April 24, 2022
De parte de Editorial Imperdible
261 puntos de vista

Compañeras y compañeros:

Una vez más el caso del compañero Mumia nos trae una nueva cita: una cita con la solidaridad, en donde llevar a los tiranos nuestra disconformidad, en ese gesto de rabia.

Observemos cómo la democracia de los países capitalistas, de la supremacía blanca en Norteamérica, se hace cargo de eliminar a los testigos de la crueldad de su sistema, por medio de una legalidad criminal y despótica. Éste es el caso de nuestro hermano afroamericano, Mumia Abu-Jamal, que por enfrentarse al sistema dictatorial Norteamericano, lleva décadas en prisión, acusado de defender los derechos del pueblo Afroamericano, de servir de voz a sus problemas, inquietudes y esperanzas. Nuestra presencia en el día de hoy aquí, por ello, es una sincera muestra de solidaridad para con él y para con el Pueblo Afroamericano. Una muestra de solidaridad con todas las personas presas y oprimidas del mundo y una muestra más de nuestro incondicional asco por el sistema penal, social y político norteamericano, cuya bandera se halla manchada de la sangre de millones de personas esclavizadas y de guerras que no olvidará la Historia.

Hay posibilidades reales de que muera en la cárcel este fenomenal luchador, es una realidad que cada día sucede en todas partes del mundo y en la persona de muchos presos y presas. Unos mueren a causa de palizas, otras por ejecuciones de asesinato legal y otros por causa de enfermedades como el sida… Por ello debemos de estar preparados para enfrentar la crueldad de los sistemas penales y carcelarios del mundo, preparados para organizar cada dolor e injusticia y preparados para enfrentar esta barbarie y destruirla. Éste es el mejor apoyo que podemos ejercer a favor de las personas presas. Debemos exigirnos más, organizarnos mejor, para poder hacer más efectiva la solidaridad… es preciso seguir laborando libertad, unir los grupos, los colectivos, los ateneos y los esfuerzos para poder enfrentarnos al monstruo mecánico del Estado y a la injusticia que asola el Planeta. Éste es mi mensaje y mi pensamiento.

Para terminar, expresar mi agradecimiento a vosotros, las personas que con vuestra presencia y sensibilidad hacéis posible la resistencia en la calle, frente a las barbaridades que ocurren dentro de las cárceles. Ello os honra. No sé si podremos salvar la vida a Mumia Abu-Jamal o no, pero sí sé que podemos hacer que su esfuerzo y sufrimiento, que su lucha, no sea en vano y eso no pueden detenerlo si estamos determinados a hacer, de cada ejecución, de cada grillete y de cada injusticia, un grito de guerra y de libertad frente a las tiranías fascistas que, disfrazadas de democracias capitalistas, pretenden imponer en el mundo entero su hegemonía. Comenzar ya la cultura de la resistencia contra este estado de las cosas es un derecho legítimo y es también un deber, porque sólo cuando nos decidamos a dedicar toda nuestra vida y esfuerzos a cambiar el mundo, cuando seamos capaces de unir los grupos y las ideas, será cuando comencemos a resistir y a vencer, a construir las bases de una esperanza robada, llamada libertad.

Desde las barricadas.
Anarquía y Revolución.

Xosé Tarrío.

Texto extraído del libro «Que la lucha no muera. Ante la adversidad: rebeldía y amistad».
Con Introducción de su madre, Pastora González Vieites.

Para estar informadx en el caso de Mumia Abu-Jamal:
@mumiaabujamalofficial
@lovenotphear
@prisonradio
@bringmumiahome
@themoveorganization
freemumia.com‬
amigosdemumiamx.wordpress.com
prisonradio.org
bringmumiahome.com




Fuente: Editorialimperdible.com