December 5, 2022
De parte de Indymedia Argentina
293 puntos de vista

.

Volver a la tierra con Soraya Maicoño: El ser mapuche, más allá de la represión y el saqueo

Desde Otro Viento dialogamos con Soraya Maicoño, vocera de la comunidad mapuche Lof Quemquemtrewm, quien reflexionó sobre las prácticas represivas que viene desarrollando el gobierno provincial y nacional al pueblo mapuche.

Hace un mes, bajo las órdenes del Ministro de Seguridad de la Nación, Aníbal Fernández, las fuerzas policiales entraron al territorio en Villa Mascardi (provincia de Rio Negro) con una fuerte represión al Lof Lafken Winkul Mapu con más de 250 efectivos, un helicóptero, un carro hidrante y gases lacrimógenos.

Durante la represión, no sólo detuvieron a varias mujeres mapuche (una de ellas embarazada), sino que destruyeron sus pertenencias, muchas de las cuales son para realizar ceremonias, y las separaron de sus hijes menores. Después de este violento desalojo, la jueza dispuso el procesamiento con prisión preventiva de la machi Betiana Colhuan, de Luciana Jaramillo, Celeste Guenumil y Romina Rosas. Frente a éstos últimos hechos Soraya Maicoño, contó en primera persona, qué sucede con el pueblo mapuche.

¿Cómo se encuentran hoy las detenidas y sus infancias? ¿Qué implica que la machi esté presa y no pueda estar en su rewe?

La Lemuel Machi junto con nueve pichiqueches, más cuatro personas que tienen pedidos de captura, en donde también entre ellas hay una madre que no sabemos si está con sus pichiqueches, fueron detenidas. Eso nos está afectando un montón porque son más de nueve niños que están en prisión domiciliaria. La situación es bastante dramática ya que son mujeres que no han cometido ningún delito más que el hecho de ser mapuche.

Las arrancaron de sus casas que, por lo que comentan, se las tiraron abajo porque supuestamente eran casillas muy precarias. Pero la realidad es que lejos de ser casillas, eran casas bien construidas que se bancaron fríos, vientos, lluvias y muchas nieves. Tenían una vivienda con todos los elementos para vivir dignamente dentro de una ruca.

Hoy tenemos a cuatro mujeres hacinadas en una sola vivienda con nueve niños y niñas que no están pudiendo ir a la escuela y que además, están con estrés postraumático. Apenas aparecen abogados o aparece alguien a llevar algún tipo de notificación, se ponen en una situación de alarma para que no les vuelvan a sacar de sus madres, que no los vuelvan a arrancar de sus padres y eso la verdad, es muy lamentable y muy triste.

Nueve niños que no pueden ir a la escuela. Pero incluso la escuela sabía que iba a haber esta situación de desalojo y mandó a decirles a las madres de nuestros niños que al otro día no había clases. Otra vez una institución del Estado, como es el Consejo de Educación de Río Negro, al servicio de los intereses de un empresariado extranjero, que son los reales vecinos que rodean a los Lafken Winkul Mapu en Masrcardi.

También lo que implica que la laguen machi no pueda practicar la espiritualidad en su propio espacio ceremonial, que es el rewe. Wallmapu abarca desde lo que es el sur de Buenos Aires al norte de Santa Cruz. Todo eso es territorio mapuche y es el único lugar donde hay un rewe de machi, un espacio ceremonial de machi. Esto nos afecta a todas las personas que atendemos nuestra salud con la Lemuel, somos por lo menos 200 personas, las cuales firmamos un petitorio para enviar al Ministerio de Salud.

Esto implica que haya procesos cortados, hay trabajos de machi cortados y hay situaciones de salud que no se están pudiendo atender. En este momento a nosotros como pueblo, se nos están cerrando nuestras posibilidades de práctica espiritual y se nos está impidiendo el ingreso a un territorio mapuche, que viene siendo reconocido por todas las comunidades de lo que sería la provincia de Río Negro.

Nosotros planteamos que esta situación se ha dado a partir de la conquista del desierto, hace casi 150 años, en donde despojaron de los territorios a nuestras familias, nos desparramaron y nos llevaron a campos de concentración. Nos hicieron pasar las situaciones de vida más difíciles, más nefastas que se pueden hacer con un grupo humano.

Esta situación, nunca quiso ser revisada por el Estado argentino, nunca quiso asumir que es el único responsable de este conflicto y que no se va a poder resolver nunca jurídicamente. Es un conflicto que se resuelve claramente desde un lugar político.

¿Qué significa para ustedes volver al territorio? ¿Por qué cree que hay tanto ensañamiento con el lof lafken winkul mapu?

Hay ensañamiento porque los vecinos reales de Mascardi son Lewis, Benetton, el Emir de Qatar, grupos Belgas como Burgos, Sutton, la Princesa de Holanda, que se fueron quedando con lo que se conoce como parques nacionales. Son esos vecinos poderosos, de un poder económico importantísimo, que manejan al poder jurídico y al poder político (Lewis puso al intendente del Bolsón). El lof es una piedra en el zapato para esta gente poderosa.

Hay ensañamiento porque el volver al territorio, a nosotros como pueblo, nos permite una toma de conciencia real de lo que es ser mapuche. Porque para ser mapuche, la fuerza real está en los territorios. Allí es donde convivimos con las fuerzas de la naturaleza, con las de la tierra, con las del cielo y con todo lo que nos rodea. Eso permite que empecemos a sanar, a ponernos en orden, a equilibrarnos. Y eso para el Estado es un peligro, es un riesgo.

La represión hacia el pueblo mapuche continúa 

Antes de la colonización europea, este continente estaba habitado. La conquista fue un plan sistemático de despojo, a partir de la imposición de la cruz y la espada. Este saqueo es la contracara de la Europa «rica», un saqueo que implicó el exterminio de las culturas y la vida de millones de personas, que vivían con sus propias cosmovisiones, distintas al de los colonizadores blancos y europeos.

En 1942 comenzó un verdadero genocidio, que continuó con la conformación de los Estados-Nación. En Argentina, la mal denominada «Campaña al Desierto» comandada por Julio Argentino Roca, no tuvo otro objetivo que continuar este genocidio y así seguir con el despojo a las comunidades, que resistían a la llegada del «progreso». Sobre estos hechos históricos, continuó la charla con Soraya, quien desde la claridad que la representa, denunció que la violencia a su pueblo aún continúa.

¿Cómo quisieran relacionarse con el Estado argentino? ¿Cuál es su principal demanda?

Principalmente creemos que tiene que ser con el Estado haciéndose cargo de la deuda histórica que tiene sobre nuestro pueblo. Asumir que somos producto de un genocidio que utilizó para afianzar y expandir su territorio de lo que en ese momento eran incipiente Argentina. Territorio nuestro que quedó en mano de oligarcas, como lo son Mitre, Roca, Brown y Peña.

Y después son los mismos de siempre los que están en espacios de poder, no importa el gobierno sea de derecha, de centro izquierda, nacional o popular, para el pueblo mapuche la suerte siempre es la misma: La del despojo, la de la criminalización e incluso la de la muerte.

Es muy lamentable cómo terminan apelando a encender el odio de la gente a partir de relatos hegemónicos, de relatos tremendamente racistas y discriminatorios. ¿Quién va a querer asumir su identidad después de escuchar semejantes injurias y calumnias?

Hay personas que bajaron de los barcos y que cuando lo hicieron, estaban bien muertos de hambre. Pero también acá había poblaciones, pueblos preexistentes al Estado argentino. Pero es una Argentina en donde todos se creen blancos, entonces, se rechazan a sí mismos. Nuestro mensaje como pueblo es un mensaje de amor, es un mensaje de empezar a revisar quiénes somos, de dónde venimos y honrar nuestros abuelos y nuestros bisabuelos.

En medios como TN, La Nación, Clarín se dice que el pueblo mapuche es violento y terrorista pero lo cierto es que quienes mueren siempre son del pueblo mapuche, como Rafael Nahuel y Elias Garay Cayicol: ¿Cómo es el accionar del Poder Judicial ante una recuperación? ¿Y ante el asesinato de una persona mapuche?

El Poder Ejecutivo, el poder el jurídico y el poder mediático se ponen en línea con las pretensiones de un poder empresarial que claramente está detrás de estos territorios por el agua, por los minerales y por los recursos que puedan llegar a encontrar.

Nosotros pasamos a ser una incomodidad que si no estamos ahí mejor. De hecho hay 100 pedidos de desalojo firmes de comunidades en lo que sería la provincia de Río Negro, porque en esas 100 comunidades hay cientos posibles proyectos extractivistas.

Se vive con mucho dolor, por el miedo de que nos terminen matando como a Rafael o como nuestro Lemuel Elías Cañicol Garay que el 21 de este mes se cumplió un año de su asesinato. También es lamentable la falta de resolución política que tiene este Estado, que en vez de llegar a una respuesta política, termina resolviendo de una manera militar. Es decir, militarizando las calles, poniendo más policías, armando por decreto un comando unificado, que son algo así como las fuerzas conjuntas de la época de la dictadura.

Eso habla de la falta de evolución, de la falta de madurez política que tiene este país y, lo más lamentable, la falta de reacción que tienen ciertos sectores, que saben lo que es ser perseguido, tener que esconderse de la policía, o bien tener que visitar a gente presa injustamente.

¿Qué son los grupos consenso Bariloche y consenso Comarca?

Consenso Bariloche es un grupo empresario que está distribuido en Bariloche y en la Comarca Andina del Paralelo 42. Este grupo es avalado tanto por los medios hegemónicos, como por funcionarios políticos y el Poder Judicial. Constantemente están haciendo alusión al cuidado de la propiedad privada, queriendo armar nuevas leyes sobre lo que sería una tierra pública.

Hoy en día, a todo lo que es territorio mapuche, que está en manos de comunidades y que no tienen un título de propiedad comunitaria, se lo llama tierra fiscal. Ellos quieren quitar esa designación y empezar a llamarlas como tierras públicas y, por lo tanto, si es público, todos pueden hacer uso de ese espacio territorial.

Hay investigaciones hechas tanto en el cordón de la comarca andina como en Bariloche, que dan cuenta de cómo estos sectores poderosos se aprovechan de gente que no sabe leer ni escribir, a la que les dicen ‘para qué querés tanto, yo te doy una casita en el pueblo, te regalo una camioneta’ y así es como se van quedando con 20 hectáreas, 100 hectáreas por chauchas y palitos.

Esta misma gente es la que hoy conforma Consenso Bariloche o Consenso Comarca bajo la mentira de que ellos consiguieron las tierras trabajando y que nosotros somos vagos, analfabetos, borrachos y ahora también terroristas que estamos usurpando los territorios.

También hay conflictos muy graves en los territorios de Esquel. Les impusieron en pleno territorio el basurero de tres municipios distintos, los animales se están muriendo podridos por dentro por comer bolsas y el agua no se puede tomar. Hay un montón de situaciones en donde a las comunidades si no las desalojan, las usan como zona de sacrificio.

Siempre hay que volver al despojo que sufrimos y a cómo es que nuestro pueblo se fue quedando sin territorio. Nos fueron despojando. Y ahora, que se está ejerciendo el legítimo derecho del retorno, está todo el aparato judicial y político represivo para impedirlo.

redlatinasinfronteras.sur@gmail.com



Fuente: Argentina.indymedia.org