December 22, 2021
De parte de CGT Barcelona
1,496 puntos de vista

Se puede visitar en el 谩tico de CGT Barcelona (C/Pare La铆nez 18-24, Metro Joanic).

La exposici贸n producida por la CGT, con la colaboraci贸n de la Fundaci贸n Salvador Segu铆, propone un recorrido por la geograf铆a de la represi贸n ejercida por los sublevados el 19 julio de 1936.

Con La Muerte de la Libertad queremos recuperar esta etapa nefasta de represi贸n y muerte, a trav茅s de documentos de la 茅poca y las voces de sus v铆ctimas, testigos y protagonistas, pero queremos hacerlo ejemplariz谩ndolo en un colectivo ideol贸gico muy definido, el Movimiento Libertario Espa帽ol, conformado por las organizaciones Confederaci贸n Nacional del Trabajo, Juventudes Libertarias, Mujeres Libres y Federaci贸n Anarquista Ib茅rica. Aunque somos conscientes que los libertarios fueron una v铆ctima m谩s, no los 煤nicos masacrados por el fascismo, s铆 hay que reconocerles que fueron los primeros en organizarse y ofrecerles resistencia.

El exterminio de los vencidos hab铆a sido previamente planificado por los sublevados, tal como afirm贸 el general Mola : Hay que extender el terror, hay que dejar sensaci贸n de dominio, eliminando sin escr煤pulos a todos los que no piensen como nosotros.

Con la rebeli贸n de julio de 1936 el Ej茅rcito fascista declar贸 el estado de guerra, asumi贸 todas las atribuciones en materia de orden p煤blico y someti贸 la justicia ordinaria a la militar, comenzando la operaci贸n de exterminio con la colaboraci贸n entusiasta de falangistas, requet茅s, milicias ciudadanas y voluntarios, adem谩s de la bendici贸n de la Iglesia cat贸lica. La jerarqu铆a eclesi谩stica prest贸 desde el primer momento del golpe militar todos sus servicios ideol贸gicos y propagand铆sticos al ej茅rcito rebelde, defendiendo como licita la guerra en defensa de la religi贸n. La mayor铆a del clero no s贸lo silenci贸 la ola de terror contra los 鈥渞ojos鈥, sino que la aprob贸 e incluso colabor贸 en la represi贸n. Quisieron 鈥渓impiar Espa帽a de elementos indeseables鈥 y comenzaron, donde triunf贸 el golpe militar, un verano sangriento. Los territorios ocupados por los fascistas son ejemplos de la violencia y del terror sobre los vencidos.

Con la p茅rdida de la guerra por la Rep煤blica, no lleg贸 la paz sino una represi贸n sistematizada y alentada por el nuevo Estado. Todo el pa铆s se convirti贸 en una inmensa prisi贸n y el pueblo trabajador, clasificado por los vencedores, en afectos, indiferentes o desafectos al R茅gimen, tuvo que demostrar su inocencia. Con las primeras medidas represivas de los campos de concentraci贸n y encarcelamientos masivos, aparecieron la tortura sistem谩tica, el ensa帽amiento y la eliminaci贸n f铆sica, con los fusilamientos, las sacas, la aplicaci贸n de la ley de fugas鈥 Los que lograron sobrevivir sufrieron la represi贸n f铆sica con las diversas modalidades de trabajos forzados. La represi贸n econ贸mica, a trav茅s del expolio y la rapi帽a sobre los bienes de los vencidos. La represi贸n laboral, la depuraci贸n, que en muchos casos produjo la marginaci贸n social y la pobreza. Y la omnipresente represi贸n ideol贸gica, por parte de la Falange y de la Iglesia, sobre las vidas y conciencias de los trabajadores y trabajadoras de este pa铆s.

La imagen de la exposici贸n, la gota de sangre, es la reproducci贸n de la cubierta original de la publicaci贸n Madrid, editada en febrero de 1937 por el Gobierno republicano, en catal谩n, castellano, franc茅s e ingl茅s, para denunciar las atrocidades realizadas al pueblo espa帽ol por el ej茅rcito sublevado.







Fuente: Cgtbarcelona.org