May 8, 2022
De parte de Federacion Anarquista De Rosario
226 puntos de vista

(Posici贸n FAR- mayo 2022)

Como venimos advirtiendo, la situaci贸n social a nivel nacional es alarmante. Cotidianamente cientos de miles somos azotadxs por el hambre, por la miseria y por una profunda pobreza que ronda entre el 37% (seg煤n 铆ndices del Gobierno) y el 44% (seg煤n el observatorio de la UCA). Nuestras condiciones de vida ya deplorables sufren un deterioro constante a causa de la avanzada de los de arriba, cada d铆a somos m谩s precarizadxs, al tiempo que padecemos altos niveles de desocupaci贸n y un fuerte aumento de la informalidad en el 谩mbito laboral. De esto se desprende adem谩s que haya un 44,7% de la poblaci贸n dependiendo de planes sociales para poder -con suerte- sobrevivir.

El escenario a futuro se presenta m谩s desalentador a煤n a partir de lo que viene sucediendo. Las consecuencias del acuerdo con el FMI se hacen cada vez m谩s evidentes, y como siempre las pagamos lxs de abajo. Prueba de esto son los aumentos que venimos sufriendo en las tarifas de los servicios, para las cuales se proyectan subas de m谩s de un 20% en el caso de la telefon铆a, internet, gas y electricidad, entre otras.

Otro ejemplo concreto es el BCRA dando pi茅 a las c谩maras bancarias y los grandes comercios para aplicar m谩s subas en las tasas de inter茅s, promoviendo una mayor especulaci贸n financiera y afectando por sobretodas las cosas el acceso de la poblaci贸n a la canasta b谩sica y otros bienes. En este punto debemos considerar las mediciones de la Junta Interna ATE Indec, donde la Canasta B谩sica para una familia tipo rondaba en unos $145.000 el mes de marzo, un monto totalmente alejado de los salarios reales que percibimos la gran mayor铆a de la clase trabajadora. 

Sin olvidar la escalada del d贸lar -pedido expl铆cito del FMI al gobierno-, que lejos est谩 de aliviar el bolsillo de la poblaci贸n y de desacelerar la inflaci贸n, 茅sta empujada adem谩s por el aumento de precios de los productos primarios a nivel mundial. Las 煤ltimas mediciones de la inflaci贸n dieron un 4,7% en marzo y un 50,9% interanual, lo cual no es otra cosa que miles de familias teniendo que hacer malabares para poder comer y acceder a los productos de primera necesidad.

De este contexto y de la fragilidad del Frente que gobierna se aprovecharon los sectores dominantes vinculados al campo, quienes -cual depredador que huele sangre y ataca- movilizaron a Plaza de Mayo con el 鈥渘oble鈥 objetivo de garantizarse maximizar sus ganancias en las exportaciones. Debemos tener en cuenta que estos sectores, entre los que se encuentran los grandes y medianos productores rurales y terratenientes, probablemente hayan sido los mayores beneficiados en los 煤ltimos 20 a帽os por las pol铆ticas agrarias de los gobiernos de turno.

Todo esto mientras la clase pol铆tica -de quien nada esperamos- se debate en disputas internas que nada tienen que ver con las necesidades populares. Y que como sabemos, no suelen ser m谩s que ret贸rica para quedar bien parado de cara a las pr贸ximas elecciones. Por un lado, el Frente de Todos ensancha cada vez m谩s su fractura, expresada a nivel medi谩tico, con declaraciones bizarras e incluso con sectores pol铆ticos queriendo desligarse del estrepitoso fracaso del Gobierno que culmin贸 con la sujeci贸n ante el FMI. Por otro lado, se profundiza la disputa interna entre sectores de la oposici贸n ultraliberal, reaccionaria y conservadora (Pro-UCR-Milei), abstra铆dos por las candidaturas de 2023. Estas son las verdaderas preocupaciones de la clase pol铆tica, en un momento donde las condiciones de vida son similares a las del 2001.

En lo que s铆 hay pleno consenso entre la clase dominante, es que ante el aumento de la conflictividad social la represi贸n estar谩 a la orden del d铆a. Es as铆 que se viene desplegando una fuerte avanzada represiva por parte del Estado nacional y los gobiernos provinciales para contener la lucha de lxs de abajo, tal es el caso de la represi贸n a trabajadores del INCAA en CABA, la represi贸n y persecuci贸n a militantes sociales en Jujuy, Chaco y Santiago del Estero, la detenci贸n de referentes de Camioneros en Buenos Aires, y la reciente represi贸n al pueblo de Choya que resiste a las pol铆ticas extractivas. Como as铆 tambi茅n el avance de la causa que criminaliza a estudiantes y docentes de Cordoba y Rio negro por luchar en defensa de la educaci贸n p煤blica.

Sin embargo, esta avanzada ajustadora y represiva de los de arriba encuentra resistencia y tiene una respuesta popular, que se da quiz谩s de manera fragmentada, quiz谩s en cuotas, pero que avanza con medidas concretas. Ejemplo de esto son las organizaciones sociales impulsando acampes y movilizaciones para poner agenda la situaci贸n de hambre y carest铆a en nuestros barrios populares. Tambi茅n los numerosos gremios llevando adelante distintas medidas de fuerza en todo el pa铆s, principalmente en defensa del salario frente a la inflaci贸n, de los puestos de trabajo y por mejores condiciones laborales. Uno de los ejemplos fue el paro nacional de choferes (UTA) por equiparaci贸n salarial, con intentos de judicializaci贸n en Corrientes, C贸rdoba y Santa Fe luego del no acatamiento de la conciliaci贸n obligatoria. O el paro de mar铆timos y portuarios (FEMPINRA) en todas las terminales del pa铆s, en defensa de la fuente de trabajo. Otra demostraci贸n de fuerza sindical tiene que ver con los paros de lxs trabajadores bancarios (La Bancaria) por la recomposici贸n salarial. De igual manera que lo est{an haciendo lxs maestrxs rionegrinxs (UNTER) a pesar de los enormes descuentos que vienen sufriendo. Tambi茅n los Metrodelegados en CABA que vienen llevando a cabo medidas de fuerza por mejores condiciones de trabajo en los Subtes.

Estas son expresiones claras y concretas que marcan un l铆mite a la avanzada de los de arriba y que ponen en agenda las necesidades de lxs de abajo. Como venimos insistiendo, las luchas que vayamos dando nos deben permitir no s贸lo enfrentar las consecuencias directas del acuerdo con el FMI, sino tambi茅n 鈥渕arcarle la cancha鈥 al sector pol铆tico que vaya a suceder al Frente de Todos, entendiendo que cualquier opci贸n pol铆tica que asuma en 2023 traer谩 m谩s ajuste, pobreza y precariedad si los sindicatos, los centros de estudiantes y dem谩s organizaciones populares no nos encontramos en la calle resistiendo en unidad, con independencia de clase y lejos de cualquier distracci贸n electoral. 

En ese puesto de lucha debe encontrarse la militancia anarquista hoy, impulsando, apoyando y fortaleciendo las organizaciones populares. Construyendo un pueblo fuerte para frenar la avanzada sistem谩tica de los de arriba, construyendo un pueblo organizado que luche solidariamente por las reivindicaciones de nuestra clase.




Fuente: Federacionanarquistaderosario.blogspot.com