucrania. Este es el 24 batall贸n de asalto, conocido mejor como Aidar*, el grupo neonazi para el cual las leyes no existen.

“No es Europa. Es un poco distinto… Estamos en guerra. La ley cambi贸, los procedimientos se han simplificado. Si quiero, puedo arrestarte aqu铆 mismo, ponerte un saco sobre la cabeza y encerrarte en un s贸tano por 30 d铆as por sospecha de que ayudas a los separatistas”, dijo el comandante del batall贸n Aidar a un representante de Amnist铆a Internacional.

Informe de Amnist铆a Internacional de 2014 denunciando los cr铆menes del Batall贸n Aidar (FUENTE, FUENTE)

UN GRUPO NEONAZI TEMIDO POR LA POLIC脥A

Los casos en los que distintos grupos neonazis perpetran cr铆menes a plena vista de las autoridades no son algo nuevo, y en muchos de estos casos, los agentes de las fuerzas de seguridad simplemente no se opon铆an a lo que ve铆an. Un ejemplo de ello fueron los ataques del infame S14. Sin embargo, en el caso del batall贸n Aidar todo es diferente.

As铆, los agentes de polic铆a no se opon铆an a los extremistas del batall贸n Aidar por compartir su postura, sino porque literalmente les ten铆an miedo, y hab铆a buenas razones para sentir temor.

El 15 de enero de 2015 tres integrantes del grupo extremista se emborracharon en el caf茅 del poblado Polovinkino y empezaron a disparar indiscriminadamente con sus fusiles de asalto. Los agentes de polic铆a tuvieron que acudir al lugar y detener a los alborotadores, pero tan solo una hora m谩s tarde la comisar铆a donde los ten铆an detenidos se convirti贸 en un escenario de una pel铆cula de Hollywood.

Los compa帽eros de los neonazis detenidos rodearon el edificio. Estaban armados con fusiles de asalto, granadas de mano y lanzagranadas. Su exigencia era simple: que liberen a sus compa帽eros de inmediato. Ante tales circunstancias, los agentes de la polic铆a se vieron obligados a obedecer.

S铆mbolo del Batall贸n Aidar

Otro caso tuvo lugar el 29 de marzo de 2015 cuando dos polic铆as fueron baleados con fusiles de asalto mientras se encontraban en su auto. Seg煤n m煤ltiples testimonios, as铆 como el reporte de los propios agentes, los atacantes estaban en un veh铆culo que llevaba los s铆mbolos del batall贸n Aidar.

De hecho, la situaci贸n lleg贸 a tal punto que el gobernador de la regi贸n de Lugansk, Genadi M贸skal, tuvo que recurrir al ministro de Defensa, al jefe del Cuartel General, al ministro de interiores y al fiscal general de Ucrania. M贸skal pidi贸 a Kiev que se pusiera fin al desmadre total perpetrado por los miembros del batall贸n Aidar.

LOS NEONAZIS IMPONEN SU VOLUNTAD AL GOBIERNO

El miedo sentido por los agentes de la polic铆a de la regi贸n de Lugansk es totalmente comprensible, pues el batall贸n Aidar no solo sal铆a impune de sus cr铆menes, sino tambi茅n lograba imponer su voluntad a los l铆deres del pa铆s. Aqu铆 destacan dos casos prominentes que muestran la fuerza real que ejerce el grupo a pesar de carecer de representantes en el Parlamento.

Un caso de presi贸n involucr贸 al propio presidente del pa铆s, que en aquel entonces era Petr贸 Poroshenko. El 20 de junio de 2014 el mandatario anunci贸 un alto al fuego en el este de Ucrania. La respuesta de los grupos ultraderechistas no se hizo esperar: el d铆a 29 los integrantes de los batallones Dnepr, Donb谩s y Aidar organizaron una manifestaci贸n en el centro de Kiev.

Intento de asalto del Ministerio de Defensa de Ucrania por miembros del batall贸n Aidar en 2015, tras anunciar que se iba a disolver el batall贸n. (FUENTE)

Su exigencia era simple: poner fin al armisticio, anunciar un estado de alerta en el pa铆s y abastecer con m谩s armamento a los batallones voluntarios. Dos d铆as m谩s tarde, Poroshenko anunci贸 la reanudaci贸n de los combates en Donb谩s.

Otro caso ocurri贸 el 29 de enero de 2015 cuando el excomandante del grupo, Sergu茅i Melnichuk, declar贸 que el batall贸n hab铆a sido formalmente desbandado el d铆a 26. La reacci贸n de los miembros del grupo extremista tampoco se hizo esperar. Ya el 30 de enero los partidarios de Aidar bloquearon una de las principales calles de Kiev e intentaron asaltar el Ministerio de Defensa.

El ataque fue repelido y tras unas negociaciones, el 2 de febrero la 贸rden de desbandar el batall贸n fue cancelada. Un mes m谩s tarde un representante del ministerio de Defensa anunci贸 que sobre la base del batall贸n voluntario Aidar se hab铆a formado oficialmente el 24 batall贸n de asalto del Ej茅rcito de Ucrania. As铆 un grupo neonazi se convirti贸 oficialmente en parte de las Fuerzas Armadas del pa铆s, y lo hizo por su propia voluntad.

El 2 de marzo de 2022, poco despu茅s de iniciarse la invasi贸n rusa de Ucrania, el jefe del r茅gimen ucraniano anunci贸 el nombramiento de Maksym Marchenko, el antiguo comandante del batall贸n Aidar, como gobernador de Odesa, una de las ciudades con mayor porcentaje de ciudadanos de habla rusa. (FUENTE)

Bernard-Henri L茅vy, defensor de yihadistas en Afganist谩n, Siria y Libia, as铆 como de escuadrones de la muerte en Centroam茅rica en los 80, visit贸 el 15 de marzo de 2022 Odessa para posar con su gobernador, Maksym Marchenko, que previamente fue el comandante del batall贸n Aidar, acusado de cr铆menes de guerra por Amnist铆a Internacional (en 2014). (FUENTE)

“F脕BRICA DE SALCHICHAS”: EL INFIERNO CREADO POR AIDAR

Quiz谩s uno de los aspectos m谩s notorios en la actividad del batall贸n neonazi Aidar es el hecho de que administraba una aut茅ntica c谩rcel que se parec铆a m谩s a un campo de concentraci贸n o centro de torturas. Las graves secuelas que sufr铆an los pocos supervivientes le merecieron la fama del infierno sobre la Tierra y el nombre popular de “f谩brica de salchichas” por estar en las instalaciones de lo que era antes una f谩brica carnicera en el poblado Polov铆nkino.

En este lugar, que tambi茅n serv铆a de base para el batall贸n Aidar (con la llegada de las tropas rusas huyeron de all铆), acababan muchas personas: combatientes de la rep煤blica popular de Lugansk, presuntos colaboradores de los separatistas y civiles a los que extorsionaban. Obviamente, en funci贸n de cada caso el objetivo de la retenci贸n y de las torturas variaba.




Fuente: Noticiasayr.blogspot.com