November 27, 2020
De parte de Expandiendo La Revuelta
318 puntos de vista

El clima social llora euf贸rico la muerte del 铆dolo, nos piden comprensi贸n, nos hablan de 鈥渃ontradicciones鈥, nos recuerdan al pueblo, al eterno pueblo por el que hablan siempre los pol铆ticos, empresarios y sus medios de comunicaci贸n. De izquierda a derecha el pueblo se une tras la bandera nacional y en la afirmaci贸n del imaginario social despide una parte de su historia, obviamente no solo la del futbol, sino la del sentimiento patrio, la de unidad celestial que relaciona a personas de todas las latitudes argentinas en un abrazo tan irracional como real.
Muchxs se defienden en un ataque imaginario, 鈥淯stedes no lo quieren por haber sido pobre鈥, 鈥淧or consumir drogas鈥, 鈥淧or ser parte del pueblo鈥, hasta usan fotos de un ni帽o de villa Fiorito para intentar forzar la empat铆a, y buscan ejemplos de algunos otros abusadores idolatrados para justificar su amor con este caso. Podr铆amos pensar esta idea que nos lanzan, podr铆amos cuestionarnos nuestro rechazo y ver si en realidad procede de ah铆, de la cr铆tica conservadora, de la siempre justificativa derecha, 驴Pero que tendr谩n para decir al ver que la burgues铆a nacional reivindica tambi茅n a este 铆dolo que muere multimillonario, y nosotrxs que luchamos por llegar a fin de mes lo rechazamos tajantemente? Nosotrxs que fuimos criadxs en canchas de futbol desde nuestra infancia, que fuimos atravesadxs por toda su cultura, por todas sus l贸gicas e imposiciones y aun as铆 decidimos posicionarnos en rechazo a toda esta parafernalia populista.
驴Hace falta aclararlo? Nosotrxs no reivindicamos 铆dolos, sean del color que sean, y ante la violencia machista y los abusadores creemos que no hay 鈥渃ontradicciones鈥, hay posicionamientos, nosotrxs a los ped贸filos los queremos ver muertos, no idolatrados y reverenciados, sea por jugar bien al futbol o a cualquier deporte.
El sentimiento de tristeza es complejo, y qui茅nes somos para decirle a alguien 鈥渘o est茅s triste鈥, alguien que como todxs nosotrxs, se aferr贸 a un 铆dolo en su juventud para poder afrontar esta vida repleta de miserias, pero de la tristeza a la reivindicaci贸n hay pasos enormes y abismos injustificables.
Si quisi茅ramos pensarlo racionalmente, incluso cuando los 铆dolos trasciendan este plano, necesitamos ser realmente criticxs con este sentimiento de masa y pensar de donde proviene esta sujeci贸n al 铆dolo futbol铆stico, para ver como el sentimiento es inseparable de nuestra historia pol铆tica y social, es inseparable el hecho de que 鈥渆l pueblo鈥 haya salido a festejar el mundial del 78 y con sus gritos encubriera los de lxs desaparecidxs, es inseparable que la 鈥渞evancha鈥 a Inglaterra se da luego de miles de muertes alentadas por el nacionalismo dictatorial que hoy siguen reivindicando con Malvinas, o que el mundial del 90 daba esperanzas frente a la hiperinflaci贸n y la puesta en marcha del 1 a 1.
Podr铆amos seguir largamente, y a pesar de que no todo se reduzca a esto, no podemos pensar nuestra historia solo desde el sentimiento individual, los hechos tienen concordancia con un contexto, los 铆dolos no emergen individualmente, sino que son potenciados por el mercado y el Estado de acuerdo a sus necesidades, o desestimados cuando estos ya no le son redituables.
Pero m谩s all谩 de la racionalidad, no podemos dejar de sentir asco por aquellxs que hacen todo lo posible en pos de subirse a la ola popular, por quienes dicen ser revolucionarixs y demuestran una y otra vez que la 鈥渞evoluci贸n鈥 que proponen no hace m谩s que mantener todo en pie, que antes que cuestionar la realidad del Capital, buscan asegurar su permanencia es puestos pol铆ticos y sentires masivos, no solo en una evidente tibieza, sino en la asquerosa l贸gica pol铆tica que caracteriza a los partidos de la izquierda parlamentaria.
Del 鈥減ueblo鈥 y su sentir, 驴Que podremos decir? No creemos que el pueblo sea necesariamente la masividad, ni que el pueblo sea significante de lo justo o injusto, de lo consecuente o inconsecuente, no por un sentir antipopular, sino porque en su nombre se han llevado a cabo las m谩s grandes masacres de la historia, sin ir m谩s lejos en nombre del pueblo ocurri贸 la 煤ltima dictadura militar, en nombre del pueblo desaparecieron a 30000 personas, y podr铆amos pensar que ese no fue el 鈥減ueblo鈥, pero entonces, 驴Que es el 鈥減ueblo鈥? 驴El pueblo fue la minor铆a subversiva asesinada mientras el resto festejaba el mundial o simplemente callaba? 驴El pueblo es el que hoy sale a marchar por un 铆dolo pero calla frente a los asesinatos diarios de la polic铆a y los femicidas? 驴Si el pueblo es cat贸lico, autoritario y patriarcal, reivindicamos al pueblo?
Seguramente las reflexiones nos superen en este momento, y sea necesario pensar al pueblo mucho m谩s en profundidad, con sus matices y contradicciones. Desde nuestra parte, no creemos en las l贸gicas izquierdistas que se posicionan desde el populismo, nuestra revoluci贸n apunta necesariamente contra toda forma de autoridad, postura que obviamente no es la 煤nica, ni ahora, ni lo ser谩 en los momentos de revuelta a los que aspiramos, pero posici贸n que finalmente mantenemos inclaudicable e intentamos propagar, incluso, aunque en algunas ocasiones, no vaya de la mano con lo que los partidos y sus medios nos quieran vender como 鈥減ueblo鈥.



Fuente: Expandiendolarevuelta.noblogs.org