February 18, 2021
De parte de ANRed
261 puntos de vista


Foto difundida en redes sociales para denunciar el hacinamiento en el transporte público el primer día de clases.

Un grupo auto convocado de familias, docentes, estudiantes y miembros de la comunidad toda, continúa en alerta por el retorno a clases presenciales en el ciclo lectivo 2021, en medio de una pandemia sin precedentes a nivel mundial. Tras la primer jornada de clases presenciales ya se vislumbra un incremento de contactos estrechos cuyas consecuencias sanitarias se conocerán en las próximas semanas. En ese contexto hoy convocaron a «semaforazos» y una caravana educativa hacia el palacio Pizzurno para difundir una carta abierta dirigida al presidente Alberto Fernández y el jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta. Por ANRed.


«Entendemos que, tal como está planteado el retorno a la presencialidad a las escuelas, de manera obligatoria, inconsulta y arbitraria, y de manera inminente, pone en peligro la salud física y psíquica de las infancias, juventudes, familias, docentes y de la comunidad en general. A ello se suma nuestra preocupación por el efecto que un aumento en los contagios tendrá en todos los habitantes del país, en un contexto en que la vacunación aún está en ciernes. Por esos motivos, hemos avanzado en una serie de propuestas y puntos que consideramos imperioso poner a su consideración, porque creemos que tanto la educación como la salud son derechos inalienables de toda la ciudadanía», sentencian las primeras palabras de una Carta Abierta que un grupo autoconvocado que reúne a mas de 8500 personas, escribió dirigida al presidente Alberto Fernández y el jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta, en la que muestran la preocupación por el inicio de clases presenciales sin tener garantizadas las condiciones de prevención pertinentes.

Ante los oídos sordos y la obligatoriedad en la Ciudad de Buenos Aires, familiares realizaron «semaforazos» junto a docentes, y convocaron a un «Paro de Familias» para acompañar el paro docente convocado por Ademys. También convocaron a una caravana educativa, respetando distanciamientos para insistir en la difusión de la carta abierta.

Las clases también comenzaron en las provincias de Santa Fe, Santiago de Estero y Jujuy. 

La primer jornada, a pesar de las declaraciones de autoridades del gobierno porteño, mostró numerosas situaciones de inseguridad donde se generaron condiciones de hacinamiento forzoso, ya sea en las escuelas por no estar en condiciones, en su entrada al amontonarse en los ingresos o egresos o simplemente en el transporte público.

Por otra parte desde UTE, que no convocó a un parto, denunciaron que en al menos dos escuelas del distrito, hay contagios comprobados y que el Gobierno de la Ciudad negó esa información a las familias forzando el inicio de clases.

También hubo denuncias sobre amenazas de retirar las vacantes a quienes no asistan sabiendo lo difícil que es conseguir vacantes en las escuelas públicas de la Ciudad de Buenos Aires. Dicha situación fue puesta en evidencia cuando Canal 13, buscando una nota de color que muestre un «feliz retorno a las clases presenciales» fue a la puerta de una escuela a entrevistar familias que ingresaban. Ante la respuesta de una madre que se manifestó preocupada al no sentirse tranquila con el inicio de las clases presenciales y que solo asistieron por miedo de que sus hijos pierdan la vacante, desde el piso del canal llamaron a un corte.





Fuente: Anred.org