January 17, 2022
De parte de Trochando Sin Fronteras
209 puntos de vista
La guerra contra las comunidades en Arauca

Al parecer el plan desde el gobierno nacional para el departamento es una suerte de dictadura militar en donde las fuerzas armadas asuman todas las tareas del estado, ejecutando también recursos destinados para la inversión social y la promoción de la cultura, el deporte, la educación, el desarrollo económico, entre otros, con los que pretenden reclutar e involucrar a la población civil y en especial a los jóvenes en tareas de guerra, por lo que se han puesto en marcha programas como mi vereda modelo y jóvenes a lo bien en apoyo de instituciones como el SENA y el ICBF, estos programas tiene la intención de romper el tejido social y ganar redes de apoyo para desarrollar acciones militares en contra de la población civil y las organizaciones sociales y comunitarias, con el propósito de despojar a las comunidades de su tierra y entregarlas a las empresas extranjeras.

Para realizar esta tarea nombraron como gobernador encargado a Alejandro Navas Ramos, quien pertenecía a la Brigada XVll, brigada que convive y operaba conjuntamente con los paras de castaño en Urabá al mando del paramilitar Rito Alejo del Río, además de ser investigado por prestar logística a un comando de las AUC quienes realizaron la masacre de la Horqueta en Cundinamarca.

Los primeros resultados de esta política de guerra son hechos como la confrontación entre sectores de las antiguas FARC-EP, el mismo nombramiento como gobernador de Arauca de Alejandro Navas Ramos investigado por paramilitarismo, la masacre de una familia en el municipio de Sácama aparentemente por paramilitares el 27 de diciembre del 2021 como lo denunció la asociación nacional campesina José Antonio Galán Zorro-ASONALCA, la actual confrontación entre el ELN y el frente décimo de las disidencias de las FARC-ep que deja 27 homicidios, el atentado a la empresa comunitaria de acueducto, alcantarillado y aseo de Saravena ECAAAS, la amenazas a la integridad y la vida de líderes comunales de Asojuntas, además de la aparición de mercenarios en la región en buscan de las recompensas ofrecidas por el gobierno nacional. Estos son algunos resultados de la política de seguridad del gobierno que ha degradado el conflicto armado y llevado al departamento de Arauca a la actual crisis humanitaria.

¿Quién defiende el territorio?

Distintas voces desde sectores de izquierda y la derecha han hecho llamados al gobierno para fortalecer la presencia del estado en la región, llamado que ha sido atendido por el gobierno con el envío de dos batallones quienes desfilan por las calles para los noticieros y medios de comunicación mientras observa pasivamente como aumenta el desplazamiento, los homicidios y los enfrentamientos con los grupos armados.

Se ha demostrado entonces que una mayor presencia de un estado militarista no es la solución, sin embargo, no es la primera vez que se recrudece el conflicto en el departamento, han ocurrido hechos de agresiones del ejército a la comunidad en masacres como la de Santo Domingo y Caño Seco, así como la incursión paramilitar en el departamento y el enfrentamiento entre las FARC – EP y el ELN en el 2006 al 2010.




Fuente: Trochandosinfronteras.info