November 5, 2022
De parte de Paco Salud
258 puntos de vista



Fecha
impuesta para el Recuerdo a las V铆ctimas del Franquismo

 Por I帽aki Alrui y Cristina Ridruejo. LQSomos.

Dicen que ayer fue el d铆a en Recuerdo
a las V铆ctimas del Franquismo, as铆 lo ha decidido el gobierno y lo ha dejado
dispuesto en la reci茅n aprobada Ley de Memoria Democr谩tica. Un d铆a que marca
uno de los grandes desatinos de la nueva Ley.

La
fecha

Resulta que se ha elegido este d铆a, 31
de octubre, por ser la fecha en que se aprob贸 en la Cortes Generales la
Constituci贸n Espa帽ola, la del 78. Sin querer pensar mal, pero parece una burda
chanza a las v铆ctimas.

La elecci贸n de este d铆a relacionado
con la Constituci贸n tiene una premeditaci贸n muy clara: transmitir el mensaje de
que, al aprobarse la Constituci贸n, se acabaron ipso facto todos los cr铆menes
del franquismo, como por arte de magia. Insistir en que el 78 fue una ruptura,
que se acab贸 todo lo malo y empez贸 la 茅poca luminosa de la democracia. Pero
quienes estaban all铆 saben que hay una verdad que no se permite en los libros
de texto: que la dura represi贸n franquista de los a帽os 74, 75, 76, 77鈥 se
prolong贸, casi al mismo ritmo que en la dictadura, tambi茅n en el 79, 80, 81,
82鈥 cuando se reprim铆a, torturaba y asesinaba a quien cuestionase la
perpetuaci贸n del poder franquista durante ese episodio sangriento denominado
芦transici贸n禄.

Hay gente que ahora mismo, a puerta
cerrada, se debe de estar mofando, brindando con champ谩n por hab茅rnosla colado
(impuesto) una vez m谩s.

Es bueno marcar d铆as de conmemoraci贸n.
Es necesario para el recuerdo, para el homenaje, por pedagog铆a, por la
legitimidad, para que no se repitan las atrocidades. Pero una fecha para
recordar a las v铆ctimas debe estar relacionada con esas v铆ctimas. Tenemos
muchas fechas donde escoger, y lo suyo hubiera sido o铆r la voz del memorialismo
militante que, a pesar de todas las afrentas, sigue resintiendo. Nuestra
reciente historia est谩 cargada de d铆as marcados por el odio y la cobard铆a de
los criminales de la dictadura: fusilamiento de las Trece Rosas, asesinato de
Juli谩n Grimau, ejecuci贸n a garrote vil de Puig Antich, 煤ltimos fusilamientos
del 27 de septiembre鈥 Pero tambi茅n podr铆a ser el asesinato de 脕ngel Almaz谩n a
palos y patadas por la polic铆a, en el Madrid de la Transici贸n (1976), o el d铆a
de la matanza de los obreros de Vitoria, o el del asesinato de Germ谩n Rodr铆guez
en julio de ese a帽o constitucional (芦隆No os importe matar!禄). O de la llamada
Semana Negra de Madrid, donde los asesinados se los repart铆an entre bandas
parapoliciales y polic铆a鈥 Hay fechas, por desgracia much铆simas, para escoger,
para marcar, para unificar criterios por la Verdad, la Justicia y la
Reparaci贸n.

Elegir e imponer el d铆a en Recuerdo a
las V铆ctimas del Franquismo a celebrar el d铆a que se aprob贸 en la Cortes
Generales la Constituci贸n Espa帽ola, es seguir defendiendo el modelo de
impunidad creado desde el franquismo, es defender el relato de la transici贸n
pac铆fica y mod茅lica. Fechas hay, pero ninguna puede estar relacionada con la
Constituci贸n del 78, con ella en la mano se sigui贸 reprimiendo, torturando,
encarcelando y asesinando desde el estado. Por cierto, una 鈥淐onstituci贸n鈥 que
ni si quiera cumplen sus defensores鈥 pero este tema dar铆a para escribir una
novela de veinte tomos.

V铆ctimas,
victimarios

Emociona ver a las personas
homenajeadas recibir reconocimientos, de eso no hay ninguna duda, rostros
ajados por los a帽os en la b煤squeda de sus seres queridos, enterrados en cunetas
o fosas comunes. Vidas enteras dedicadas a la b煤squeda del desaparecido, del
fusilado, del preso que nunca volvi贸. Herencia de dolor recibida de madres, t铆os,
abuelas, familias marcadas por el dedo de la acusaci贸n falangista, del cat贸lico
vecino, del terrateniente del pueblo. Vidas perseguidas que no pod铆an compartir
el sufrimiento de la ausencia, de la injusticia. Hoy, s铆 hoy, todav铆a siguen
buscando a esos familiares asesinados en la oscuridad de la dictadura, quedan
toneladas de tierra por remover para encontrar a los miles de desaparecidos.
Buen camino el que se abre para encontrarlos, y de hacer el recuerdo de manera
tangible devolviendo a la luz del d铆a a las personas borradas de la historia.

Emociona verlas s铆, pero reconocer
unas v铆ctimas es indisoluble con cuestionarse sobre los victimarios, los
asesinos. 驴Qui茅nes fueron? 驴A las 贸rdenes de qui茅n? Es de Justicia saber
qui茅nes estuvieron implicados y fueron parte activa de estas atrocidades, y es
necesariamente pedag贸gico recordarlo con frecuencia, para garantizar la NO
repetici贸n. No estamos hablando en el abstracto de un r茅gimen represor y
criminal, no: la dictadura, la transici贸n, tiene hechos concretos y muchos
nombres de feroces criminales son parte de una cadena de mando que part铆a del
dictador y llegaba hasta el funcionario colaborador: polic铆as, guardias
civiles, militares, jueces, fiscales鈥 Y quienes desde la segunda fila
hostigaban para llenar las c谩rceles y las ejecuciones: banqueros, empresarios,
Iglesia. Pero lo peor de todo es que dirigentes y colaboradores de la dictadura
y la transici贸n, y responsables de cr铆menes, est谩n a煤n activos y se est谩
cerrando la posibilidad de que sean juzgados. V茅ase sin ir m谩s lejos el caso de
Mart铆n Villa, a quien se intenta juzgar desde la querella argentina y que ha
sido arropado mediante carta escrita por todas altas esferas del poder pol铆tico
no solo del 78 para ac谩, sino del 70 para ac谩, que viene a ser lo mismo.

Sin condenados por la Justicia, las
barbaridades y cr铆menes cometidos no constan como delito, como infracci贸n de la
ley, como violaci贸n de los Derechos Humanos. La impunidad se mantiene. La
importancia de la Justicia en este asunto es tan inmensa que nadie podr铆a decir
que se ha pasado por alto, sino que se ha silenciado deliberadamente. Por eso
el discurso de Pedro S谩nchez se queda corto. Son de agradecer las palabras de
respeto y recuerdo a las v铆ctimas, sobre todo porque a estas alturas ning煤n jefe
de gobierno hab铆a llegado a formularlas y ya iba siendo hora (驴para cu谩ndo las
formular谩 tambi茅n el jefe de Estado?). Pero se queda corto: sin Justicia, no
hay Verdad, ni Reparaci贸n.

M谩s
Homenaje

Es necesario e instructivo que en los
homenajes se recuerde a v铆ctimas y victimarios, unas son las homenajeadas, los
otros son el hecho negro que no se debe repetir. Pero hay m谩s, y muy
importante: quedarse en el Homenaje a las v铆ctimas, sin m谩s, es caer en un
llanto sin fin de tristeza. Es necesario Homenajear tambi茅n la figura de los
h茅roes y hero铆nas que hay en cada una de las personas desaparecidas,
asesinadas, borradas de la historia: ellas y ellos representan la lucha por la
Libertad, por los Derechos, por el mundo mejor que decimos defender. 隆Por eso
son h茅roes! Por sus actos, por su actitud, por su lucha. Son las y los
defensores de los mejores valores, de la igualdad, la fraternidad, la justicia,
la LIBERTAD. Son el referente del comportamiento correcto, 茅tico. Son la
verdad, son la historia, son la memoria P脷BLICA y de COMBATE.

El
lugar, el sitio

Resulta curioso y chocante a estas
alturas, con m谩s a帽os de democracia y 鈥淐onstituci贸n鈥 que de dictadura, que en
una ciudad como Madrid no exista un espacio dedicado al recuerdo, un Centro de
Memoria para enmarcar estos actos. Llama la atenci贸n, o tal vez no tanto. El
Auditorio Nacional de M煤sica es elegante y un marco ideal para poner en marcha
toda la sincronizada performance que ayer se realiz贸, desde el minimalismo a lo
protocolario, desde el sentimiento al diploma, de la nada al discurso sin
elocuencia. Y es inevitable al hablar de lugares de memoria en una ciudad como
Madrid, cargada de rincones y espacios llenos de historia y resistencia
antifascista, recordar la c谩rcel de Carabanchel, derribada precisamente por los
que ayer daban el discurso como anfitriones. 隆Qu茅 mejor lugar para homenajear a
las v铆ctimas del franquismo que aquella c谩rcel, en la que el r茅gimen encerr贸 a
sus opositores! Se sigue reclamando que en el solar donde se alz贸 la c谩rcel se
erija un Centro de Memoria. El homenaje hubiera sido m谩s sincero si ayer se
hubiera realizado precisamente en ese inmenso solar, bajo unas carpas, marcando
el inicio ese camino de homenajes que pretende el ejecutivo, con el compromiso
de construir ese Centro. En cambio, tras el evento en el Auditorio, los solares
de la c谩rcel demolida siguen esperando una visita de las autoridades.

Lugares con historia, lugares de
Memoria. C谩rcel de Carabanchel, compendio de la represi贸n, enciclopedia del
antifranquismo.

Justicia

Una hermosa pel铆cula circula por los
cines en estos d铆as: 鈥淎rgentina, 1985鈥. 隆Hay que verla! El largometraje, que
est谩 cautivando y tiene muy buenas cr铆ticas, versa sobre c贸mo se atrevieron a
acusar y enjuiciar, contra viento y marea, a contrarreloj y bajo constante
amenaza, a la m谩s sangrienta dictadura militar argentina. Un film que nos habla
de justicia, que defiende la JUSTICIA como 煤nico m茅todo de restaurar la Verdad
y dar Reparaci贸n. Inevitable al ver esta pel铆cula comparar con lo que pasa en
el estado espa帽ol y, salvando las distancias, es f谩cil llegar a la conclusi贸n
de que sin JUSTICIA no avanzaremos en el camino de la memoria democr谩tica.

Es mejor un Homenaje como el de ayer a
nada, al vac铆o de todos estos a帽os, s铆, por supuesto. Pero no podemos pasarnos
la vida resign谩ndonos con las migajas que nos ofrecen, es necesario seguir
reclamando lo que es de justicia. Hay muchas fechas relacionadas de verdad con
la represi贸n franquista que podr铆an servir para hacer un homenaje sincero a las
V铆ctimas del Franquismo, y si se homenajea a las v铆ctimas, no se puede mantener
corrido el tupido velo que cubre a sus verdugos: los homenajes deben emanar del
paso por la Justicia. Por otra parte, las v铆ctimas, antes de serlo, fueron
personas luchadoras, es preciso reivindicar su heroicidad y recordarlas no solo
por su muerte, sino tambi茅n por su vida en la lucha antifranquista. Necesitamos
Centros de Memoria que recuerden todo ello y que den marco a homenajes como el
de ayer.

Es imposible blanquear el franquismo,
pero tambi茅n lo es blanquear la transici贸n. La Verdad, la Justicia y la
Reparaci贸n son necesarias y posibles.

https://loquesomos.org/fecha-impuesta-para-el-recuerdo-a-las-victimas-del-franquismo/




Fuente: Pacosalud.blogspot.com