January 11, 2023
De parte de Indymedia Argentina
184 puntos de vista
El presidente de la C谩mara de Representantes, Kevin McCarthy, republicano de California, habla con los periodistas mientras se dirige a la oficina ceremonial del presidente en el Capitolio en Washington, el lunes 9 de enero de 2023. | Jose Luis Magana/AP

Por John Wojcik

Una vez m谩s, una de las principales premisas de los principales medios de comunicaci贸n 鈥 que hay un ala 鈥渕oderada鈥 del Partido Republicano con la que se podr铆a contar para resistir a los insurrectos del partido 鈥 se demostr贸 falsa este lunes, cuando todos menos uno de los 220 representantes republicanos se unieron detr谩s de las reglas que la extrema derecha elabor贸 para el presidente Kevin McCarthy.

La C谩mara aprob贸 el paquete de reglas 220 a 213, con todos los dem贸cratas votando en contra, a pesar del hecho de que una parte importante del paquete se mantuvo en secreto de los legisladores, incluso cuando votaron a favor.

McCarthy se hizo finalmente con el martillo de presidente de la C谩mara en la madrugada del s谩bado, tras 15 rondas de votaciones que se sucedieron a lo largo de cinco d铆as y s贸lo despu茅s de haber cedido a todas y cada una de las exigencias de los representantes insurrectos que forman parte del Freedom Caucus. La votaci贸n de ayer confirm贸 y sell贸 la toma del control de la C谩mara por un grupo de fascistas que, habiendo fracasado en el golpe que apoyaron el 6 de enero de 2021, han logrado ahora hacerse con una de las dos c谩maras del Congreso de los Estados Unidos.

Su golpe legislativo se帽ala la necesidad de que los movimientos de masas del pueblo intensifiquen su batalla en curso contra el actual intento de los republicanos en su conjunto de matar la democracia en los Estados Unidos.

Toda la palabrer铆a sobre lo dif铆cil que ser铆a para McCarthy acorralar a su peque帽a mayor铆a en la C谩mara para hacer algo demostr贸 ser s贸lo eso -mucha palabrer铆a-, cuando la abrumadora mayor铆a de los republicanos unieron sus manos para aprobar normas que empujan a la C谩mara muy a la derecha.

El paquete incluye la llamada regla Holman, que permite a la C谩mara utilizar proyectos de ley de gasto, como el que elevar铆a el techo de la deuda, para desfinanciar programas espec铆ficos como la Seguridad Social y Medicare. Las normas permiten a la C谩mara suspender o reducir el sueldo de los funcionarios federales y crean un nuevo subcomit茅 del Comit茅 Judicial cuya tarea especial ser谩 sacar a la luz la supuesta 鈥渕ilitarizaci贸n鈥 del gobierno federal por parte del Partido Dem贸crata.

Esa parte de las normas permitir谩 investigar cualquier rama del gobierno que, seg煤n el Freedom Caucus, est茅 ejerciendo su poder para perseguir a los legisladores de derechas, incluidos los que apoyaron la insurrecci贸n.

Mientras los republicanos de derechas elogiaban este lunes la adopci贸n de las nuevas normas, lo hac铆an sin conocer siquiera el alcance total de las promesas de trastienda que McCarthy hizo al Freedom Caucus a cambio de su apoyo a su presidencia. Muchas de las concesiones a los fascistas, incluidas las promesas de m谩s puestos en los comit茅s que controlan lo que se somete a votaci贸n en la C谩mara, no estaban escritas en el paquete aprobado ayer. El Partido Republicano en su conjunto, habiendo aprobado acuerdos de trastienda que no se le permiti贸 ver, aparentemente no se toma en serio en absoluto sus promesas de limpiar el 鈥減antano鈥 que, afirma, caracteriza los negocios en Washington. Dif铆cilmente puede haber algo m谩s 鈥減antanoso鈥 que aprobar acuerdos que se han mantenido en secreto incluso para quienes los aprueban.

鈥淟o que me preocupa no es s贸lo lo que est谩 escrito aqu铆鈥, dijo el 9 de enero el representante Jim McGovern de Massachusetts, el dem贸crata de m谩s alto rango en el Comit茅 de Reglas. 鈥淢e preocupan los acuerdos de trastienda que el presidente McCarthy hizo con el Freedom Caucus a cambio de sus votos鈥.

Uno de esos acuerdos elimina a todos los dem贸cratas menos a uno de la junta que revisa la 茅tica del Congreso.

Con las nuevas normas, los miembros ya no tienen que pasar por detectores de metales para entrar en la C谩mara, lo que facilita la entrada de todo tipo de cosas, incluidas las armas. Sin embargo, las nuevas normas no prev茅n botas de goma gratuitas para los diputados, unas botas que facilitar铆an las negociaciones en un pantano republicano cada vez m谩s profundo.

John Wojcik es redactor jefe de People鈥檚 World. Se incorpor贸 a la plantilla como redactor laboral en mayo de 2007, tras trabajar como cortador de carne sindicalizado en el norte de Nueva Jersey. All铆 fue delegado sindical y miembro de la comisi贸n negociadora del sindicato UFCW. En los a帽os 70 y 80, fue reportero de acci贸n pol铆tica para el Daily World, predecesor de este peri贸dico, y particip贸 activamente en la pol铆tica electoral en Brooklyn, Nueva York.




Fuente: Argentina.indymedia.org