December 30, 2020
De parte de La Haine
1,084 puntos de vista

Entrevista con Paulos Tesfagiorgis, ex-miembro de la direcci贸n del FPL de Eritrea; en el exilio como disidente desde 2002

Durante la guerra de liberaci贸n desde mediados de la d茅cada de 1970 hasta principios de la de 1990, Paulos Tesfagiorgis fue director de la Agencia de Ayuda de Eritrea (ERA), el organismo central que organiz贸 la distribuci贸n de bienes en las 谩reas liberadas de Eritrea y apoyaba al estado fantasma que el Frente Popular para la Liberaci贸n de Eritrea (FPLE) hab铆a establecido en todo el pa铆s hasta su victoria en 1991.

Paulos Tesfagiorgis, como miembro de alto rango del FPLE, fue parte, junto con Isaias Afwerki, del liderazgo central hasta fines de la d茅cada de 1990, cuando surgieron serias divisiones en el gobierno y el partido. Esto provoc贸 el encarcelamiento y el exilio de muchos dirigentes, incluidos ministros y periodistas, entre ellos Paulos Tesfagiorgis.

La deriva antidemocr谩tica, con altibajos, acab贸 por convertir a Eritrea en uno de los pa铆ses africanos m谩s pobres, represivos y desfavorecidos. Al mismo tiempo, el r茅gimen de Isaias Afwerki [presidente desde mayo de 1993] se vio envuelto en numerosas guerras, el enfrentamiento militar (de 1999 a 2002) con Etiop铆a y diversas intervenciones regionales en Sud谩n y Somalia. Mientras tanto, Paulos Tesfagiorgis, como muchos de sus compatriotas y ex dirigentes de la revoluci贸n eritrea, ha intentado unir a la vasta di谩spora eritrea en torno a una agenda de cambio pac铆fico. La actual guerra en Etiop铆a, en la que tambi茅n participa Eritrea, podr铆a conducir a una nueva devastaci贸n que afecte a toda la regi贸n. Le entrevist贸 Pierre Beaudet.

Pierre Beaudet: Ha estallado una nueva guerra en Etiop铆a (108 millones de habitantes) y en la provincia rebelde de Tigray, en el norte del pa铆s (6 millones de personas). Puede parecer extra帽o, considerando que desde 1991 (cuando la revoluci贸n derroc贸 al r茅gimen de Mengistu) el Frente Popular para la Liberaci贸n de Tigray (FPLT) estuvo en el coraz贸n del nuevo gobierno. De hecho, el l铆der del FPLT, Meles Zenawi, se convirti贸 en jefe de Estado et铆ope [desde 1995] hasta su muerte en agosto de 2012. 驴Qu茅 sucedi贸?

Paulos Tesfagiorgis: La nueva Etiop铆a, que naci贸 en 1991, fue el resultado de una victoria militar contra el Derg (el gobierno militar et铆ope) bajo el liderazgo del Frente Popular para la Liberaci贸n de Tigray (FPLT) y el Frente Popular de Liberaci贸n de Eritrea. (FPLE). En ese momento, como compa帽eros de armas, los dos frentes tomaron el control de Etiop铆a y de Eritrea. En cuanto a Etiop铆a, el FPLT ha dominado la coalici贸n de cuatro partidos que oficialmente forman el gobierno (el Frente Democr谩tico Revolucionario del Pueblo Et铆ope), con un fuerte n煤cleo de l铆deres militares y pol铆ticos experimentados de Tigray. Gobernaron con mano de hierro, pero lograron transformar el pa铆s invirtiendo fuertemente en infraestructura, industria y educaci贸n, y creando una riqueza significativa.驴Cu谩l era el proyecto?

Meles Zenawi imagin贸 una versi贸n africana del “estado desarrollista”. Con estas iniciativas, un aparato estatal relativamente eficiente, y m谩s tarde, con la inversi贸n china, Etiop铆a experiment贸 un crecimiento de dos d铆gitos durante varios a帽os. Incluso en el campo, comenz贸 a florecer una nueva clase de campesinos pr贸speros. Y a diferencia de otros estados africanos que dependen de los recursos naturales, el boom et铆ope se ha basado en el uso de la tierra con una alta intensidad laboral, creando as铆 muchos puestos de trabajo, y con una gran base productiva diversificada tanto en zonas rurales como urbanas. Fue, hay que decirlo, una 鈥渉istoria de 茅xito鈥 africana.

驴Entonces, durante muchos a帽os, Etiop铆a tuvo un gobierno dirigido por tigrayanos?

Meles Zenawi no cre铆a en la reconstrucci贸n del pa铆s en base a reformas democr谩ticas. Su proyecto era crear provincias sobre una base 茅tnica o regional. M谩s bien, su objetivo era debilitar al grupo gobernante tradicional, los amhara (27% de la poblaci贸n), que ha dominado Etiop铆a durante la mayor parte de su historia moderna y, al hacerlo as铆, empoderar a los grupos 茅tnicos hist贸ricamente desfavorecidos. y oprimido.

En la cultura amh谩rica, seg煤n sus tradiciones, la actitud y su imaginario, Etiop铆a debe ser regida por ellos. Las otras nacionalidades [1] fueron despreciadas de manera informal y discriminadas de manera formal. Meles Zenawi tuvo que enfrentarse, desde el principio, al rechazo de la 茅lite amhara. Lo que fue dif铆cil de gestionar, ya que muchos de ellos eran altos funcionarios y militares, as铆 como las poderosas 茅lites econ贸micas. Cre铆an y todav铆a creen que tienen derecho a gobernar el pa铆s. Sin embargo, Meles Zenawi se impuso gracias a su gran inteligencia y su 茅xito en el frente econ贸mico. El gobierno, el parlamento, las altas esferas de la administraci贸n y especialmente las fuerzas de seguridad y el ej茅rcito, permanecieron, al menos durante los primeros 15 a帽os, firmemente en sus manos.

驴Qu茅 sali贸 mal entonces?

Primero, los conflictos estallaron muy pronto con Eritrea. Los antiguos compa帽eros libraron una guerra encarnizada, entre 1998 y 2000, por un problema aparentemente menor como la demarcaci贸n de la frontera. Debo decir que a pesar de mi afecto por Eritrea, fue el gobierno de Eritrea el responsable del aumento de las escaramuzas en la frontera. Y se convirtieron en una guerra abierta. Pero eso no implica negar que hubo provocaciones et铆opes en las zonas fronterizas, especialmente de quienes gobernaban Tigray en ese momento. Hubo muchas.

En lugar de negociar y permitir que la comisi贸n conjunta investigara el asunto y cumpliera su mandato, Isaias Afwerki envi贸 sus unidades motorizadas a Etiop铆a, pero calcul贸 mal sus fuerzas. Adem谩s, no se dio cuenta de que estaba cayendo exactamente en la trampa que le estaban tendiendo los l铆deres de Tigray. Se produjeron las principales fracturas dentro del liderazgo eritreo. Isaias Afwerki lanz贸 su propia guerra sin consultar y sin hacer participar en la planificaci贸n a todos los dirigentes pol铆ticos interesados y altamente experimentados de las fuerzas de defensa. Ni busc贸 ni escuch贸 sus consejos. Pero fue a la guerra, y acab贸 en una derrota desastrosa para Eritrea. Meles Zenawi, consolid贸 su poder por un tiempo en Etiopia. Pero la oposici贸n creci贸 en las ciudades, especialmente entre los estudiantes.

Los Oromos, el grupo demogr谩fico m谩s grande del pa铆s, tambi茅n se sintieron descontentos de que todas las decisiones las tomaran Meles Zenawi y su partido, quienes actuaban como un gobierno paralelo en todos los niveles estatales, provinciales y nacionales. Hay que recordar que el FPLT fue creado con una estricta visi贸n marxista-leninista, 隆influenciada en gran medida por la Albania estalinista!

Pusieron en pr谩ctica un “centralismo democr谩tico”, que en realidad era mero centralismo sin democr谩cia. No obstante, Meles Zenawi, que era un t谩ctico brillante, logr贸 mantener el control, aunque cuando muri贸 repentinamente en 2012, aparecieron cada vez m谩s grietas dentro de la direcci贸n y la coalici贸n. La ausencia de Meles Zenawi era un obst谩culo para concretar los problemas y proponer soluciones.

Y as铆, apareci贸 una nueva direcci贸n …

Habiendo perdido a su l铆der y su posici贸n de liderazgo, el FPLT crey贸 que era m谩s seguro quedarse quieto. Sin embargo, una especie de guerra de sucesi贸n estall贸 r谩pidamente en sus filas, primero con algunos de los l铆deres inclinados a replegarse en Tigray, que dirig铆an a nivel provincial, pero m谩s tarde todos abandonaron la capital y se retiraron a su regi贸n. El desacuerdo y la confusi贸n continuaron dentro de la coalici贸n que conformaba el Frente Democr谩tico Revolucionario del Pueblo Et铆ope (FDRPE).

Los amhara fueron, como de costumbre, inflexibles y tenaces en su esperanza de reconstituir un estado amh谩rico. Otros grupos 茅tnicos, en particular los Oromos, hab铆an ganado influencia a trav茅s de la educaci贸n y el aumento de su poder econ贸mico. Esto llev贸 a identificar un candidato de 鈥榗ompromiso’, Abiy Ahmed [Primer Ministro desde el 2 de abril de 2018]. Abiy Ahmed, ex oficial de inteligencia del ej茅rcito, era el jefe del Partido Democr谩tico Oromo, uno de los grupos que integran la coalici贸n FDRPE. De hecho, su principal cualidad era que no era un Tigrayano, sino un Oromo.

R谩pidamente evolucion贸 despu茅s de ser elegido jefe del FDRPE …

Abiy Ahmed se convierte en primer ministro [2 de abril de 2018]. Se disuelve el FDRPE y se cre贸 una nueva organizaci贸n, el Partido de la Prosperidad [de la que ha sido presidente desde el 1de diciembre de 2019]. Durante sus primeros a帽os en el poder, se hizo muy popular, firmando la paz con Eritrea, liberando a miles de presos pol铆ticos y limpiando el estado y el ej茅rcito de sus tradicionales y prominentes dirigentes de Tigray.

Tambi茅n se ha distanciado del “estado desarrollista” promovido por Meles Zenawi, introduciendo pol铆ticas neoliberales con la privatizaci贸n a gran escala de empresas estatales y la liberalizaci贸n de varios sectores econ贸micos clave. El rumor, a煤n no verificado, es que quiere minimizar la influencia china acerc谩ndose a EEUU y sus aliados regionales, en particular Israel, Arabia Saudita y los Emiratos 脕rabes Unidos.

驴Hubo una evoluci贸n ideol贸gica que rodea todo esto?

Con su pasado pentecostal, Abiy Ahmed introdujo cada vez m谩s mensajes cristianos, siempre reiterando la importancia de la fe [2]. Simb贸licamente al menos, hizo todo lo posible para diferenciarse del anterior gobierno liderado por el FPLT y su orientaci贸n pol铆tica, lo que reforz贸 su prestigio entre los Oromos y Amhara.

驴Qui茅n inici贸 realmente el conflicto en Tigray?

El FPLT tiene gran parte de la responsabilidad. No fue sensato enfrentarse con Abiy Ahmed directamente a cada paso y tratar de eludir el estado federal. Cometieron un segundo error al retirarse a su provincia, haci茅ndose inaccesibles y algunos han sido acusados de corrupci贸n y otros delitos m谩s graves.

Organizaron, en contra de la voluntad de Abiy, unas elecciones regionales que ganaron indiscutiblemente en septiembre de 2020. Abiy Ahmed declar贸 de inmediato que eran ilegales. Tambi茅n organizaron un ataque contra el comando norte de las Fuerzas de Defensa Federal.

Lo que no significa que no tuvieran motivos para actuar como lo hicieron. Pero la decisi贸n de involucrar a su regi贸n en una guerra contra el gobierno central, especialmente cuando est谩n rodeados de enemigos (Isaias Afwerki en el norte) y de enemigos potenciales (los Amhara en el sur con sus propios agravios en parte basados en la propiedad de la tierra) no fue una idea sensata. M谩s que eso, fue un gran error pensar que pod铆an retirarse y quedarse aislados en su 谩rea. Abiy lo comprendi贸 de inmediato y pidi贸 a la mayor铆a, los Amhara y los Oromos, que “salvasen la naci贸n”. El odio extremo contra los tigrayanos en general y el FPLT en particular ha alcanzado un nivel emocional que ha sido muy favorable para el gobierno federal.

驴Y Eritrea?

A lo largo del desarrollo del conflicto, parece que Isa铆as y Abiy se consultaron y conspiraron incesantemente. Las fuerzas militares eritreas se trasladaron a la frontera con Tigray. Las fuerzas federales et铆opes fueron trasladadas por avi贸n a Eritrea. Para el l铆der eritreo, era una oportunidad hist贸rica de debilitar y diezmar al enemigo, el FPLT, que hab铆a golpeado tan duramente a Eritrea en 1998, que para Isaias Afwerki fue una humillaci贸n personal. Adem谩s, no me sorprender铆a si Isa铆as considerase que esta guerra es una forma de debilitar a todo el estado et铆ope, para reforzar su posici贸n. As铆 obtiene una doble ventaja, contra Tigray y contra Etiop铆a. Seg煤n fuentes locales, las fuerzas eritreas desempe帽aron un papel importante en la recuperaci贸n de las zonas urbanas de Tigray adonde fueron enviadas varias divisiones mecanizadas y varios miles de combatientes.

驴Es la retirada de las fuerzas del FPLT de su capital, Mekelle, el final de la historia?

Debretsion Gebremichael, l铆der del FPLT, goza de un fuerte apoyo pol铆tico en la provincia, adem谩s de un ej茅rcito de m谩s de 150.000 soldados, con un cuerpo competente de oficiales entrenados. Tuvo la sabidur铆a de sacar a sus tropas de las grandes ciudades para evitar un enfrentamiento directo que hubiera sido muy duro para los civiles, la infraestructura e incluso para sus propias fuerzas. La dispersi贸n en el campo donde tienen enormes alijos de armas parece racional.

El FPLT lleg贸 al poder gracias a la guerrilla; saben c贸mo funciona. Sin embargo, 2020 no es 1990. Uno de los mayores problemas del FPLT son unas l铆neas de suministro d茅biles. Durante la guerra de liberaci贸n, tanto el FPLT como el FPLE se beneficiaron de un sistema de suministros que atraves贸 Sud谩n. Pod铆amos movernos all铆, a veces refugiarnos, enviar a nuestros soldados heridos para recibir tratamiento m茅dico; y proporcionarnos bienes y servicios e incluso equipo militar. Hoy en d铆a, ya no es posible.

Se necesitar铆an muchos a帽os para reconstruir esta base de retaguardia, independientemente del hecho de que Sud谩n y otras potencias regionales (Egipto, en particular), aunque no son amigos de Etiop铆a [3], es poco probable que se impliquen en lo que podr铆a ser una batalla larga y sangrienta.

Sobre el terreno, queda por ver si el FPLT puede establecer alg煤n tipo de administraci贸n paralela, como la que se estableci贸 durante la guerra contra el r茅gimen de Mengistu. Debretsion Gebremichael dice que seguir谩n luchando hasta el final. No descartar铆a por completo esa posibilidad. Tambi茅n puede significar la desestabilizaci贸n de toda Etiop铆a.

驴Y Etiop铆a? 驴Se ha beneficiado Abiy?

Abiy declar贸 la victoria total, afirmando, err贸neamente, que no hab铆an muerto civiles, cuando de hecho cientos fueron asesinados, sin mencionar el flujo de refugiados [reagrupados en tr谩gicas y miserables condiciones en Sud谩n, en la frontera]. Pueden controlar las grandes ciudades, pero a pesar de sus fuerzas combinadas con el ej茅rcito de Eritrea, no ser谩 nada f谩cil.

M谩s all谩 de su ventaja demogr谩fica y su mejor situaci贸n econ贸mica, Etiop铆a sigue siendo un pa铆s pobre. La guerra tendr谩 un coste enorme. El apoyo de los Emiratos 脕rabes y otros estados del Golfo puede llenar temporalmente los vac铆os. Pero si miramos lo que sucedi贸 en la guerra de Arabia Saud铆 / Emiratos 脕rabes Unidos en Yemen, no est谩 claro que estos petro-oligarcas puedan ayudar a inclinar el equilibrio de poder de una manera importante. Mientras tanto, Abiy aparentemente no est谩 dispuesto a negociar. Ha declarado que quer铆a arrestar a 76 altos funcionarios del FPLT, alegando que son “terroristas”.

驴Y en otras partes de Etiop铆a?

Los amhara bailan en las calles, felices de ver a los tigrayanos golpeados, que siempre han despreciado. Pero, 驴cu谩nto tiempo apoyar谩n a Abiy si la guerra se prolonga? Otro hecho extra帽o es el creciente disenso entre los Oromos, especialmente de los j贸venes, a pesar de la etnia de Abiy.

Los Oromos, cuyo liderazgo es nuevo y m谩s educado, no quieren volver al pasado, cuando el gobierno dirigido por Amharas gobernaba todas las dem谩s entidades del pa铆s. No conf铆an en la 茅lite de Addis Abeba. Quisieran aumentar la federalizaci贸n del pa铆s de manera m谩s sustancial, lo que el FPLT no pudo o no quiso hacer. El juego est谩 lejos de haber terminado.

驴Tienes miedo de lo que pueda pasar?

Antes de esta guerra, hab铆a 100.000 refugiados eritreos en Tigray, que hu铆an de la pobreza, la represi贸n y la falta de cualquier futuro debido al interminable “servicio militar nacional”. Ahora que el ej茅rcito eritreo ha reanudado la lucha en Tigray, 驴qu茅 pasar谩 con los refugiados all铆? Para los j贸venes eritreos, regresar a Eritrea es muy peligroso, ya que r谩pidamente ser谩n reclutados y enviados a la guerra. Desde el comienzo de la guerra, un mill贸n de personas han sido desplazadas dentro y fuera de Tigray.

El problema se est谩 extendiendo a medida que los campos de refugiados no autorizados se multiplican y carecen de acceso a alimentos, agua y electricidad. Se est谩 gestando otra cat谩strofe humanitaria y queda por ver si los organismos de las Naciones Unidas podr谩n acceder a todas las regiones devastadas [4]. En otras partes del pa铆s, temo que se intensifique la lucha contra los tigrayanos en Addis Abeba. Hay miles de tigrayanos all铆, empresarios, funcionarios gubernamentales, estudiantes. Si los conflictos militares se extienden, ser谩 tentador para el gobierno declarar la guerra al enemigo “interior”, y las primeras se帽ales son ya son visibles.

—-

Notas:

[1] Las otras nacionalidades son los Oromos (el grupo m谩s grande con 34,9%) y los Tigrayanos (7,3%), as铆 como naciones m谩s peque帽as como Sidama, Welayta, Gurage, Somali, Hadiya y Afar. . (PB)
[2] Seg煤n estad铆sticas poco fiables, el 43% de los et铆opes son cristianos ortodoxos y el 34% musulmanes. (PB)
[3] Un importante punto de controversia es la construcci贸n de presas en el Alto Nilo en Etiop铆a, que amenaza con crear escasez de agua en Sud谩n y Egipto. (PB)
[4] Como de costumbre, el ej茅rcito et铆ope “dirige” la ayuda humanitaria a las regiones que controla, alegando “razones de seguridad”. (PB)

The Bullet, 22 de diciembre de 2020. Traducci贸n: Enrique Garc铆a para Sinpermiso.




Fuente: Lahaine.org