November 30, 2020
De parte de SAS Madrid
1,058 puntos de vista

El TSJPV falla a favor de la madre de una familia monomarental que ped铆a disfrutar del permiso de nacimiento que corresponder铆a al segundo progenitor. El tribunal vasco entiende que debe primar la protecci贸n del menor y avala as铆 la argumentaci贸n que las asociaciones de familias de un solo progenitor vienen defendiendo para que los permisos no mermen los derechos de sus hijos e hijas.

El Tribunal Superior de Justicia del Pa铆s Vasco (TSJPV) ha reconocido el derecho de una trabajadora a disfrutar de las ocho semanas adicionales de permiso por nacimiento que, seg煤n establece la ley, corresponder铆an a un segundo progenitor. La demanda de Zuri帽e Quintana, cabeza de una familia monomarental, ha dado lugar a una sentencia pionera que condena al Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) y la Tesorer铆a General de la Seguridad Social (TGSS).

La trabajadora, abogada del sindicato ELA, tuvo a su hija en junio de 2019. Cuando agot贸 las 16 semanas de permiso que le correspond铆an, solicit贸 al INSS que se le concedieran otras ocho semanas, las mismas que hubiera disfrutado el segundo progenitor. Tras la respuesta negativa, acudi贸 al TSJPV, que estim贸 su recurso. 

La sentencia, con fecha de octubre de 2020, basa su argumentaci贸n en que debe primar la protecci贸n del menor, ya que 鈥渆xiste una conculcaci贸n del derecho de igualdad que consagra la Convenci贸n de los Derechos del Ni帽o鈥 鈥攄ocumento aprobado por Naciones Unidad en 1989 y ratificado por Espa帽a鈥. 鈥淟a atenci贸n, cuidado y desarrollo del menor afectado va a sufrir una clara merma respecto a aquellos otros que en situaci贸n semejante, encuadrados dentro de un modelo familiar biparental, van a recibir鈥, recoge. Quintana pudo disfrutar de las ocho semanas adicionales de cuidado, aunque lo hizo a costa de la cotizaci贸n que asumi贸 el sindicato, por lo que la sentencia condena al INSS a abonar la prestaci贸n correspondiente. 

鈥淓sta sentencia supone un antes y un despu茅s, porque es la primera vez que a este nivel se reconoce un derecho as铆 para las familias monoparentales鈥, explica Carmen Flores, presidenta de la Federaci贸n de Asociaciones de Madres Solteras (FAMS), que viene advirtiendo de la discriminaci贸n que suponen los permisos de nacimiento y adopci贸n para las familias de un solo progenitor desde 2019.

Desde la aprobaci贸n del Decreto Ley 6/2019, de 1 de marzo, 鈥渄e medidas urgentes para garant铆a de la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres en el empleo y la ocupaci贸n鈥, los hijos e hijas de familias biparentales cuentan con la posibilidad de solicitar un permiso de cuidados de hasta 22 semanas. Sin embargo, esta ley, recuerdan las familias de un solo progenitor, no contempla la particularidad de las familias monoparentales.

Pese a que ha sido recurrida, Flores celebra que una sentencia reconozca la discriminaci贸n que las familias de un solo progenitor vienen denunciando, con repetidas negativas cuando reclaman ante el INSS. La denegaci贸n se basa, dice Flores, en un argumento 鈥渕uy sencillo鈥: que la ley no lo recoge.

La sentencia llega, adem谩s, en un momento crucial: a pocas semanas de que se hagan efectivos los permisos por nacimiento y adopci贸n consignados en los Presupuestos Generales del Estado, que ser谩n iguales 鈥16 semanas para los dos progenitores, cuando los hay鈥 e intransferibles, un formato que en la pr谩ctica ahondar谩 en la brecha que ya existe entre el tiempo de cuidado que puede disfrutar un ni帽o en una familia monomarental con respecto a una de dos progenitores.

Desde que se hizo p煤blica la sentencia, explica ELA, se han multiplicado las consultas sobre el asunto en su asesor铆a jur铆dica. La sentencia ha sido un revulsivo tambi茅n entre las asociaciones federadas en FAMS. Flores asegura que, desde que se dio a conocer, las consultas a su asesor铆a jur铆dica se han multiplicado: 鈥淓stamos viendo c贸mo encaminarlo porque estamos desbordadas, al salir esta sentencia muchas mujeres ven una puerta abierta a poder disfrutar de estas semanas de pleno derecho鈥.

Chorreo de consultas

La Asociaci贸n Madres Solteras por Elecci贸n (AMSPE) lleva m谩s de un a帽o explorando la v铆a de los juzgados para tratar de introducir cambios en el modelo de los permisos de nacimiento. En julio de 2019, explican a El Salto, sus socias comenzaron a movilizarse, precisamente en el Pa铆s Vasco, presentando las primeras solicitudes al INSS para acceder al tiempo que corresponder铆a al segundo progenitor en una familia biparental. 

Desde entonces, m谩s de 85 socias han pedido informaci贸n. Y 30 de ellas lo han hecho en la 煤ltima semana, a ra铆z de conocer la sentencia del Pa铆s Vasco. Las consultas se producen desde distintas comunidades aut贸nomas: Pa铆s Vasco, Catalunya, Andaluc铆a, Arag贸n, Navarra, Madrid o Castilla y Le贸n. Muchas de ellas, explican, se encuentran en fase de solicitud o de reclamaci贸n previa en el INSS. Miriam Tormo, presidenta de AMSPE, destaca que la argumentaci贸n que viene manteniendo la asociaci贸n en torno a los permisos est谩 en parte contenida en la sentencia y destaca que, aunque el TSJPV falla en base a un 煤nico plano 鈥攅l inter茅s superior del menor鈥 resalta otros dos planos afectados por los permisos: los derechos de conciliaci贸n y la igualdad de g茅nero. Adem谩s, recuerda que un mandato del Senado de octubre de este a帽o ya insta a modificar la configuraci贸n de los permisos en el mismo sentido en que lo hace la sentencia.

AMSPE tiene constancia de, al menos, siete demandas hasta la fecha, adem谩s de la que ha derivado en la sentencia del TSJPV. Dos de ellas, en Zaragoza, han sido presentadas por el sindicato CGT. Se trata de las demandas presentadas por dos profesoras que, de momento, han sido admitidas a tr谩mite, iniciando as铆 un proceso judicial contra el Departamento de Educaci贸n, Cultura y Deporte del Gobierno de Arag贸n, tras reclamar primero al INSS y luego a Muface 鈥攍a mutua del funcionariado鈥.

Para CGT, es contradictorio que una ley que pretende luchar por la igualdad de derechos entre mujeres y hombres se olvide de las familias monoparentales, colectivo formado principalmente por mujeres. De hecho, seg煤n datos del Instituto Nacional Estad铆stica, el 81% de los hogares monoparentales est谩n encabezados por mujeres, por lo que el sindicato considera que la demanda de las dos madres zaragozanas 鈥渘o es solo una forma de reclamar los mismos derechos para todos y todas las menores sino tambi茅n una denuncia de discriminaci贸n indirecta por raz贸n de sexo materializada en una ley aprobada hace menos de dos a帽os鈥.

Por su parte, la Federaci贸 de Fam铆lies Monoparentals de Catalunya tambi茅n prev茅 que aumenten las demandas en los juzgados tras multiplicarse las consultas a su asesor铆a jur铆dica desde que se dio a conocer la sentencia del Pa铆s Vasco. La asesor铆a prepara ya 30 nuevas reclamaciones por v铆a judicial desde que se dio a conocer esta sentencia, que se suman a las 25 que la federaci贸n hab铆a interpuesto antes y que se encuentran a la espera de resoluci贸n.

Sonia Bardaj铆, presidenta de la organizaci贸n, conf铆a en que el caso del Pa铆s Vasco sirva para empezar a ver resoluciones favorables ya que, explica, los argumentos con los que se han presentado con similares. Aunque, por ahora, 鈥渆stamos en stand by, todo est谩 parado鈥, dice Bardaj铆. 鈥淓speramos que se confirme y sirva para que se regule por decreto鈥, dice: 鈥淟levamos mucho tiempo pidiendo que se nos tenga en cuenta y espero que los pasos que se den sean hacia adelante y no hacia atr谩s鈥.  

Claves de la sentencia

Para Iratxe Ordorika, coordinadora del Servicio Jur铆dico Sindicato ELA, la sentencia del TSJPV tiene varios aspectos interesantes. Una de las clave para entender la excepcionalidad de la sentencia es el recurso presentado por el Ministerio Fiscal: porque la sentencia, recuerda Ordorika, no es firme.

Y no lo es por un recurso un tanto ins贸lito. Habitualmente, explica la abogada, al Tribunal Supremo llegan recursos de casaci贸n, es decir, peticiones para dirimir si una sentencia de un tribunal superior de justicia 鈥渃asa鈥 con la doctrina de otro tribunal, de modo que el Supremo establece cu谩l debe prevalecer. 鈥淧ero esta sentencia es tan pionera que no existe ninguna en otro tribunal superior de justicia del Estado para que el Supremo las case, por eso recurre el Ministerio Fiscal, que es algo que no ocurre habitualmente鈥.

Este recurso 鈥渆xtraordinario鈥 refleja otra de las cuestiones clave para Ordorika: la sentencia supone 鈥渦n cambio de visi贸n鈥, ya que no solo establece la prevalencia de la protecci贸n del menor 鈥攁lgo que ya ocurre en sentencias favorables a las personas demandantes en casos de concreci贸n horaria cuando reducen su jornada por motivos de cuidados, puntualiza鈥 sino que introduce la perspectiva de g茅nero, ya que la inmensa mayor铆a de las familias monoparentales est谩n encabezadas por mujeres. 

鈥淓spero que haya cambios y que este Gobierno y la administraci贸n se den cuenta del error que han cometido al no legislar para las familias monomarentales鈥, dice Carmen Flores, que recuerda la especial vulnerabilidad en la que se encuentran las familias monomarentales. 鈥淓l cuidado de nuestros hijos e hijas depende solo de nuestros recursos, y somos un colectivo al que no le sobran recursos鈥, explica. Y da un dato: en la encuesta que FAMS hizo durante los meses del confinamiento, el 87% de las encuestadas dijo haber tenido complicaciones econ贸micas para llegar a fin de mes. 

Para Miriam Tormo, lo crucial de la sentencia vasca es que apunta a la posible inconstitucionalidad del decreto que regula los permisos. Por eso, pide que se subsane la situaci贸n 鈥渆n un contexto de especial vulnerabilidad para nuestras familias como es la crianza en medio de esta crisis econ贸mica鈥.

Enlace relacionado ElSaltoDiario.com 30/11/2020.




Fuente: Sasmadrid.org