November 3, 2020
De parte de Valladolor
821 puntos de vista

 





Francia





隆No
al
toque
de
queda!
隆No
a
la
vuelta
al
“estado
de
emergencia
sanitaria”!

 



El
14
de
octubre,
el
gobierno
anunci贸,
por
boca
de
Macron,
que
hab铆a
decidido
someter
a
casi
20
millones
de
habitantes
de
las
ciudades
m谩s
grandes
del
pa铆s
a
un
toque
de
queda
de
9
p.m.
a
6
a.m.
durante
varias
semanas,
prohibir
las
reuniones
familiares
de
varias
personas,
etc.,
y
restablecer
el
“estado
de
emergencia
sanitaria”
que
se
hab铆a
levantado
parcialmente
hace
unos
meses.
Macron
dijo
que
confiaba
en
la
“responsabilidad”
de
la
poblaci贸n,
pero
en
realidad,
estas
medidas
no
son
m谩s
que
controles
policiales
y
medidas
represivas
que
tendr谩n
la
tarea
de
asegurar
que
los
habitantes
de
Par铆s,
Grenoble,
Lyon,
Lille,
Marsella,
Montpellier,
Rouen,
Saint
Etienne
y
Toulouse
respeten
el
toque
de
queda
que
el
Estado
les
impone.
Para
ello,
se
movilizar谩n
12.000
polic铆as
y
en
caso
de
incumplimiento
reiterado
del
toque
de
queda,
se
impondr谩
una
multa
de
3.750
euros
y
una
pena
de
6
meses
de
prisi贸n.




Macron
justific贸
la
introducci贸n
del
toque
de
queda
diciendo
que
Nuestro
personal
m茅dico
y
param茅dico
est谩
muy
cansado
(…).
No
tenemos
m谩s
camas
libres
“.




Pero
en
los
煤ltimos
meses,
cuando
se
liberaron
miles
de
millones
de
euros
para
acudir
en
ayuda
de
los
capitalistas,
el
hospital
y
las
instalaciones
sanitarias
en
general,
socavados
por
a帽os
y
a帽os
de
“reestructuraci贸n”
para
reducir
costes,
lo
que
dio
lugar
a
importantes
reducciones
en
el
n煤mero
de
camas,
fueron
s贸lo
el
pariente
pobre
del
plan
de
recuperaci贸n;
las
miles
de
camas
adicionales
anunciadas
en
mayo
no
se
han
visto
todav铆a
y
no
se
ha
producido
el
reclutamiento
necesario.
Es
el
propio
gobierno,
obediente
a
las
leyes
del
capital,
el
responsable
de
la
“fatiga”
(en
realidad,
de
la





explotaci贸n
)
del
personal
a
todos
los
niveles
y
de
la
insuficiencia
de
los
medios
disponibles
para
hacer
frente
a
la
crisis
de
la
epidemia.
Para
el
capitalismo,
los
gastos
de
salud
representan
una
carga
intolerable
cuando
se
trata
de
personas
que
no
pueden
ser
explotadas
en
el
trabajo
(enfermos,
ancianos,
etc.),
y
un
costo
que
debe
reducirse
lo
m谩ximo
posible
para
los
dem谩s;
por
esta
raz贸n
hemos
sido
testigos
de
la
misma
situaci贸n
en
todos
los
pa铆ses:
las
mismas
masacres
en
las
residencias
de
ancianos,
las
mismas
carencias
tr谩gicas
en
los
hospitales.
隆La
salud
del
proletariado
es
incompatible
con
la
salud
del
capitalismo!




La
decisi贸n
del
Gobierno
se
present贸
como
necesaria
para
detener
la
reanudaci贸n
de
la
epidemia,
lo
que
se
observa
no
s贸lo
por
el
aumento
del
n煤mero
de
personas
que
dan
positivo
al
virus
(muchas
de
las
cuales
son
asintom谩ticas),
sino
tambi茅n
por
el
aumento
del
n煤mero
de
personas
admitidas
en
los
hospitales
y
el
n煤mero
de
muertes.
Ser谩
necesario
evitar
el
contagio
en
el
谩mbito
“privado”
y
familiar,
ya
que
茅ste
ser铆a
uno
de
los
lugares
m谩s
expuestos
al
contagio.




Sin
embargo,
esto
no
es
lo
que
indican
las
propias
estad铆sticas
oficiales;
seg煤n
los
煤ltimos
datos
publicados
por
“Sant茅
publique
France”
(1),
el
mayor
n煤mero
de
“clusters”
(brotes
epid茅micos)
identificados
se
encuentra
en
los
lugares
de
trabajo
(21%);
luego
en
las
escuelas
(principalmente
universidades)
(18,6%),
en
las
residencias
de
ancianos
(15,6%),
en
los
centros
de
atenci贸n
de
salud
(13,4%),
durante
“eventos
p煤blicos
o
privados
que
re煤nen
a
gente”
(8%);
las
reuniones
de
la
familia
extendida
representar铆an
s贸lo
el
4,7%
de
los
grupos.
隆Si
va
a
haber
un
toque
de
queda,
deber铆a
afectar
primero
a
las
empresas
y
a
las
escuelas!
Pero
como
el
da帽o
causado
por
la
crisis
a
la
actividad
econ贸mica
debe
ser
minimizado,
la
salud
de
los
trabajadores
y
sus
familias
se
sacrifica
a
la
salud
de
las
empresas
de
los
sectores
m谩s
importantes
para
el
capitalismo.




LA
DEMOCRACIA
SE
QUITA
LA
M脕SCARA
ESTABLECIENDO
UN
ESTADO
DE
EMERGENCIA
PERMANENTE…




Este
toque
de
queda,
de
dudosa
eficacia
sanitaria,
s贸lo
podr铆a
ser
un
primer
paso,
seg煤n
declaraciones
oficiales,
ya
que
Macron
dijo
que
la
situaci贸n
actual
podr铆a
durar
“al
menos
hasta
el
verano
de
2021”.
Sobre
todo,
va
acompa帽ado
de
un
retorno
al
“estado
de
emergencia”,
que
permite
al
ejecutivo
tomar
todas
las
medidas
que
considere
necesarias
para
limitar
las
libertades
individuales
(prohibici贸n
de
manifestaciones,
orden
de
confinamiento
dom茅stico,
etc.),
para
regular
los
desplazamientos,
ordenar
requisas,
etc.,
y
para
gobernar
mediante
decretos.
Este
estado
de
emergencia,
por
lo
tanto,
de
“asistencia
sanitaria”
s贸lo
tiene
el
nombre;
al
otorgar
plenos
poderes
al
gobierno,
entre
otras
cosas
para
contrarrestar
las
luchas
o
para
permitir
que
los
empresarios
se
preocupen
por
el
c贸digo
laboral,
muestra
su
naturaleza
esencialmente





antiproletaria
.
La
crisis
econ贸mica,
de
la
que
s贸lo
se
sienten
los
primeros
efectos
desastrosos
para
el
proletariado,
provocar谩
inevitablemente
reacciones
de
c贸lera
y
de
lucha
y
no
son
las
escasas
migajas
a帽adidas
por
el
Presidente
del
Consejo
(ayuda
excepcional
de
150
euros
para
los
j贸venes)
las
que
cambiar谩n
nada.
El
gobierno
es
plenamente
consciente
de
ello;
de
hecho,
en
el
煤ltimo
per铆odo,
ha
tenido
que
hacer
frente
a
movimientos
sociales
de
gran
envergadura,
y
ahora
est谩
viendo
las
primeras
reacciones
sociales
y
diversas
manifestaciones.
Se
est谩
preparando
para
reforzar
el
control
social
una
vez
m谩s
con
estos
primeros
toques
de
queda
y
para
restaurar
el
estado
de
emergencia.
Los
dem贸cratas
est谩n
indignados
de
que
este
“estado
de
emergencia
permanente”
“socave





o
incluso
ponga
en
peligro
la
democracia
y
altere
el
estado
de
derecho

(2).
Pero
la
democracia
no
corre
ning煤n
peligro:
se
quita
la
m谩scara
mostr谩ndose
como
lo
que
realmente
es:
al
servicio
exclusivo
del
orden
capitalista.
En
cuanto
al
“estado
de
derecho”,
sirve
fundamentalmente
al
derecho
de
los
capitalistas
de
llevar
sus
asuntos
sin
obst谩culos.
隆Son
las
ilusiones
sobre
la
democracia

y
los
dem贸cratas

las
que
se
sacuden
con
esta
manifestaci贸n!




隆NO
A
LA
UNI脫N
NACIONAL!



Los
proletarios
no
pueden
quejarse
de
la
llamada
violaci贸n
de
la
democracia
en
la
que
el
enemigo
aparece
cara
a
cara,
sino
que
deben
verla
como
una
se帽al
de
los
enfrentamientos
que
se
avecinan.



Deben
oponerse
a
los
sacrificios
que
se
les
exigen
con
el
pretexto
de
la
crisis
sanitaria;
deben
negar
toda
confianza
en
el
gobierno
y
el
estado
burgu茅s
para
defenderlos,
contra
la
epidemia
o
cualquier
otra
amenaza.
Los
llamamientos
a
la
“uni贸n
nacional”
lanzados
por
la
burgues铆a,
tanto
contra
el
virus
como
contra
el
terrorismo
islamista,
tienen
siempre
como
objetivo
paralizarlos
y
hacerles
renunciar
a
la
lucha
por
la
defensa
de
sus
condiciones
de
vida,
de
salud
y
de
trabajo.
Es
por
eso
que
estas
apelaciones
deben
ser
rechazadas
sin
vacilaci贸n.



Pero
los
proletarios
tambi茅n
deben
prestar
atenci贸n
a
las
grandes
organizaciones
sindicales
que,
unidas,
enviaron
una
carta
al
Primer
Ministro
el
14
de
octubre
pidiendo
la
apertura
de
un
di谩logo
social:
nada
bueno
puede
salir
del
di谩logo
social
para
los
proletarios
porque
estas
organizaciones
son
partidarias
incorregibles
de
la
colaboraci贸n
de
clase
y
cualquier
di谩logo
que
busquen
va
en
esta
direcci贸n.
Los
hechos
han
demostrado
innumerables
veces
que
estas
organizaciones
est谩n
siempre
dispuestas
a
traicionar
los
intereses
de
los
trabajadores
para
mantener
el
orden
burgu茅s
y
la
vitalidad
del
capitalismo.



S贸lo
una
lucha
de
clase
abierta,
que
rompa
con
los
m茅todos
y
objetivos
de
la
colaboraci贸n
de
clase,
independiente
de
toda
influencia
burguesa
y
del
respeto
a
los
intereses
capitalistas
locales
o
nacionales,
puede
permitir
al
proletariado
defenderse,
saliendo
de
la
par谩lisis
en
la
que
se
ha
visto
inmerso
por
la
acci贸n
combinada
de
la
burgues铆a
y
de
todos
sus
servidores.



Los
ataques
de
los
amos
y
su
estado
se
intensificar谩n
inevitablemente
en
el
pr贸ximo
per铆odo;
la
respuesta
necesaria
s贸lo
ser谩
efectiva
si
toma
este
camino.




Partido
Comunista
Internacional
(El
Proletario)



18
de
octubre
de
2020









www.pcint.org



NOTAS:




(1)








https://www.santepubliquefrance.fr/dossiers/coronavirus-covid-19




(Publicaci贸n
del
17/10)



2)
Comunicado
de
prensa
de
la
“Ligue
des
droits
de
l’homme”,
16/10/2020

 




Fuente: Valladolorentodaspartes.blogspot.com