March 22, 2023
De parte de Nodo50
2,050 puntos de vista

Sab铆amos que Macron y su gobierno despreciaban las encuestas, que indican todas que una abrumadora mayor铆a de la poblaci贸n -隆incluyendo m谩s del 90% de los trabajadores! – se opone a la reforma de las pensiones. Tambi茅n sab铆amos que el gobierno despreciaba las numerosas manifestaciones masivas y huelgas organizadas contra esta reforma desde el 19 de enero. El uso del 49.3 subray贸 que Macron y su camarilla tambi茅n desprecian la llamada “representaci贸n nacional”, elegida el pasado mes de junio.

Para colmo, la misma “representaci贸n nacional” ni siquiera fue capaz de responder al insulto del gobierno adoptando una moci贸n de censura que lo habr铆a derribado. Todas las instituciones pol铆ticas est谩n as铆 desacreditadas a los ojos de las masas.

En consecuencia, a la crisis social se suma ahora una profunda crisis democr谩tica y pol铆tica, es decir, un creciente cuestionamiento -en las conciencias y en las calles- del propio r茅gimen. Esta crisis del r茅gimen no es nueva, pero hoy estalla a la luz p煤blica.

En este sentido, es significativo que el 49.3, y luego el rechazo de la moci贸n de censura, hayan estimulado claramente la movilizaci贸n de la juventud estudiantil y de los institutos, que hasta entonces se hab铆a mostrado relativamente pasiva. Las decenas de miles de j贸venes que se movilizan cada d铆a desde el 16 de marzo en las principales ciudades del pa铆s no s贸lo exigen la retirada de la reforma de las pensiones. Exigen respeto y un futuro digno de ese nombre, que este gobierno, y sobre todo el sistema que defiende: el capitalismo, no pueden proporcionar.

Por su parte, Macron y su gobierno est谩n muy debilitados por los acontecimientos de los 煤ltimos d铆as. La popularidad del jefe del Estado, que no era muy alta, sigue cayendo. Elisabeth Borne y sus ministros son zombis pol铆ticos. El gobierno no tiene otra baza que la represi贸n brutal de las huelgas y manifestaciones.

En este contexto, la responsabilidad de las organizaciones de izquierda y del movimiento sindical es colosal. Su acci贸n debe desplegarse en al menos tres l铆neas:

1) Deben organizar seriamente las manifestaciones diarias y sus servicios de orden, en todas las ciudades del pa铆s, aunque s贸lo sea para proteger a la juventud movilizada de la represi贸n policial y de las detenciones que se intensifican desde el 16 de marzo.

Para que las manifestaciones espont谩neas no acaben en innumerables palizas y detenciones, como ocurre ahora cada noche, las organizaciones del movimiento obrero deben organizar y proteger las manifestaciones. Al mismo tiempo, esto permitir谩 que estas manifestaciones sean mucho m谩s masivas y unan a j贸venes y trabajadores en la acci贸n.

2) La izquierda y el movimiento obrero deben ampliar las consignas de lucha. No basta con exigir 煤nicamente la retirada de la reforma de las pensiones. Para fomentar la movilizaci贸n de nuevas capas de j贸venes y trabajadores, hay que plantear una serie de reivindicaciones ofensivas, coronadas por el objetivo de derrocar al gobierno de Macron -que sirve a los intereses de un pu帽ado de grandes capitalistas- y sustituirlo por un gobierno al servicio de los trabajadores.

Como escribieron los compa帽eros de Unit茅 CGT el 19 de marzo: “Estamos en un punto de inflexi贸n. Al tirar demasiado fuerte de la cuerda, ellos [Macron y su gobierno] la han roto. As铆 que dig谩moslo: a partir de ahora, la cuesti贸n no es s贸lo el rechazo de los 64 a帽os. La cuesti贸n es la vuelta a los 60 a帽os de jubilaci贸n. Es el salario m铆nimo a 2000 euros. Es la renacionalizaci贸n/expropiaci贸n de las autopistas, de las industrias, de los bienes expoliados al pueblo. Es la derogaci贸n de los decretos anti desempleados, es el fin de las ayudas a las empresas, es la respuesta a todas nuestras necesidades sociales. Es un cambio de r茅gimen. Este orden social ha durado demasiado.鈥 Tienen toda la raz贸n.

3) Sobre esta base, la izquierda y el movimiento sindical deben lanzar todas sus fuerzas en la organizaci贸n de Asambleas Generales, lo m谩s masivas posible, en las empresas, para poner en el orden del d铆a huelgas reconductibles. Tan pronto como sea posible, deben celebrarse Asambleas Generales interprofesionales para, por ejemplo, organizar movilizaciones contra las requisas y los ataques de los CRS antidisturbios contra los piquetes de huelga. En las universidades, las AG estudiantiles deben ponerse a disposici贸n del movimiento obrero para contribuir a la defensa de los piquetes y a la extensi贸n de las huelgas reconductibles.

Los sectores que est谩n a la vanguardia del movimiento de huelga -en particular los trabajadores del petr贸leo- no podr谩n resistir indefinidamente sin una r谩pida extensi贸n de estas huelgas a otros sectores clave de la econom铆a. Por el contrario, si se produce esta extensi贸n, el pa铆s entrar谩 en una nueva fase de lucha que pondr谩 en el orden del d铆a no s贸lo la retirada de la reforma de las pensiones, sino el derrocamiento del gobierno de los ricos, la derogaci贸n de todas las contrarreformas de los 煤ltimos veinte a帽os – y la instauraci贸n de un gobierno al servicio de los trabajadores y de todas las capas oprimidas de la poblaci贸n.

Puedes enviarnos tus comentarios y opiniones sobre este u otro art铆culo a: contacto@luchadeclases.org

Para conocer m谩s de 鈥淟ucha de Clases鈥, entra a este enlace

Si puedes hacer una donaci贸n para ayudarnos a mantener nuestra actividad pulsa aqu铆




Fuente: Luchadeclases.org