October 8, 2021
De parte de Nodo50
157 puntos de vista


鈥淓xtremadura es una tierra desafortunada. Contando con importantes recursos naturales, su poblaci贸n apenas disfruta de ellos. Expoliada de sus riqueza, sus capitales, [鈥 el sistema le ofrece con largueza los detritus del desarrollo en forma de centrales nucleares, papeleras, plantas de tratamiento de uranio鈥 sumando a la anterior colonizaci贸n econ贸mica, cultural, pol铆tica, un colonialismo ecol贸gico mucho m谩s amenazante e irreversible鈥. 

Con este extracto comenzaba el primer cap铆tulo de Extremadura saqueada, un libro colaborativo publicado en 1978. Hace m谩s de cuatro d茅cadas, este trabajo analizaba 鈥渓as relaciones de dominaci贸n y dependencia鈥 sobre las que se asentaba un territorio maltratado en el que la rapi帽a de las clases nobles ha venido desvalijando una tierra rica durante siglos.

El fragmento anterior, sin embargo, no resulta anacr贸nico en pleno 2021. Extremadura vuelve a ser noticia debido a una obcecaci贸n hist贸rica por mantener un modelo econ贸mico extractivista caducado en los pa铆ses desarrollados, con el que se pretende seguir alimentando a un territorio que acaba por a帽urgarse con las consecuencias.

En la actualidad, en esta comunidad hay m谩s de 200 proyectos mineros a cielo abierto en distintas fases de tramitaci贸n. En sus suelos se han encontrado importantes dep贸sitos de litio, un material important铆simo para la denominada transici贸n ecol贸gica. Y una ingente fuente de beneficios para grandes empresas. Seg煤n Elena Sol铆s, abogada ambientalista y coordinadora nacional del 谩rea de Miner铆a de la organizaci贸n Ecologistas en Acci贸n, Extremadura es uno de los objetos de deseo de la industria minera por varios factores. Uno de ellos es su pasado. 鈥淢uchos de estos proyectos se hacen sobre otros antiguos, lo que es una garant铆a para las bolsas en las que cotizan las empresas鈥, explica. 

extremadura
Restos de la antigua mina Costanaza en el t茅rmino municipal de Logros谩n, en el Geoparque Villuercas Ibores Jara, en Extremadura. DANI DOM脥NGUEZ

Las grandes corporaciones suelen fijarse, tambi茅n, en aquellos territorios ricos en materiales en los que, adem谩s, la movilizaci贸n social sea escasa. La comunidad extreme帽a cumple con ambos requisitos. 鈥淓n Extremadura hay mucha sociedad pol铆tica y muy poca sociedad civil. Hay una hipertrofia de lo pol铆tico-partidario, una estructura pol铆tica clientelar construida a lo largo de muchas d茅cadas y a la vez una sociedad civil muy, muy d茅bil鈥, se帽ala Manuel Ca帽ada, diputado auton贸mico entre 1992 y 2003, adem谩s de exsecretario del Partido Comunista de Extremadura y antiguo coordinador regional de Izquierda Unida (IU). Y en ello incide una de las empresas que pretende explotar varios yacimientos en la regi贸n: 鈥淓sta zona escasamente poblada es muy adecuada para la exploraci贸n y la miner铆a鈥, apuntaba Valoriza Miner铆a 鈥揻ilial de la constructora Sacyr鈥 en uno de sus documentos sobre sus exploraciones en Extremadura, seg煤n denuncia un informe de Ecologistas en Acci贸n publicado en diciembre de 2019. La compa帽铆a ha declinado responder a las preguntas enviadas por este medio.

Sin embargo, esa 鈥渧oz dormida鈥 con la que titul贸 su 煤ltima novela la extreme帽a Dulce Chac贸n y que esperaban encontrar las grandes compa帽铆as en la regi贸n, ha despertado. Ocurri贸 lo mismo con la apertura de la Central Nuclear de Valdecaballeros durante los 90 o la puesta en marcha de la refiner铆a Balboa a partir de 2005, 鈥渓as dos grandes victorias de la sociedad civil extreme帽a鈥, en palabras de Manuel Ca帽ada.

Las plataformas antiminer铆a han puesto en pie a una parte importante de la poblaci贸n cansada de jinc谩 las roillas en el suelo, como escribi贸 el poeta Luis Chamizo. Una de las m谩s activas ha sido la Plataforma Salvemos la Monta帽a de C谩ceres, creada en julio de 2017 para tratar de evitar la autorizaci贸n de una mina de litio a cielo abierto a menos de dos kil贸metros del casco urbano de la ciudad, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. 鈥淓s inviable. El riesgo y el da帽o ser铆a incalculable鈥, denunciaba a finales de marzo Monta帽a Ch谩vez, portavoz de la plataforma. Lo hac铆a a las puertas de la sede de la presidencia del Gobierno, en M茅rida, tras una marcha a pie durante cuatro d铆as que sirvi贸 para conseguir una reuni贸n con el presidente de la Junta, el socialista Guillermo Fern谩ndez Vara, el cual hab铆a rechazado otros encuentros anteriores. Desde Presidencia, no han respondido a las cuestiones de este medio.

Un 鈥淕obierno regional proactivo鈥 con la miner铆a

Adem谩s de la diversidad geol贸gica y la riqueza minera, Extremadura cuenta con dos caracter铆sticas que la hacen especialmente interesante para las grandes corporaciones extractivistas: 鈥淓stabilidad legal, bajos impuestos y tasas, importantes ayudas e incentivos鈥 y un 鈥淕obierno regional proactivo e involucrado en el desarrollo del sector minero鈥.

Los entrecomillados pertenecen a un folleto editado y publicado por parte de la Junta en 2019 bajo el t铆tulo de Extremadura (Espa帽a), una regi贸n minera en Europa, en el cual se exponen las 鈥渞azones para invertir en el sector minero de Extremadura鈥. Adem谩s de las ya mencionadas, tambi茅n se pone a disposici贸n de los inversores una 鈥渃ompleta infraestructura cartogr谩fica geol贸gico-minera, geoqu铆mica y geof铆sica regional鈥 y el Sistema de Informaci贸n Geol贸gico y Minero de Extremadura (SIGEO), un portal donde se recoge toda la informaci贸n geol贸gica de la comunidad. 

Folleto editado por la Junta de Extremadura para atraer inversi贸n minera a la comunidad

Seg煤n Anxo Pir茅s, doctorado en Documentaci贸n y miembro de la plataforma Alconchel y comarca de Olivenza sin minas 鈥揳l sur de la comunidad鈥, el SIGEO es un instrumento con el que solo cuenta la Junta de Extremadura: 鈥淟a administraci贸n lo 煤nico que hace es alentar el expolio de nuestros recursos por parte de multinacionales. Estamos pagando con dinero p煤blico herramientas que solo benefician a la iniciativa privada. Es una verg眉enza鈥, a帽ade.

La secretaria general del partido Unidas por Extremadura (oposici贸n de izquierda al gobierno del PSOE en la comunidad), Irene de Miguel, criticaba en abril las 鈥渁lfombras rojas鈥 que se colocan a este tipo de proyectos extractivistas por parte de los dirigentes de la comunidad. A pesar de ello, la mina de C谩ceres ha sido rechazada incluso por el alcalde de la ciudad, el tambi茅n socialista Luis Salaya, quien ha amenazado con dimitir si sale adelante. 鈥淓n el caso de que la Junta de Extremadura autorice el proyecto minero de Valdeflores, el PSOE dejar谩 de tener un alcalde en C谩ceres porque presentar茅 mi dimisi贸n鈥, asegur贸 el mismo d铆a en que comenz贸 la marcha ciudadana entre C谩ceres y M茅rida. Salaya sostiene que 鈥渘inguna f谩brica de bater铆as se alimentar谩 del yacimiento de litio de la mina de Valdeflores de C谩ceres, porque el PGOU [Plan General de Ordenaci贸n Urbana] no lo permite鈥 y, adem谩s, 鈥渦na gran mayor铆a de los concejales del Ayuntamiento de C谩ceres se han opuesto a este proyecto鈥. 

No obstante, el edil cacere帽o considera que otros yacimientos s铆 pueden aprovecharse 鈥渟i cuentan con el respaldo social de los vecinos y son respetuosos medioambientalmente鈥. Su argumento es el siguiente: 鈥淒eben servir para el desarrollo de la zona donde se extrae, generando riqueza, industria y empleo. Ya ha llegado el momento de que los recursos de Extremadura tambi茅n sirvan para el desarrollo de nuestra regi贸n, es de justicia鈥.

extremadura
Marcha entre C谩ceres y M茅rida para solicitar al presidente de Extremadura la paralizaci贸n del proyecto de Valdefl贸rez. SANTI M脕RQUEZ

Monta帽a Ch谩vez es m谩s tajante: 鈥淣o se puede arrasar el territorio. No pueden venir a conquistarnos, a colonizarnos, a expropiar terrenos de familias que se dedican a la agricultura, a la ganader铆a o al turismo de naturaleza para que una empresa extranjera arrase con todo鈥. Se refiere, en este caso, a la multinacional australiana Infinity Lithium, que ejerce de socia de la constructora espa帽ola Sacyr 鈥揳 trav茅s de su filial Valoriza Miner铆a鈥 en esta explotaci贸n. En noviembre del pasado a帽o, la compa帽铆a contrat贸 los servicios del exl铆der de Ciudadanos [liberal center-right] en Extremadura, Cayetano Polo, como jefe de relaciones institucionales en Espa帽a para desbloquear el proyecto. La empresa, sin embargo, defiende que 鈥渆s improcedente hablar de puertas giratorias鈥 en este caso y sostiene que Polo, 鈥渋ngeniero con una dilatada experiencia en multinacionales, era el candidato perfecto鈥.

En la actualidad, no obstante, el proyecto cuenta con importantes problemas para salir adelante. La Junta deneg贸 en abril el permiso de investigaci贸n a la compa帽铆a debido a que el plan municipal de urbanismo de C谩ceres no lo permite y desestim贸 en julio los recursos de alzada presentados por Infinity Lithium. Aunque todav铆a hay otros permisos pendientes de aprobaci贸n en manos de la Consejer铆a de Industria, las posibilidades de aprobaci贸n son pr谩cticamente nulas. A pesar de ello, la compa帽铆a ha indicado a este medio que ha iniciado 鈥渦na resoluci贸n v铆a contencioso-administrativa con el Tribunal Superior de Justicia de Extremadura鈥 para 鈥渄efender los derechos sobre los Permisos de Investigaci贸n que la Junta de Extremadura otorg贸 en primera instancia鈥 en 2015.

Este es el primer art铆culo de una serie sobre la miner铆a en Extremadura, publicada en colaboraci贸n con el Investigative reporting project Italy (IRPI), en la que han participado los periodistas Giulio Rubino (IRPI), Magda Bandera (La Marea) y Eduardo Robaina (Clim谩tica). En esta pieza se incluye parte del reportaje Extremadura, tierra de sacrificio publicado en #LaMarea82.




Fuente: Lamarea.com