September 29, 2021
De parte de Grup Antimilitarista Tortuga
312 puntos de vista


Alejandro Tena

La sentencia emitida este mi茅rcoles por el Tribunal General de la Uni贸n Europea (TGUE) es un varapalo econ贸mico y estrat茅gico para Marruecos. La anulaci贸n de los acuerdos comerciales entre Rabat y Bruselas y el reconocimiento de la soberan铆a del Frente Polisario sobre sus recursos naturales en el S谩hara Occidental supone una p茅rdida de dinero importante para el pa铆s de Mohamed VI, que dejar谩 de recibir de Bruselas una media de 90 millones de euros anuales en materia agr铆cola y pesquera.

Cada a帽o la Uni贸n Europea paga 52 millones de euros a Marruecos para poder faenar en sus costas, incluidas las aguas saharauis donde 129 barcos (90 de ellos espa帽oles) se benefician de permisos de pesca y donde, seg煤n el Frente Polisario, se producen entre el 70% y el 90% de las capturas pesqueras.

Sin libre comercio, las aduanas entre Europa y Marruecos volver谩n a levantarse, por lo que Rabat deber谩 pagar por sus exportaciones de productos agr铆colas una media de 6,6 millones de euros anuales, seg煤n datos del Frente Polisario. En materia pesquera el pa铆s africano no s贸lo dejar谩 de recibir las mencionadas compensaciones europeas, sino que deber谩 enfrentarse a impuestos comerciales a la exportaci贸n de peces y mariscos. Se estima, en este caso, que el Estado alauita deber谩 pagar cada a帽o 30 millones de euros en aduanas pesqueras.

El peso de Europa en la econom铆a marroqu铆 es crucial. El 73% de las exportaciones de Marruecos tienen como destino alg煤n pa铆s de los 27. El presidente de la Patronal de Marruecos, Chakib Alj, estima que las ventas hacia la UE que se benefician de los acuerdos comerciales anulados este mi茅rcoles por el TGUE representan unos 500 millones de euros anuales para la econom铆a del pa铆s.

Las implicaciones de esta decisi贸n judicial afectan directamente al S谩hara Occidental y reconocen al Frente Polisario como 煤nica autoridad con soberan铆a sobre determinados recursos. Si en materia pesquera se estima que hast el 90% de las capturas se realizan en aguas que pertenecen al territorio ocupado por Mohamed VI, en agricultura no hay estimaciones generales que permitan saber en qu茅 medida Marruecos expolia plantaciones saharauis. No en vano, algunas investigaciones se帽alan el peso de algunos productos concretos como el tomate, cuyos cultivos ilegales gestionados por colonos en zonas ocupadas representan hasta el 14% de las exportaciones marroqu铆es a la UE, tal y como informaba una publicaci贸n reciente de la Fundaci贸n Mundubat. Seg煤n la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG), est谩s pr谩cticas de expolio agr铆cola tienen consecuencias directas en las huertas de Espa帽a, pues se trata de cultivos producidos con mano de obra muy barata contra la que es imposible competir desde Europa. En los 煤ltimos a帽os, esta “competencia desleal” ha llevado a la p茅rdida 2.000 hect谩reas de cultivo en Andaluc铆a, seg煤n la organizaci贸n agr铆cola.

As铆, al reconocerse la soberan铆a del pueblo saharaui sobre sus propios recursos se reabre un debate que Bruselas ha tratado de afrontar en diversas ocasiones. Se trata del etiquetado, pues las exportaciones agrarias y pesqueras no llevan el distintivo de origen adecuado, vulner谩ndose el reglamento 543/2011 de la UE. Hasta el momento, los productos cultivados o pescados en territorio saharaui por colonos marroqu铆es eran vendidos a los pa铆ses europeos como si fueran producidos en Marruecos. En 2019, el comisario de Agricultura Janusz Wojciechowski ya denunciaba esta situaci贸n: “Todos los productos importados, incluyendo aquellos originarios del S谩hara Occidental, deben cumplir la legislaci贸n pertinente, incluyendo los requerimientos de proveer de informaci贸n precisa y no enga帽osa sobre el pa铆s de origen o procedencia de esos productos, lo que en este caso deber铆a ser, pues, S谩hara Occidental”.

La pesca y la agricultura en territorio ocupado no s贸lo tienen una importancia econ贸mica para Marruecos. Las numerosas plantaciones y los barcos que faenan en las aguas de El Ai煤n se han convertido en una poderosa herramienta colonizadora. Tanto es as铆 que numerosos reportes internacionales han denunciado c贸mo Mohamed VI utiliza a estos sectores econ贸micos para dar trabajo y asentar a poblaci贸n marroqu铆 en territorio ocupado, discriminando a la poblaci贸n local en las contrataciones.

Si bien la sentencia ata帽e 煤nicamente a la pesca y la agricultura, el reconocimiento del Frente Polisario como representante del territorio saharaui pone sobre la mesa otras cuestiones como la miner铆a, un sector econ贸mico del que tambi茅n se lleva a帽os beneficiando Marruecos. Seg煤n la BBC, al menos el 10% del fosfato generado por el pa铆s alauita procede de reservas asentadas en territorio ocupado.


P煤blico




Fuente: Grupotortuga.com