March 27, 2022
De parte de SAS Madrid
177 puntos de vista

“Ni se van a construir residencias públicas, ni se aumenta la oferta de plazas concertadas. El déficit lo cubrirá la iniciativa privada”, advierten.

La Asociación Plataforma por la Dignidad de las Personas Mayores en las Residencias (Pladigmare) ha denunciado el traslado forzoso al que se está sometiendo a diversos residentes con plaza concertada en residencias privadas. Concretamente, sucede en 17 geriátricos privadas de la Comunidad de Madrid y afecta a un total de 700 ancianos.

Ante el Nuevo Acuerdo Marco, 17 residencias privadas que tenían plazas concertadas con la administración madrileña han decidido no ofrecer plazas concertadas. Tal como denuncia la asociación, es porque no les interesa o porque no cumplen los requisitos establecidos. Por ello, los residentes afectados tienen que elegir otra residencia con plazas concertadas libres antes del 28 de marzo indicando un total de cuatro por orden de preferencia y el traslado se realizaría en junio o julio.

Los residentes que no quieran o no puedan acceder a otro geriátrico se les ofrece la alternativa de cheque vinculado al servicio, para que continúen en la residencia en la que están, pero esto conllevaría un copago considerable, que muchas familias no pueden asumir. Esta situación se producirá cada cuatro años, al finalizar cada Acuerdo Marco.

92% de las residencias son privadas

Pladigmare lleva tiempo denunciando la privatización de un derecho que debe tener todo ciudadano. En la Comunidad de Madrid, casi el 92% de las residencias están en manos privadas, siendo muy poca la oferta de residencias y plazas públicas. “A las residencias privadas no les interesan las plazas concertadas, pues las plazas privadas están mejor retribuidas, la demanda de plaza es y será muy superior a la oferta, y ante la espera de una plaza pública muchas familias, aunque sea con gran perjuicio económico, optarán por una plaza privada”, explica la asociación en un comunicado.

Además, remarcan: “No debería haber residentes ni familias renunciando al derecho a una plaza concertada por no haber querido la empresa concursar a ser adjudicataria en el Acuerdo Marco, sintiéndose obligadas a elegir la modalidad del cheque servicio. Estas empresas renuncian expresamente a mejorar las condiciones de vida de los residentes, pues el nuevo Acuerdo Marco exige mayor número de trabajadores de atención directa para dar una atención debida”. “El nuevo acuerdo no puede significar una pérdida de derechos para los que ya estaban acogidos al anterior, sino una extensión de los mismos”, añaden.

Asimismo, Pladigmare critica que la Comunidad de Madrid no haya incrementado el número de plazas concertadas en relación a las que había hace cuatro años. Es decir, al incremento de la población mayor de 65 años no le va a corresponder un incremento proporcional del número de plazas con cobertura pública. “Ni se van a construir residencias públicas, ni se aumenta la oferta de plazas concertadas. El déficit lo cubrirá la iniciativa privada”, sentencian.

Enlace relacionado ElPlural.com 26/03/2022.




Fuente: Sasmadrid.org