November 25, 2020
De parte de La Haine
202 puntos de vista


El repentino inicio de la guerra en Tigray, una provincia con antecedentes separatistas en el norte de Etiopia, tuvo su origen en una serie de hechos que comenzaron a precipitarse a partir de que el pasado dos de noviembre se conoci贸 que al menos 53 integrantes de la etnia Amhara, aunque otras fuentes hablan de 200, la m谩s numerosa del pa铆s despu茅s de los oromo, hab铆an sido asesinados, en Oromia, al oeste de Etiop铆a, durante el fin de semana anterior, despu茅s saquear las propiedades, quemarlas y robar el ganado.

El ataque contra las tres aldeas amhara de la zona de West Welega, fue una acci贸n del Ej茅rcito de Liberaci贸n de Oromo (OLA), una organizaci贸n escindida del Frente de Liberaci贸n de Oromo (OLF), un partido pol铆tico separatista, fundado en 1964 y que a partir de 1967 en muchas oportunidades fue declarado ilegal. En 2018, el actual Primer Ministro et铆ope, Abiy Ahmed, en su plan de pacificar el pa铆s, lo legaliz贸.

El ataque de comienzos de noviembre fue parte de una escalada de violencia que se ven铆an produciendo el pa铆s, que incluy贸 robos a bancos, secuestros extorsivos y el asesinato del popular cantante de la etnia oromo, Hachalu Hundessa, el pasado 29 de junio en Addis Abeba, capital del pa铆s, que provoc贸 numerosas marchas de repudio. En septiembre y octubre, se produjeron ataques que provocaron la muerte de miembros de la comunidad Amhara en el estado de Benishangul-Gumuz, vecino a Oromia, en la regi贸n del Nilo Azul.

Este conato de guerra civil sorprende a Etiop铆a, con una poblaci贸n de casi 110 millones de habitantes, que adem谩s de la pandemia, est谩 padeciendo inundaciones hist贸ricas, que han producido el desplazamiento de poblaciones enteras, a lo que se le suma la proliferaci贸n de mangas de langostas provenientes del desierto que han devastado grandes 谩reas de cultivos, a lo que se le agrega la inestabilidad pol铆tica ya que en septiembre pasado, en la regi贸n de Tigray, la zona con pretensiones separatistas, se realizaron elecciones parlamentarias a pesar de que el gobierno central las hab铆a calificado de 鈥渋nconstitucionales鈥.

A todas estas cuestiones que comenzaban a jaquear al gobierno de Abiy, se encuentra en una ser铆a controversia con Egipto por la 鈥淕ran Presa del Renacimiento de Etiop铆a鈥 (ERGE) sobre el Nilo Azul, ya en el proceso de llenado y su puesta en funcionamiento. Amenazar谩 seriamente el curso del Nilo, con el consiguiente deterioro de la ya muy comprometida econom铆a egipcia, por lo que la actual situaci贸n de Tigray dar铆a a preguntarse 驴en cu谩nto podr铆a estar influenciada y financiada por la inteligencia del general Abdul Fatah al-Sisi, que ya ha expresado su disgusto por la obra?.

El d铆a cuatro de este mes el Primer Ministro, Premio Nobel de la Paz 2019, orden贸 al ej茅rcito se desplegar谩 en Tigray para poner coto al gobierno regional, dominado por la etnia Tigray, que representa el 6 por ciento del total de la poblaci贸n et铆ope y el 96 del total de la provincia, unos casi 5 millones de personas, ocup贸 durante d茅cadas los m谩s importantes lugares en el gobierno y la seguridad del pa铆s, situaci贸n que fue revertida desde la asunci贸n del Primer Ministro Ahmed Abiy en 2018. El gobierno regional encabezado por Debretsion Gebremichael es acusado de realizar una campa帽a de meses contra el gobierno central, al tiempo que Abiy responsabiliz贸 a los rebeldes del ataque contra una base militar, en el que hubo varios muertos entre sus efectivos.

El Primer Ministro ha declarado el 鈥渆stado de emergencia鈥 por seis meses en la provincia rebelde, dado que 鈥渓as actividades ilegales y violentas est谩n amenazando la soberan铆a del pa铆s鈥. Mientras que las autoridades regionales han denunciado p煤blicamente 鈥淨ue el gobierno federal, con el despliegue de tropas en Tigray pretende intimidar a su poblaci贸n y someterlo por la fuerza鈥. Por lo que Gebremichael, advirti贸 que se podr铆a producir un ba帽o de sangre y responsabiliz贸 a las autoridades de Ad铆s Abeba como de Asmara (Eritrea) donde los Tigray son mayor铆a con dos millones de personas, de haberse preparado para una guerra contra Tigray.

Previo el envi贸 de tropas por parte del gobierno central, fueron cortadas las l铆neas telef贸nicas e Internet en toda la regi贸n de Tigray, al tiempo que Tigray TV anunciaba que es espacio a茅reo hab铆a sido cerrado y que el comando norte del ej茅rcito et铆ope se hab铆a pasado al gobierno de Tigray. Desde el despacho del Primer Ministro se inform贸 que el comando referido segu铆a leal al gobierno nacional.

Fronteras

Tras la aprobaci贸n por parte del Parlamento nacional, el d铆a siete, de un plan, para destituir el gobierno regional de Tigray, desat贸 las manos del Primer Ministro Abey para la intervenci贸n no solo pol铆tica sino tambi茅n militar en la provincia, donde ya operaban tropas federales desde el d铆a cuatro. El ej茅rcito et铆ope, uno de los mejor entrenados del continente con cerca de 140 mil hombres, fogueado en los enfrentamientos contra la organizaci贸n terrorista Somalia al-Shabbab y antiguas guerras fronterizas, podr铆a llegar a resolver la cuesti贸n de manera r谩pida, aunque muy sangrienta.

Se conoci贸 que Addis Abeba hab铆an bombardeado posiciones de los rebeldes, cercanas a la ciudad de Mekele, la capital provincial, logrando destruir las plataformas de lanzacohetes con un alcance de hasta 300 kil贸metros, al tiempo que los aeropuertos de Gondar y Bahir, tambi茅n sufrieron ataques lanzados el viernes en la noche que provocaron algunos da帽os no muy significativos.

Por su parte, el pasado d铆a catorce, coheter铆a rebelde alcanz贸 a golpear la ciudad de Asmara, la capital de Eritrea, seg煤n declaraciones posteriores de Gebremichael, el l铆der de los rebeldes, el ataque contra Asmara, se produjo en represalias porque desde el aeropuerto de esa ciudad est谩n despegando aviones et铆opes para atacar Tigray, que adem谩s denunci贸 que regulares eritreos, est谩n participando en combates terrestres. M谩s all谩 de las fuentes tigreyas, se desconocen la efectividad de los ataque y detalles acerca de muertes o da帽os

Seg煤n ACNUR, tras las primeras acciones b茅licas, unos 35 mil desplazados llegaron a Sud谩n, mientras se calcula que se continuar las acciones la cifra podr铆a trepar r谩pidamente a 200 mil.

El domingo 15 de noviembre, en la zona administrativa de Metekel, donde a finales de septiembre pasado hab铆an sido asesinados 15 civiles, en el marco de las elecciones regionales, se inform贸 que al menos otras 34 personas, que se trasladaban en un autob煤s fueros asesinadas por un grupo no identificado en la regi贸n de Benishangul-Gumuz.

El lunes fue confirmada por A. Internacional la matanza en la localidad de Mai-Kadra, donde hab铆an sido asesinados a machetazos cerca de quinientos miembros de la etnia amhara. Tanto Naciones Unidas como varios pa铆ses africanos y occidentales han llamado a detener la escalada, que m谩s all谩 de los da帽os, podr铆a generar una importante crisis humanitaria. Aunque las tropas de Addis Abeba est谩n decididas a derrotar a los separatistas. Desde el gobierno central, se anuncia que ser谩 una 鈥渙peraci贸n de corta duraci贸n鈥,

ONU advierte que la cuesti贸n, de no detenerse, podr铆a derivar a un conflicto regional, abarcando naciones vecinas, ya que toda esa regi贸n es una de las m谩s conflictivas del mundo surcada por diferentes guerras como la de Sud谩n, del Sur, la inestabilidad en los campos de refugiados de Sud谩n, donde en las 煤ltimos semanas una vez m谩s se produjeron ataques contra los desplazados que all铆 se han establecidos, la constante guerra contra los muyahidines de al-Shabbab y la guerra de Yemen, que est谩 lejos de resolverse. Por su parte los EEUU, en medio de la escandalosa situaci贸n post electoral, solo emiti贸 una tibia declaraci贸n llamando a las partes a detener la crisis.

Todas las presunciones en un conflicto de estas caracter铆sticas son siempre apresuradas, aunque algo si se puede asegurar: cualquiera sea la resoluci贸n de este conflicto, m谩s temprano que tarde se volver谩 a repetir.

tercerainformacion.es




Fuente: Lahaine.org