October 13, 2020
De parte de Memoria Libertaria
313 puntos de vista

Ten├şa 101 a├▒os y despu├ęs de participar en la II Guerra Mundial y la Guerra Civil ya habr├şa tenido m├ís que suficiente. Juan Romero, el ├║ltimo superviviente espa├▒ol de los campos de concentraci├│n nazis, ha fallecido este s├íbado en la poblaci├│n francesa de Ay, seg├║n ha avanzado el medio digital elDiario.es

Romero sobrevivi├│ a la II Guerra Mundial y a la Guerra Civil, donde hab├şa combatido en el bando antifascista. Era el ├║ltimo superviviente de los 9.300 espa├▒oles que sufrieron los campo nazis. El prisionero 3799.

A sus 101 a├▒os, Romero viv├şa en la localidad de Ay, en Francia, y su hija Jeannine hac├şa las labores de prensa de este luchador por las libertades. Este cordob├ęs fue retenido en el campo de concentraci├│n de Mauthausen, de donde pens├│ que nunca saldr├şa con vida. 

“La biograf├şa de Juan Romero Romero no es excepcional ni diferente a las de los miles de espa├▒oles que sufrieron el infierno nazi. Sin embargo, s├ş permite conocer, a trav├ęs de ella, el horror que vivieron los deportados y deportadas en los campos de exterminio. Romero, como tantos otros, batall├│ en la Guerra de Espa├▒a a favor de la II Rep├║blica y en contra del fascismo. En su caso particular, luch├│ en la sierra de Guadarrama, en Brunete, en Guadalajara y en Teruel, en la conocida como la batalla de El Ebro. Tras la ca├şda de Catalunya, en febrero de 1939, pas├│ la frontera francesa por Puigcerd├á y vivi├│ su primer exilio”, escribe el periodista de P├║blico, Alejandro Torr├║s, sobre su presencia en la Guerra Civil

Participante en la batalla del Ebro, pervive una an├ęcdota en torno a su estancia all├ş, cuando dej├│ su nombre grabado para la posteridad en una vieja casa de la comarca de Les Garrigues, que durante la contienda fue reconvertida por el ej├ęrcito republicano en un peque├▒o hospital de campa├▒a. 

Este hecho a priori sin relevancia permaneci├│ inmutable a lo largo de m├ís de 80 a├▒os. En esas paredes se conservan dibujos y entre todas estas se le├şa, escrito a l├ípiz el nombre de Juan Romero. Despu├ęs de muchas pesquisas, se pudo llegar a la conclusi├│n de que este garabato perdido correspond├şa a la firma de este soldado antifascista.

Fue tard├şo, pero su reconocimiento finalmente lleg├│. El pasado agosto, la vicepresidenta Carmen Calvo se desplaz├│ hasta Ay para rendir homenaje a su figura y reparar un olvido que no deber├şa haber existido nunca.

P├║blico/Alejandro Torr├║s




Fuente: Memorialibertaria.org