January 26, 2022
De parte de ANRed
223 puntos de vista

Marcharon por justicia por el femicidio de Marina Espíndola cometido de un disparo por su ex pareja, policía de la provincia de Santa Fe en su vivienda la madrugada del martes en Murphy. Al menos 400 personas reclamaron los nombres de las personas que le permitieron volver a trabajar al policía Gabriel Robles, quien había estado con licencia psiquiátrica luego de las denuncias que recibió de Marina por violencia, ya que después volvió a trabajar en otra comisaría en Melincué. «Gozan de impunidad porque alguien les da impunidad» resaltaron las mujeres autoconvocadas antes de marchar a la comisaría de Murphy, y señalar a la justicia. En septiembre Iván Leguizamón persiguió a su ex pareja Claudia González por la ruta hasta que la mató de dos disparos con su arma. Recientemente en Santa Fe también se cometieron al menos 3 femicidios y un travesticidio: Melanie Juárez en Rosario, Xiomara Mikeila Acosta en Carcarañá, Alddana Lorenz en Rosario y Nicole Peña en general Pirán. Por Manuela Wilhelm (ANRed)

A tan solo 25 días de empezar el 2022 recobra fuerza nuevamente como un espiral sin salida el grito de Ni una menos. «Estar juntas para defendernos, uno de los puntos clave es estar juntas entre nosotras y seguirla» dijo Nancy, una de las mujeres que se autoconvocaron en la plaza de Murphy, una localidad de la provincia de Santa Fe de 4500 habitantes, a 150 km de Rosario para pedir justicia por el femicidio de Marina. Dicen que la mujer ya había denunciado por violencia a su ex pareja el policía Gabriel Robles, pero luego de gozar una licencia psiquiátrica volvió a trabajar en Melincué.

El reportero de la Radio Jota FM 98.3, luego de entrevistar a la vocera del grupo de mujeres rescata algo que ella menciona, no hay hombres presentes en el reclamo. «Esto no es una guerra contra géneros. Estar juntas para defendernos y apoyarnos en estas luchas sociales y que son nuestras».

«Queremos saber quiénes firmaron el alta psiquiátrica» expresaron desde la plaza donde partió la manifestación a la comisaría. Allí las mujeres presentes pidieron explicaciones al subjefe de URVIII, Oscar Romero y el delegado regional del Ministerio de Seguridad, Sergio Maidana, de por qué el femicida estaba en funciones y tenía su arma reglamentaria si tenía en su contra denuncias por violencia de género realizadas por Marina.

Según la información que trascendió, en la madrugada de este martes, el policía de la provincia de Santa Fe, Gabriel Robles, ingresó con su arma reglamentaria a la vivienda de su ex pareja Marina y le disparó en la cabeza matándola frente a su hijo de once años, que también luego presenció cuando su papá se suicidó, y avisó a sus vecines.

Las mujeres reunidas en pedido de justicia recordaron el femicidio de Claudia González cometido en septiembre del año pasado por su ex pareja un agente de las fuerzas de seguridad del estado mientras estaba en servicio. El policía Iván Leguizamón, quien no solo la hostigó, persiguió a Claudia por la ruta hasta que la mató de dos disparos con su arma.

El espiral de la violencia que termina en femicidios tiene responsables y están en el Estado, eso está claro para las mujeres de Murphy que se manifestaron hasta la comisaría. «Nunca se respetan las perimetrales, ese es uno de los motivos por los cuales nos vamos a reunir. Creemos que tal vez no podemos hacer mucho pero sí empezar un movimiento para que cambien ciertas políticas en la Argentina respecto a la justicia, porque en este caso el femicida se quitó la vida pero sabemos que suelen quedar un tiempo presos y después los sueltan, la vida de las mujeres no valen nada, ellos se sienten con total impunidad, pero es porque se la dan, alguien firma para que ellos salgan, para que vuelvan a tener sus armas, para que las denuncias que no se elevan alguien las encajone, esa es la impunidad por la cual hoy vamos a marchar y acompañar a las hijas de Marina«.

Recientemente en Santa Fe también se cometieron al menos 3 femicidios y un travesticidio: Melanie Juárez en Rosario, Xiomara Mikeila Acosta en Carcarañá, Alddana Lorenz en Rosario y Nicole Peña en general Pirán.

De acuerdo a un estudio del Observatorio Mujeres de la Matria Latinoamericana @mumalanacional uno de cada 5 femicidios es cometido por miembros de las fuerzas de seguridad.





Fuente: Anred.org