May 24, 2021
De parte de Todo Por Hacer
318 puntos de vista

Debido a un escrito emitido oficialmente por el Juzgado de lo Penal n煤m. 1 de Guadalajara el pasado 29 de abril, los repobladores de Fraguas conocieron que provisionalmente se paraliza el derribo del pueblo. Se trata de un cambio de criterio judicial que se ha conseguido por el esfuerzo humano y la batalla jur铆dica de la que llevan a帽os defendi茅ndose sus pobladores y que paraliza con car谩cter provisional la ejecuci贸n de la sentencia de demolici贸n del pueblo.

Un proyecto de ocho a帽os de vida por la recuperaci贸n del espacio rural

Para quien no conozca la trayectoria de este proyecto comunitario de Fraguas, esta iniciativa de okupaci贸n rural echaba a andar en el a帽o 2013 en una peque帽a pedan铆a abandonada en la Sierra Norte de la provincia de Guadalajara. Este pueblo, que data del siglo XII, fue desalojado forzadamente durante la dictadura franquista en 1968 para el monocultivo de pino y su posterior venta a la industria maderera. Un grupo de j贸venes decidieron la pasada d茅cada reconstruir algunas viviendas que quedaron medio en pie, despu茅s de que militares espa帽oles utilizaran la zona como campo de pr谩cticas de tiro y explosivos en los a帽os 90. Su proyecto es real y han conseguido sus objetivos iniciales, ya que consiguieron la reconstrucci贸n de varias casas del pueblo, pero tambi茅n han experimentando un gran nivel de autosuficiencia colectiva en la convivencia y la autogesti贸n de recursos naturales. Cuentan con una huerta y un invernadero construido con sus propias manos, un peque帽o gallinero al aire libre, abejas en un par de decenas de colmenas, y como autoabastecimiento energ茅tico cuentan con una treintena de paneles solares fotovoltaicos.

Tras haber sido denunciados por la Fiscal铆a y la Junta de Castilla-La Mancha en 2015 por la v铆a penal, declararon en el juzgado sobre su proyecto comunitario de cuidado y repoblaci贸n natural del entorno. A lo largo del a帽o 2018 fueron juzgados y condenados finalmente por los delitos de usurpaci贸n de monte p煤blico y contra la ordenaci贸n del territorio. Un proceso judicial que, en los t茅rminos jur铆dicos impuestos, es un rechazo institucional absoluto a cualquier alternativa de recuperaci贸n de pueblos abandonados, y menos bajo un paradigma de autogesti贸n econ贸mica y autonom铆a social. Les solicitan la entrada en prisi贸n por un a帽o y nueve meses, ascendiendo a dos a帽os y tres meses para cada uno en caso de no pagar la responsabilidad civil impuesta, es decir, costear la demolici贸n de lo reconstruido en el pueblo, valorado en la cifra total de 34 mil鈧.

Otra vuelta de tuerca a la represi贸n y por la pervivencia de Fraguas

Desde el 2019 han estado en resistencia bajo el continuado riesgo de desalojo y demolici贸n seg煤n lo indicado en la sentencia, sin embargo, la pandemia ha retrasado la ejecuci贸n de la misma. Durante este tiempo ganado ha intervenido el CSIC a ra铆z de los estudios que los propios repobladores han realizado del pueblo en torno a la recuperaci贸n de la memoria hist贸rica y rural. Se advierte que debe llevarse a cabo una investigaci贸n arqueol贸gica independiente que determine el valor hist贸rico del antiguo n煤cleo de poblaci贸n. Probablemente haya bienes susceptibles de ser considerados patrimonio cultural, lo cual podr铆a cambiar el curso de los acontecimientos actuales, o al menos abrir una nueva v铆a para seguir luchando por la pervivencia de Fraguas.

Sin embargo, los pobladores actuales toman con mucha cautela esta comunicaci贸n judicial. Si bien por un lado es motivo de alegr铆a entre tantas notificaciones anteriores que les han llevado a la situaci贸n penal actual, este informe no asegura que no se acabe ejecutando un desalojo preventivo para realizar dichas investigaciones arqueol贸gicas. Tambi茅n no debe olvidarse que las condenas de c谩rcel de los seis encausados siguen estando activadas. Adem谩s, durante este tiempo las identificaciones de algunos pobladores temporales o solidarios, han derivado en nuevos procesos sancionadores administrativos; e incluso el Juzgado de Guadalajara no descarta la imputaci贸n de nuevos delitos. La instituci贸n cuenta con muchos recursos, herramientas y coacciones a su alcance, retorciendo sus propias legislaciones y aplic谩ndolas siempre en favor de sus intereses y objetivos.

Una red de iniciativas rurales por la autonom铆a y la memoria social

Sus actuales pobladores animan a conocer el pueblo, acudir y participar de las actividades diarias, descubrir su entorno patrimonial y cultural; acercarse a la realidad de la ruralidad que resiste. El modelo rural comunitario es un desaf铆o a las din谩micas de la explotaci贸n capitalista, y actualmente el proyecto de Fraguas cumple ocho a帽os de vida. Junto a la iniciativa de este pueblo, hay otros cuatro proyectos colectivos m谩s en la zona norte de Guadalajara, que se re煤nen en asamblea mensualmente para poner en com煤n experiencias y acudir a uno de los pueblos implicados para realizar labores de trabajo juntas.

La defensa del territorio es tambi茅n una defensa de la memoria de los pueblos, en unos tiempos en que todo queda diluido en la superficialidad de las necesidades que marca el mercado, es necesario apoyar de todo coraz贸n esta clase de proyectos de sostenibilidad rural. Cuando se est谩 en Fraguas el tiempo pasa, y no importa en absoluto, se trabaja en colectivo, la productividad no es una dictadura que marca sus ritmos. La autonom铆a personal y colectiva toma otro sentido, se resignifica el trabajo directamente relacionado con la propia supervivencia com煤n, y no con echarle horas para conseguir euros que intercambiar por cosas mediante el consumo. Fuera de todo idealismo, la realidad es que la vida se reposa y toma otro nivel necesario para escuchar a nuestras compa帽eras y al propio entorno natural. Se vuelve m谩s salvaje lo humano, se torna necesario lo natural.

Comparte y difunde



Fuente: Todoporhacer.org