April 16, 2021
De parte de A Las Barricadas
384 puntos de vista


Ni el a帽o pasado ni este se ha celebrado la Marcha contra la Macroc谩rcel de Zuera, que reuni贸 en el aparcamiento de la misma durante 18 a帽os a varios cientos de personas desde distintos puntos de Arag贸n e incluso de lugares como Madrid, Catalunya o Euskadi.

Tradicionalmente un grupo de ciclistas, con mucha voluntad y esp铆ritu anticarcelario acud铆an a la misma haciendo los 80 km que supone ir y volver, a menudo con bastante mal tiempo.

Este a帽o toma el relevo a la Iniciativa contra las Macroc谩rceles el colectivo ciclista y feminista Bielas Salvajes que convocan a una marcha paseo que saldr谩 de la plaza de la Madalena a las 9 de la ma帽ana el pr贸ximo 18 de abril.

Seg煤n comunican desde Bielas Salvajes la marcha tiene por objeto acercar a quien lo desee hacia la poblaci贸n que vive en estos d铆as privada de libertad. Se trata de una muestra de solidaridad dentro y fuera de los muros. Tras varios a帽os enredadas con colectivos anticarcelarios queremos hacer nuestro peque帽o homenaje a la que consideramos una cita imprescindible, la conocida como Marcha a Zuera, que por las consecuencias derivadas de la pandemia mundial, lleva dos a帽os sin poder celebrarse. La Marcha ha sido y ser谩 un movimiento de referencia a nivel estatal que cuestiona el sistema punitivista que encierra, vigila y castiga, as铆 como un punto de encuentro de miradas cr铆ticas hacia el sistema penitenciario.

Con este acto reivindicativo hacen suyas las reivindicaciones de las personas que, como tambi茅n denuncian desde Iniciativa contra las macroc谩rceles, llevan m谩s de un a帽o sin vis a vis y sin actividades.
Desde las Bielas tambi茅n recuerdan las actividades de otros a帽os de la Marcha, como es la emisi贸n de radio ef铆mera para dentro de los muros que se hac铆a bajo el nombre de Radio Hawai. Tambi茅n resaltan la importancia de visibilizar las c谩rceles, m谩s a煤n cuando ahora est谩n tan alejadas de los n煤cleos urbanos, como es el caso de Zuera.

Por otro lado la Iniciativa contra las Macroc谩rceles ha hecho p煤blico un comunicado en el que instan a recordar lo que supuso el confinamiento para cualquiera y que multiplique por varios enteros la situaci贸n para llegar a algo parecido a lo que es la realidad penitenciaria.

En el comunicado recuerdan el 煤ltimo informe del Consejo de Europa el Estado Espa帽ol sea uno de los pa铆ses europeos con las condenas m谩s largas y la poblaci贸n penitenciaria m谩s envejecida, al tiempo que los suicidios multiplican por 10 la tasa de personas que se quitan la vida en el exterior.

Tambi茅n especialmente a las situaciones m谩s delicadas de la c谩rcel como es la de las personas en aislamiento, el r茅gimen FIES o las personas enfermas o psiquiatrizadas. Tambi茅n la de los precarios m贸dulos de mujeres.

Se celebrar谩 una concentraci贸n en el mismo aparcamiento de Zuera sobre las 12 de la ma帽ana y se recuerda la importancia de portar identificaci贸n y de respetar las normas anti-Covid, as铆 como de llevar casco.

Un a帽o m谩s, pues, habr谩 personas solidarias frente a los muros de la macroc谩rcel que gritar谩n abajo los muros de las prisiones.

La c谩rcel, mucho m谩s que un confinamiento

A nadie resultar谩 extra帽o que le hablemos de confinamiento. Seguro que recuerdas los meses pasados en casa, con limitaciones de movilidad, sin poder salir m谩s que lo imprescindible. Sin ver a tus seres queridos. De d铆as eternos y tardes indolentes.

Multiplicar esta situaci贸n por muchos enteros podr铆a aproximarse a la realidad penitenciaria. A una parte de ella por lo menos, porque el encierro en una prisi贸n como Zuera no es una realidad sino muchas.

La normalidad de la c谩rcel es la anormalidad del exterior. Nada encaja en la normalidad de quienes miramos desde el otro lado del muro.

No encaja que, seg煤n el 煤ltimo informe del Consejo de Europa el Estado Espa帽ol sea uno de los pa铆ses europeos con las condenas m谩s largas y la poblaci贸n penitenciaria m谩s envejecida, al tiempo que los suicidios multiplican por 10 la tasa de personas que se quitan la vida en el exterior.

Todo ello en un contexto en que, pese a que la tasa de personas presas ha ido disminuyendo en la 煤ltima d茅cada, sigue habiendo una cifra muy alta de encarceladas, prueba de un C贸digo Penal y una judicatura muy centradas en las soluciones puramente punitivas.

Espa帽a tambi茅n lidera el ranking de mujeres en prisi贸n. Alrededor de 4000 permanecen entre muros. Las mujeres, asimismo, siguen padeciendo un doble confinamiento por estar privadas de actividades que solo llegan a los m贸dulos masculinos y, a menudo, padecer de m贸dulos que parecen estar en permanente estado de provisionalidad.

Dentro de los muros, en ese confinamiento a largo plazo, la pandemia ha sido especialmente dura.

Se han prohibido comunicaciones y vis a vis, a veces durante meses. Tambi茅n ha habido contagios, de los que es muy dif铆cil saber su cifra por el habitual oscurantismo de la instituci贸n. Probablemente muertes. Hay que tener en cuenta que una sanidad penitenciaria decente es la eterna carencia tantas veces reclamada. La atenci贸n de un dentista o cualquier tipo de especialista puede ser una odisea entre poblaci贸n a menudo delicada de salud.

Y sigue habiendo una c谩rcel dentro de la c谩rcel. El r茅gimen de aislamiento y los ficheros FIES (en teor铆a prohibidos) siguen a la orden del d铆a.

Hay otras duras realidades carcelarias. M谩s de la mitad de reclusos/as padecen males psicol贸gicos o tienen diagnosticadas enfermedades mentales. Para todas esas personas la situaci贸n se ha tornado a煤n peor. M谩s cuando el tratamiento de sus patolog铆as suele ser el puro atontamiento qu铆mico.

Y por nuestra parte volvemos a los muros de la Macroc谩rcel. Esta vez en bicicleta, probablemente menos que otras veces, pero sin olvidarnos que ninguna persona nos es ajena. Que el discurso de la mano dura y el punitivismo, ahora tan en boga con el ascenso de un partido fascista, no nos convence. Que las c谩rceles siguen sin ser la soluci贸n a problemas sociales y que a帽o tras a帽o volveremos a gritar…

隆ABAJO LOS MUROS DE LAS PRISIONES!

Iniciativa contra las Macroc谩rceles-Zaragoza




Fuente: Alasbarricadas.org