October 6, 2021
De parte de Arrezafe
249 puntos de vista


 


Fragmento extraído de
Análisis de la sociedad del bienestar de Agustín
García Calvo
.

Estado y Capital son la
misma cosa, y sólo dos para disimular; y los mismos son los
políticos y los banqueros, y no hay Dios que distinga (o sólo Dios
puede) entre los Ejecutivos de Dios de la Empresa y los del
Ministerio (o los Sindicatos); como no podía menos de ser: pues lo
uno y lo otro está movido y sostenido por lo mismo: una misma Fe en
el Futuro
, una misma Idea, un mismo idealismo, esto es, una misma
creencia en el Dinero como la realidad de las realidades.

Y la piedra de toque para
reconocer la identidad de Capital y Estado, y la falsedad vigente de
su distinción, es el Criterio de Rentabilidad. El cual vemos todos
los días cómo se aplica indiferentemente en las Instituciones
Estatales lo mismo que en las Privadas, y cada vez más
descaradamente; como es natural, porque aquello de que «De dinero no
se habla, niño» era cosa de los viejos burgueses, y ahora, en
cambio, nada más decente, y hasta honroso, que hablar de dinero, con
esa campechana franqueza que caracteriza lo mismo a los Ejecutivos
del Consorcio Bancario que a los del Ministerio de Finanzas; en
efecto, teniendo Dios en el Bienestar una cara esencialmente de
dinero, ¿qué más claro y honesto, que más santo, que declarar
abiertamente que a lo que se va es a la producción de rendimiento
dinerario, al acrecentamiento del volumen de las cifras? Cualquier
otra cosa, cualquier otro hablar, es sin más sospechoso para el
Señor.

Lástima que, con el
Criterio de Rentabilidad, a la gente lo que se le hace es la puñeta
a gran escala. Pues en cualquier momento, cualquier Ejecutivo de lo
uno o de lo otro, podrá quitarle las cerezas de la boca, las vacas
de los prados, el caminito de hierro, la tierra misma de debajo de
los pies, gracias a la apelación al Criterio de Rentabilidad:
porque, déjese de mandangas, amigo, aquí de lo que se trata es de
productividad, de rendimiento, de futuro, esto es, de dinero; y ante
ello tienen que agachar la cabeza y retirarse las cositas y los
corazoncitos, no faltaba más. No estorbe, hombre, y perdone las
molestias, pero es que estamos trabajando por su futuro.

Así es como el Criterio
de Rentabilidad, al mismo tiempo que prueba la identidad entre
Capital y Estado, sirve para eliminar la vieja noción de ‘servicio
público’.

★




Fuente: Arrezafe.blogspot.com