October 27, 2020
De parte de Indymedia Argentina
354 puntos de vista


Un breve recuento: despu茅s del intento de su madre de que la polic铆a le tome una denuncia por la desaparici贸n de su hija e inicie su b煤squeda, la polic铆a se neg贸 a hacerlo bajo la excusa que deb铆an pasar 24 hs y no hab铆a m贸viles ni personal. Les vecinos hicieron un corte exigiendo a la polic铆a que intervenga, mientras empezaron a buscar a Abigail. Los vecinos encontraron el cuerpo de la ni帽a. Quemaron las casas de la familia del supuesto responsable. Ah铆 apareci贸 la polic铆a de todas las jurisdicciones a reprimir la manifestaci贸n a los fines de acallar el pedido de justicia. Causando indignaci贸n de los vecinos.

Por Andrea C Haro Sly, Juan Exequiel Valenzuela.

Femicidio y las pol铆ticas en Tucum谩n

Tucum谩n es la tercera provincia con mayor cantidad de femicidios y transfemicidios de todo el pa铆s, en lo que va de 2020 ya nos robaron la vida de 16 personas. En la provincia el poder pol铆tico se caracteriza por un accionar repleto de abusos, negligencias, indiferencias y complicidad con este patriarcado que sigue mat谩ndonos y da帽andonos. Lejos de garantizar la vida de las mujeres, trans, y travestis la justicia no act煤a y brinda impunidad a los feminicidas, y violadores.

Foto de F谩tima Garc铆a.

La provincia que se autodeclar贸 en la legislatura de Pro-vida no destina presupuesto a las instituciones de asistencia y precariza a les trabajadores, no garantiza de manera efectiva la aplicaci贸n de la Ley de Educaci贸n Sexual Integral en las escuelas, y mantiene una Ley de emergencia contra la violencia hacia la mujer sin presupuesto.

En el grito de justicia por Abigail resonaban muchos otros gritos por justicia, porque el dolor de la muerte de 脡rica, el operar despiadado hacia Lucia, los abusos impunes de Bussi, Alperovich y Orellana, entre otros muchos m谩s quedaron atravesados en la garganta.

Linchamiento, y la razon punitiva

El supuesto violador y asesino era conocido bajo el apodo Cul贸n, su nombre era Jose Antonio Guaym谩s. Era un joven, vecino de Abigail, adictos a las drogas, hac铆a pocos d铆as hab铆a salido de la prisi贸n.

Cul贸n era uno de los tantos j贸venes que hoy en la provincia y el pa铆s viven la pobreza, la falta de trabajo, no llegan a transitar la escolaridad ni la atenci贸n sanitaria. Su cuerpo lleno de cicatrices nos cuenta la violencia habitada. Nada justifica, en caso que sea 茅l, la violaci贸n y el crimen horroso que sufri贸 Abigail. Pero es innegable que llegar a un linchamiento no es s贸lo producto de un acto de dolor ante la injusticia, hay que poder desarmar a煤n m谩s lo que este hecho nos est谩 diciendo.

En primer lugar, hay que recordar que no es el primer linchamiento, en ejemplos menores hay varios acontecimiento de ese intento de reacci贸n de 鈥渃aptura y golpiza鈥, pero 驴d贸nde se da? 驴con quienes se da?. Para tratar de responder estas preguntas, tomamos los aportes del antrop贸logo Didier Fassin que nos plantea que 鈥渜ui茅n es castigado tiene mucho que ver con qu茅 se castiga鈥 por ejemplo si se castiga de forma m谩s severa el hurto de un tel茅fono que la evasi贸n fiscal, que es de millones de d贸lares, se ve que no es la gravedad de la infracci贸n lo que se castiga sino el tipo de infracci贸n y el tipo de persona que hace esa infracci贸n. El robo es t铆picamente una actividad de los pobres, pero la evasi贸n fiscal no. Entonces, la elecci贸n de qu茅 se va a castigar de manera m谩s severa es, al final, una elecci贸n de a qui茅n se va a castigar. Eso, 煤ltimamente, define poblaciones que son castigables y poblaciones que se deben proteger del castigo.

La construcci贸n de la figura de 鈥渏oven peligroso鈥 generalmente al alrededor del estereotipo var贸n pobre, desocupado y joven como una potencial amenaza para la propiedad privada viene calando a nuestra sociedad.

Las c谩rceles y el sistema penitenciario est谩n llenas de estos sujetos criminalizados por la pobreza. Mientras la justicia est谩 por fuera de los tiempos reales, la polic铆a castiga a pesar de que no es su deber castigar sino arrestar para que luego ese individuo sea juzgado. Sumado a 驴que posibilidades de rehabilitaci贸n brinda nuestro sistema penal? existen otras v铆as para repensar el castigo, pero es imprescindible partir repensando la criminalizaci贸n, la intolerancia social y las construcciones que habitan los delitos.

Remediar esta situaci贸n est谩 lejos de la respuesta que dio el Gobernador Manzur, que solo sali贸 a condenar el linchamiento planteando la necesidad de la intervenci贸n de la justicia y armando un protocolo como si tener un mecanismo pautado de intervenci贸n solucionaria realmente la gravedad del problema.

El Estado de derechos

Quedar谩 grabado en la memoria las palabras del padre de Abigail, cuando le preguntaron qu茅 le dir铆a y dijo estas palabras le pedir铆a al Gobernador que cambie que la gente le apoy贸 y que le hizo estar a donde est谩, que no suba y est茅 detr谩s de una oficina, que camine las calles鈥 hay mucha gente pasando este problema, y porque somos pobres y abandonados nos pasa esto, somos abandonados por todos los gobiernos y la justicia. 鈥 la sociedad se est谩 dando cuenta, la gente, el barrios, los vecinos, la humanidad se est谩 dando cuenta de la clase de gobierno que tenemos, a clase de autoridad que tenemos, por eso actua como actua, sale a la calle corta avenidas, y lo 煤nico que hace la polic铆a es sacarnos a tiros.. lo 煤nico que yo le pido al gobierno que se haga presente .. que venga limpie, ponga iluminaci贸n que le de un bien estar, una buena vida a la gente, si todos somos seres humanos, porque si vivimos en una villa porque nos van a discriminar, si todos trabajamos, todos tenemos familia, si usted recorre las calles de cada uno aca, todos son laburantes, trabajan en el carro, trabaja juntando cart贸n, juntan chatarra, otros son alba帽iles, otros tienen un puestito m谩s arriba, pero no les alcanza porque todo est谩 caro y todos quieren sobrevivir鈥

Hace a帽os que el Estado se hace presente en estos sectores subalternos fundamentalmente a partir de sus pol铆ticas y pr谩cticas asistencialistas con programas pobres de recursos e inconstantes que no generan cambios sustanciales en las condiciones de vida y, a trav茅s de las l贸gicas de control y castigo.

Urge la necesidad de pol铆ticas que transformen vidas, que den posibilidades a vivir otra realidad, porque hay mucho construido que se puede desandar como muy bien nos ense帽贸 el feminismo y la lucha por los derechos humanos. Hoy m谩s que nunca es momento de replantearnos las salidas a la crisis que no es solo econ贸mica sino humana.

Sugerencias de lectura:


Fuente: https://contrahegemoniaweb.com.ar/2020/10/27/femicidio-y-linchamiento-en-tucuman/




Fuente: Argentina.indymedia.org