October 9, 2021
De parte de Lobo Suelto
211 puntos de vista


El Che en nuestra juventud era parte de algo que nos conmov铆a. Parte de una manera de andar, de encontrarnos, de amar, de discutir, de so帽ar. Puente Pueyrred贸n, Valizas, una casa vieja en Varela donde se hac铆an las asambleas, Redondos en Hurac谩n, la toma en la calle Goria, esquivar los chanchos de Once saltando por atr谩s, alg煤n asado con compa帽eros de los setenta, recuperar fierros. Guevara siempre presente, contrase帽a en la piel, conspiraci贸n, forma de huida, tatuaje. 

Lejos est谩bamos de lo que fue realmente. Lejos de su moral, certezas, disciplina y formaci贸n. Lejos de Cuba, del marxismo que nos aburr铆a, de la lucha armada, de un banco central, de entenderlo, de trabajar tanto. Flasheamos guevarismo sin saber bien qu茅 era, pero con la convicci贸n que se parec铆a bastante a no traicionar, a ayudar a los dem谩s, a revelarse, a caminar el barrio para organizarnos. Guevara era la forma que ten铆amos de entender la pol铆tica, el segundeo, esos a帽os, la vida.

Ahora que la derecha copa todo, que crece, que nos quita el aire, ahora que hay pibes que reivindican empresarios y otros que agradecen que los cuide el Estado, ahora que s茅 es gato del algoritmo, vigilante anti planes, bur贸crata de aforo, ahora que todo se puso horrible no est谩 mal recordar a Guevara. 

Recordar a 茅l y a nosotros de guachos, recordar que cre铆amos que pod铆amos, que discutimos, que no hac铆amos caso, que no ten铆amos jefa. Recordarnos con Guevara para salir del chamuyo de la pol铆tica de hoy, de esas discusiones que son otros, de eso proyectos pol铆ticos que solo son personales. Recordar al Che para rajar del ruido que solo nos confunde y entristece.

Foto Sub. Cooperativa de fot贸grafos. 




Fuente: Lobosuelto.com