June 27, 2022
De parte de Briega
187 puntos de vista

Durante la huelga los piquetes se han enfrentado a los esquiroles, realizando varias acciones para mantener viva la huelga.

El dinero que se está recaudando está para enfrentar la represión que vendrá de manera conjunta

Desde CNT-AIT Camargo hemos tenido noticia de que, a raíz de la participación en piquetes de algunxs trabajadores del metal, es más que probable que comience una ola represiva de características similares a la que hemos conocido después de la huelga de Cádiz.

Precisamente por eso, hemos organizado un crowdfunding para crear un fondo solidario destinado a la solidaridad con lxs trabajadores en sus multas y en los costes judiciales. La asamblea de CNT-AIT Camargo aquí actúa únicamente como intermediario, dado que la gestión del dinero será llevada a cabo por una asamblea de trabajadores (independientemente o no de que estén afiliadxs al sindicato), a raíz de que una compañera del sector se ha puesto en contacto con nosotrxs.

La cantidad inicial de 1000 euros es una pequeña cantidad para comenzar, que no es un límite y podrá ser superada; el crowdfunding estará activo 45 días (desde hoy 27 de junio hasta el 11 de agosto), pero podrá alargarse el plazo si vemos que la ola de solidaridad no se detiene.

Juntas somos fuertes, organizadas invencibles.

Dirección del crowdfunding en Firefund: https://www.firefund.net/cantabriametalworkers

Se agradece la máxima difusión.

Si tenéis cualquier duda, siempre podéis escribir un correo a camargo@cntait.org

A mediados de mayo de 2022, los sindicatos mayoritarios en el sector del metal (Comisiones Obreras, UGT y USO) advirtieron que, si el nuevo convenio no se firmaba bajo unas condiciones concretas, irían a la huelga. Las condiciones de estos sindicatos eran humildes, y hace no tanto tiempo habrían sido propuestas por la misma patronal: subida de los salarios por debajo del IPC. La patronal PYMETAL, sin embargo, se ve lo suficientemente respaldada por los otros poderes para retar a la clase trabajadora.

El 2 de junio comenzó la huelga general indefinida y, desde entonces, se han mantenido reuniones en Orecla, con participación del Gobierno autonómico y el Gobierno central, pero en todas ellas la posición de la patronal ha sido la misma: reírse de los trabajadores al proponer unas condiciones irrisorias, al negarse a negociar, en la práctica, con los sindicatos.

Los trabajadores en la calle, mientras tanto, no han cesado de luchar: piquetes, barricadas y manifestaciones han estado al orden del día y, según va pasando el tiempo, la lucha se agudiza. Identificaciones después de distintas acciones apuntan a que la represión ya está en camino, ya comience en este momento o semanas después como hemos visto que ha sucedido en Cádiz.

El 21 de junio terminó la huelga, pero aún queda por saber qué sucederá con quienes han sido identificados en los piquetes. Los grandes sindicatos utilizan a los trabajadores más activos como carne de cañón, pero luego no se preocupan de sus necesidades. No es nuestro caso.

CNT-AIT Valle de Camargo está con los trabajadores en huelga y muestra su apoyo a los represaliados en la lucha de clases. Para ello, hemos decidido comenzar este crowdfunding con el objetivo de cubrir los gastos económicos asociados a la represión en la lucha (multas y juicios). Entendiendo que la lucha está siempre en la calle, el dinero recaudado no será gestionado por la asamblea del sindicato sino por un grupo de trabajadores que ya están organizándose, sin poner atención en si llevan o no nuestras siglas sino en si están sufriendo las consecuencias de estar en la primera línea del frente. Será esta asamblea la que, atendiendo a las circunstancias de cada afectada y afectado, estime cuáles son las necesidades más urgentes de dinero.

No nos dan miedo las barricadas, como tampoco nos dieron miedo las ruinas, porque llevamos un mundo nuevo en nuestros corazones – y ese mundo está creciendo en este instante. 




Fuente: Briega.org