March 27, 2021
De parte de Grup Antimilitarista Tortuga
156 puntos de vista


Author(s)

Nada Hussien

En el primer d铆a de nuestra conferencia Antimilitarismos en Movimiento, Nada Hussien discuti贸 el impacto de la militarizaci贸n israel铆 en todo el mundo. Aqu铆 hay una versi贸n corta de su ponencia:

Como refugiada palestina, como mujer y como defensora de los derechos humanos, estoy aqu铆 para compartir mi experiencia con la militarizaci贸n israel铆. Esta no es una experiencia personal: es la experiencia de toda mi gente, que comparte el temor de que todo el mundo se convierta en una copia replicada de la doctrina militarizada israel铆. Estoy aqu铆 para recalcar la importancia de todos los grupos y movimientos que est谩n sujetos a esta doctrina para unir nuestros esfuerzos y poner fin a la carrera armamentista en todo el mundo.

R谩pidamente, voy a compartir algunos ejemplos de c贸mo es la vida de los palestinos que viven bajo la militarizaci贸n y el apartheid israel铆es:

Las comunidades palestinas enfrentan castigos colectivos, como el cierre de pueblos enteros, carreteras, puestos de control y demoliciones de casas. El estado israel铆 destruye casas palestinas por varias razones. En Jerusal茅n, este enfoque se utiliza para empujar a las personas fuera de las fronteras del Este de Jerusal茅n y hacia las 谩reas circundantes.

Los palestinos tienen una comprensi贸n completamente diferente del tiempo y la distancia como resultado de los puntos de control. Los viajes se extienden para evitar los puntos de control.

Los palestinos est谩n sujetos a redadas nocturnas, cuando se ordena a los soldados disparar para matar o crear discapacidades f铆sicas.

Los palestinos e israel铆es viven vidas separadas, con diferentes leyes, una forma de apartheid. Por ejemplo, los palestinos se ven privados de muchas oportunidades acad茅micas y profesionales.

En junio de 2019, un prisionero palestino muri贸 en una c谩rcel israel铆 como resultado de negligencia m茅dica. Las prisioneras palestinas se declararon en huelga para protestar por sus condiciones de vida, especialmente la instalaci贸n de c谩maras de seguridad. Las familias de los presos se enfrentan a medidas insultantes durante las visitas y cuando asisten a los juicios, incluidas requisas donde los hacen desnudar, el acoso y la detenci贸n arbitraria de visitar a sus seres queridos.

Nuestros cuerpos est谩n militarizados, incluido mi propio cuerpo. Como mujer, Israel considera mi capacidad de reproducir una amenaza y, por lo tanto, todas las mujeres palestinas son objetivos. Los pol铆ticos israel铆es han pedido matar o violar mujeres.

Considerando todo esto, nos asusta, como palestinos, ver esto replicado en otras partes del mundo. La militarizaci贸n en el sur global, especialmente en Am茅rica Latina, no es nueva, pero en las 煤ltimas d茅cadas, las armas, el entrenamiento y la experiencia israel铆es han sido clave para esta militarizaci贸n.

Exportando represi贸n

Am茅rica Latina ha tenido un papel clave en el desarrollo de la industria militar de Israel. En 1973, la primera gran exportaci贸n de aviones de guerra de Israel concluy贸 con la dictadura en El Salvador. En los a帽os siguientes, reaparecieron aviones israel铆es Arava en varios pa铆ses, incluidos los campos de exterminio de las dictaduras. Por ejemplo, fueron utilizados en los “vuelos de la muerte” durante la Guerra Sucia en Guerrero, M茅xico, cuando los usanon para arrojar al mar a activistas y l铆deres comunitarios.

El apoyo militar israel铆 a las dictaduras latinoamericanas ha sido enorme. Este fue el porcentaje de compras de armas israel铆es durante varias dictaduras:

Argentina (1976-1983) 95%

El Salvador (1972-1979) 92%

Honduras (1972-1981) 81%

Todav铆a hoy, los reg铆menes m谩s represivos, m谩s derechistas y golpistas en Am茅rica Latina dependen del apoyo israel铆; Honduras ha recibido ayuda desde el comienzo del golpe de estado contra el presidente Zelaya, el gobierno de Bolsonaro est谩 buscando cooperaci贸n militar y de seguridad con Israel, y el ex-presidente de Colombia, Uribe, fue uno de los mayores compradores de armas israel铆es.

Muchas fuerzas policiales y unidades de inteligencia en Am茅rica Latina fueron entrenadas por unidades israel铆es como el Mossad (fuerza de inteligencia extranjera israel铆) y compa帽铆as de seguridad israel铆es “privadas”. En Guatemala en 1982, la masacre de “Dos Erres” fue cometida por soldados entrenados por una compa帽铆a israel铆 llamada ISDS, usando armas fabricadas en Israel. ISDS todav铆a est谩 operando en muchos pa铆ses de todo el mundo, incluidos Brasil y M茅xico. En las favelas en Brasil, la unidad de polic铆a militarizada BOPE (Unidad Especial de Operaciones Policiales) coopera con ISDS, y los m茅todos de represi贸n en las favelas y en Palestina son muy similares. BOPE ocupa los tejados de las casas para controlar y matar personas, tal como lo hace el ej茅rcito israel铆 en las ciudades palestinas. Lo que llamamos “puntos de control voladores”, puestos de control militar temporales y ad-hoc donde las personas son detenidas, hostigadas y a veces asesinadas, es otra caracter铆stica que se usa regularmente tanto en las favelas como en Palestina.

Colombia tiene su propia historia de entrenamientos israel铆es con Yair Klein, ex-teniente del ej茅rcito israel铆 y fundador de Spearhead Ltd, una compa帽铆a privada de mercenarios. A trav茅s de Spearhead Ltd, Klein entren贸 a las infames AUC (Autodefensas Unidas de Colombia), una coalici贸n de escuadrones de la muerte de derecha. Klein ha sido condenado por un tribunal colombiano pero nunca extraditado, y vive libremente en Israel.

El espionaje cibern茅tico es otro de los principales vendedores de la industria militar de Israel. Pegasus es un software esp铆a utilizado contra defensores de derechos humanos, periodistas y otros por reg铆menes represivos en todo el mundo. Facebook recientemente prohibi贸 a otra compa帽铆a israel铆 llamada Arqu铆medes, que, al igual que Cambridge Analytica, se especializa en manipular elecciones. Arqu铆medes ha estado muy activo en Brasil, entre otros pa铆ses.

Es importante comprender que estas empresas tecnol贸gicas son todo menos independientes de la estrategia militar y pol铆tica de Israel. La puerta giratoria entre la principal unidad de espionaje de Israel – Unidad de inteligencia militar 8200 – y el sector cibern茅tico y de alta tecnolog铆a del pa铆s es conformada por Yair Cohen, un ex comandante de la Unidad 8200, que hoy dirige el departamento de inteligencia cibern茅tica de Elbit Systems, quien dijo: ” Es casi imposible encontrar una empresa de tecnolog铆a en Israel sin personas de 8200 “. El proceso es bastante simple: el antiguo personal de la Unidad 8200 puede usar la tecnolog铆a de la unidad para construir sus propias empresas nuevas (a veces obteniendo enormes ganancias) y, a su vez, puede usarlas para influir en la pol铆tica, apoyar a sus aliados u obtener acceso a informaci贸n en todo el mundo.

Muchas armas y tecnolog铆as israel铆es se venden como “testeadas campo” o “testeadas como efectivas en el campo”, lo que significa que fueron utilizadas y demostradas como efectivas en mi pueblo en Gaza y Cisjordania, y ser谩n utilizadas contra otros grupos y movimientos que luchan por la justicia social.

M谩s que armas

Israel no solo comercializa armas, sino que tambi茅n vende su doctrina militar, una doctrina basada en la creencia de que, adem谩s de las amenazas externas, las personas dentro tambi茅n son una amenaza y, por lo tanto, deben ser controladas y monitoreadas. Despu茅s de d茅cadas de entrenamiento y dictamen de pol铆ticas, esta mentalidad militarizada se ha extendido a los reg铆menes latinoamericanos. Como resultado, las l铆neas entre las fuerzas militares y las fuerzas policiales se han desvanecido en muchos pa铆ses.

La militarizaci贸n ya no se trata solo de diferentes armas o veh铆culos, sino que se ha convertido en una cuesti贸n de controlar todos los aspectos de la vida de las personas a trav茅s de sistemas de vigilancia y seguridad cibern茅tica. Al iniciar programas como “Smart Cities”, los reg铆menes est谩n instalando sistemas (en su mayor铆a israel铆es) para controlar y monitorear a las personas. Los drones israel铆es se venden en todo el continente y se ha demostrado que se usan contra movimientos sociales y campesinos, adem谩s de otras tecnolog铆as de vigilancia y seguridad.

Es justo argumentar entonces que forzar un embargo militar a Israel no solo es importante para los palestinos, sino que tambi茅n es muy importante para las naciones de Am茅rica Latina y en todo el mundo.

Llamamiento al embargo militar

En 2005, inspirada en el movimiento antiapartheid de Sud谩frica, se form贸 la coalici贸n de Boicot, Desinversi贸n y Sanciones. BDS es una forma de presi贸n no violenta sobre Israel, con tres demandas:

Poner fin a la ocupaci贸n y colonizaci贸n de todas las tierras 谩rabes y desmantelar el Muro,

Reconocer los derechos fundamentales de los ciudadanos 谩rabes palestinos de Israel con plena igualdad,

Respetar, proteger y promover los derechos de los refugiados palestinos a regresar a sus hogares y propiedades seg煤n lo estipulado en la Resoluci贸n 194 de la ONU.

En 2011, el comit茅 nacional palestino de BDS hizo un llamado a un embargo militar integral contra Israel, y comenz贸 una campa帽a internacional. La ocupaci贸n militar de Israel y el r茅gimen de apartheid simplemente no podr铆an continuar violando nuestros derechos d铆a tras d铆a si los gobiernos de todo el mundo pusieran fin a las relaciones militares y de seguridad con Israel. Ser铆a econ贸mica y tecnol贸gicamente insostenible.

El complejo industrial militar y de seguridad es un componente central de la econom铆a de Israel y garantiza la sostenibilidad de su agresi贸n y ocupaci贸n militar: seg煤n el ex-ministro de defensa de Israel, Ehud Barak, 150,000 hogares israel铆es, o aproximadamente el 10% de la poblaci贸n, dependen econ贸micamente de este sector. Israel ha otorgado licencias a 6.800 proveedores de servicios de armas y seguridad, lo que la convierte en la industria m谩s grande de Israel. Esto todav铆a no cuenta el sector de alta tecnolog铆a, dependiendo en gran medida de la comercializaci贸n de inteligencia e investigaci贸n y aplicaciones militares. Solo un embargo militar efectivo puede hacer que la paz y la justicia sean m谩s rentables e interesantes para el establecimiento de Israel que la continuaci贸n de la guerra y la agresi贸n.

Si bien est谩 claro que un embargo militar completo solo podr铆a lograrse mediante una resoluci贸n de la ONU, los activistas pueden:

presionar a los bancos y empresas para que desinviertan,

protestar por la presencia militar israel铆 en sus pa铆ses,

los acad茅micos pueden presentar mociones y peticiones presionando a sus instituciones para que detengan la investigaci贸n militar conjunta con universidades israel铆es,

campa帽a contra corporaciones c贸mplices,

presionar a parlamentarios y representantes de partidos pol铆ticos,

presionar a las autoridades locales y los gobiernos para que tomen medidas.

Esta campa帽a est谩 teniendo un impacto que evidencia que los esfuerzos conjuntos y las campa帽as sostenidas pueden afectar la estructura global del militarismo:

Muchos bancos e instituciones financieras se han despojado de Elbit Systems,

Elbit perdi贸 contratos en Francia y Dinamarca despu茅s de campa帽as p煤blicas,

G4S perdi贸 contratos por valor de millones de d贸lares con sindicatos, bancos, universidades y otros organismos,

Docenas de ayuntamientos, incluidas las ciudades de Dubl铆n y Barcelona, han respaldado un embargo militar de Israel,

Rio Grande do Sul en Brasil cancel贸 un programa satelital con Elbit Systems,

Las primeras ciudades estadounidenses se han comprometido a no permitir que su polic铆a sea entrenada por compa帽铆as israel铆es.

El alcance de la campa帽a de embargo militar se est谩 ampliando, se unen m谩s activistas y grupos, y no nos detendremos hasta que Israel cumpla con el derecho internacional, y hasta que todas las personas oprimidas de todo el mundo logren sus derechos de libertad, justicia, autodeterminaci贸n y soberan铆a.

Informaci贸n del autor

Nada Hussein

Fuente: https://wri-irg.org/es/story/2019/e…




Fuente: Grupotortuga.com