December 4, 2021
De parte de Desde Dentro
356 puntos de vista


Rebeli贸n en las c谩rceles de EE. UU.: 1971 鈥 2021, es un fanzine que sacamos el 9 de septiembre de este a帽o, el 50 aniversario del mot铆n en la prisi贸n de Attica. Donde se hace un recorrido por algunas luchas por parte de personas presas, ocurridas en diferentes c谩rceles de Estados Unidos, contra la esclavitud y por la abolici贸n de las prisiones.

M谩s abajo compartimos un extracto del texto de Dori Toribio, sobre el oscuro negocio de las c谩rceles privadas.

Pincha en la imagen para descargarlo

El oscuro negocio de las c谩rceles privadas en EE.UU.

Estados Unidos es el pa铆s del mundo con m谩s gente en la c谩rcel. M谩s de un mill贸n y medio de personas est谩n en prisiones estatales o federales, cifra que asciende a m谩s de dos millones si se suman las detenciones en c谩rceles locales, centros de menores o de inmigrantes y dependencias militares. Negrxs e hispanxs son los grupos m谩s numerosos. Esto equivale a la cuarta parte de lxs presxs de todo el planeta, aunque Estados Unidos solo representa el 5% de la poblaci贸n mundial. La red de prisiones cuesta 80.000 millones de d贸lares al a帽o, una tercera parte de todo el presupuesto del Departamento de Justicia. La masificaci贸n de las c谩rceles estadounidenses es un problema enquistado. Pero solo es la punta del iceberg.

La poblaci贸n carcelaria no ha dejado de aumentar en las 煤ltimas cuatro d茅cadas. Especialmente la de las c谩rceles privadas. Mientras que entre 2000 y 2010 la poblaci贸n carcelaria general creci贸 un 18%, el n煤mero de presxs en c谩rceles privadas aument贸 en torno a un 80%. En 2013, el 8,4% de los presxs en Estados Unidos estaba en centros penitenciarios privados, seg煤n datos del Departamento de Justicia. Hoy la cifra es mayor. Hay 130 c谩rceles privadas en 30 estados del pa铆s, con 157.000 camas. Y son dos grandes empresas las que controlan el 80% del negocio: CCA (Corrections Corporation of America) y el grupo GEO. Sus beneficios en 2011 fueron de 1.700 millones de d贸lares y 1.600, respectivamente. Estas compa帽铆as han multiplicado un 500% sus ganancias y valor burs谩til en las 煤ltimas dos d茅cadas.

Las cifras son tan aplastantes como desconocidas. Poco se habla de las c谩rceles privadas en Estados Unidos. Y poco se sabe de la presi贸n pol铆tica que ejercen estas empresas, su relaci贸n con las pol铆ticas de inmigraci贸n o su papel real en las elecciones estadounidenses. Pero s铆 est谩 claro c贸mo han llegado hasta aqu铆.

La privatizaci贸n de los centros penitenciarios en el pa铆s comenz贸 en 1983, cuando Jack Massey cre贸 la primera gran compa帽铆a carcelaria, CCA. Los gobiernos federales y estatales ten铆an un largo historial de contrataci贸n de servicios externos puntuales. Pero no fue hasta la d茅cada de los 80, con la consolidaci贸n de la declarada 芦guerra contra las drogas禄 del gobierno de Ronald Reagan, cuando aument贸 la poblaci贸n carcelaria exponencialmente y surgieron los problemas de masificaci贸n y aumento de gasto p煤blico.

Las pol铆ticas criminales se expandieron, las tasas de encarcelamiento aumentaron y las empresas privadas empezaron a ver una mayor oportunidad de negocio. Sus servicios fueron aumentando hasta gestionar complejos carcelarios enteros. En 1984 por primera vez un gobierno local contrat贸 a CCA para operar la c谩rcel de Hamilton County, en Tennessee. Las primeras c谩rceles privadas aparecieron en peque帽os pueblos con las mismas reglamentaciones que las prisiones p煤blicas y bajo la promesa de aliviar la masificaci贸n carcelaria, garantizar puestos de trabajo, abaratar costes y aumentar beneficios. Pero poco a poco los controles gubernamentales se fueron relajando y las c谩rceles privadas se multiplicaron.

La industria de las prisiones privadas surgi贸 en Estados Unidos en la d茅cada de los 80, pero no fueron dise帽adas por expertos de justicia criminal con las mejores pr谩cticas, sino por empresarios que ven en ella un negocio muy lucrativo, es un negocio que agrava el problema penitenciario. Las grandes corporaciones de c谩rceles privadas insisten en la responsabilidad social y humana de su gesti贸n. Prometen instalaciones seguras, programas de reducci贸n de la reincidencia y transparencia en los contratos con los gobiernos locales. Y aseguran que hacen un mejor trabajo, por menos dinero, regalando un importante ahorro a lxs contribuyentes. El 煤ltimo informe de In the Public Interest (ITPI) asegura que, despu茅s de estudiar la letra peque帽a de 62 contratos de empresas de prisiones privadas con gobiernos locales, han llegado a la conclusi贸n de que el 65% contiene cl谩usulas que obligan al estado a garantizar una ocupaci贸n m铆nima del 80-100% de las camas, aunque la tasa de criminalidad disminuya. Los porcentajes var铆an dependiendo del estado y el tipo de acuerdo sellado. Los estados les garantizan una poblaci贸n carcelaria m铆nima, independientemente de la tasa de crimen. Y lo hacen porque estas compa帽铆as cobran entre 45 y 60 d贸lares diarios por cada presx.

La mitad de lxs inmigrantes detenidxs en Estados Unidos termina en c谩rceles privadas y la Agencia de Migraci贸n y Aduanas (ICE) tiene contratos millonarios con estas empresas. CCA y GEO han m谩s que duplicado sus ingresos relacionados con la detenci贸n de inmigrantes desde 2005.

Dori Toribio




Fuente: Desdedentro.noblogs.org