August 8, 2022
De parte de Kurdistan America Latina
229 puntos de vista

En la madrugada del 7 de agosto pasado, un avión no tripulado turco atacó un automóvil civil en el barrio de al-Sina’a, en Qamishlo, Rojava, asesinando al combatiente de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) Rokhaz Amuda. El el auto también viajaban otros tres pobladores, entre ellos dos niños.

En una declaración pública, las FDS recordaron que Rokhaz Amuda era un brillante ejemplo de combatiente disciplinado y de camaradería, que daba esperanzas a sus compañeros y les instaba a continuar la formación ideológica y militar para convertirse en fuertes combatientes.

“Esta brutal agresión turca y otras agresiones contra nuestras zonas no se habrían producido sin el beneplácito de los dos garantes del Acuerdo de Alto el Fuego (firmado con Turquía). Estados Unidos y Rusia son los principales responsables de estas agresiones turcas, ya que tienen el poder de frenar los crímenes del Estado ocupante turco contra nuestro pueblo. Además, la comunidad internacional debe presionar al Estado turco para poner fin a sus violaciones y crímenes, y obligándolo a retirarse del territorio sirio”.

En el mismo tono, la dirección del Partido de la Unión Democrática (PYD), de Rojava, denunció que “el vuelo de los aviones del ejército de ocupación turco en el espacio aéreo de Siria viola los acuerdos internacionales”.

“El régimen nacionalista islámico (en referencia al gobierno turco) lleva a cabo actos hostiles, representados por el (partido) AKP contra el pueblo libre y las fuerzas democráticas de la región. Esto tiene lugar en el contexto de satisfacer sus deseos sangrientos contra los ciudadanos de la región, especialmente el pueblo kurdo”, agregaron desde el principal partido político kurdo en Siria.

A esta denuncia, en el PYD consideraron que “desde hace más de dos meses, los planes del Estado de ocupación turco para llevar a cabo el cambio demográfico a lo largo de toda la frontera siria han entrado en una nueva fase. Desde el comienzo de la crisis siria y a través de la ocupación directa e indirecta del territorio sirio, las fuerzas turcas han ocupado amplias zonas de Siria y les han impuesto todas las formas de turquificación y otomanismo”.

Los ataques permanentes de Turquía contra Rojava “forman parte de la continuación de sus planes para librar una guerra total contra la Administración Autónoma del Norte y el Este de Siria (AANES) y todos sus componentes. Se trata de debilitar el potencial del pueblo y de las fuerzas que desempeñaron papeles importantes en la derrota del ISIS”, advirtieron desde el PYD.

Por esta razón, condenaron los bombardeos turcos y llamaron “a la comunidad internacional y a las fuerzas garantes internacionales para que lleguen a acuerdos con el Estado de ocupación turco con el fin de prevenir nuevos ataques de la ocupación turca y evitar que lleven a cabo más actos criminales contra la población del Norte y el Este de Siria”.

A su vez, demandaron al Consejo de Seguridad de la ONU que prohíba a los aviones turcos entrar en el espacio aéreo de la región.

FUENTE: ANF / Edición: Kurdistán América Latina

<!–

–>




Fuente: Kurdistanamericalatina.org