December 1, 2021
De parte de Arrezafe
312 puntos de vista


“Generalmente, los
críticos de los medios burgueses tratan los asuntos y experiencias
personales como algo más profundo y significativo que los asuntos o
experiencias derivadas de problemas sociales más amplios y de mayor
calado. En Europa, en 1931, el desempleo machacaba a la población,
el fascismo cobraba fuerza, Hitler estaba a punto de hacerse con el
poder en Alemania, mientras en París una destacada figura artística,
Jean Cocteau, presentaba
Sang d’un Poete, una película que
prestaba seria atención, aunque no muy edificante, al tema de la
masturbación. Huelga decir que
Sang d’un Poete fue
ampliamente aclamada por la crítica en la prensa burguesa y el mundo
del arte, siendo ampliamente comentada por personajes de la cultura.
Probablemente no haya nada intrínsecamente malo en hacer una
película sobre la masturbación, incluso en tiempos políticamente
convulsos. Lo malo es cuando los medios de comunicación en su
conjunto y en perpetua sesión masturbatoria de propaganda,
aprovechan cualquier estimulante fantasioso para mantenernos
distraídos de las realidades sociales de nuestro mundo.”

Cita extraída del libro
de
Michael Parenti MAKE-BELIEVE MEDIA The Politics of
Entertainment
(1991) – (Traducción del inglés: Arrezafe)

★




Fuente: Arrezafe.blogspot.com